Microsoft aún no tiene estrategia con sus teléfonos Lumia: analistas

Reconocida por sus PCs y sistema operativo Windows, Microsoft mantiene su segmento móvil porque tiene que competir y no porque le dará dinero, según expertos.

El Lumia 950 XL de Microsoft Sarah Tew/CNET

Sí, Microsoft todavía vende teléfonos móviles.

La gigante de tecnología presentó el martes dos nuevos celulares: el Lumia 950 y el Lumia 950 XL, los primeros con el sistema operativo oficial Windows 10 Mobile.

Sin embargo, la adición de dos teléfonos y un OS móvil nuevo no significa necesariamente que la percepción, o la falta de conocimiento, que los consumidores tienen sobre la marca cambiará de un día a otro.

Microsoft tiene bastante retos que superar si es que quiere que su línea de teléfonos Lumia -- anteriormente bajo la marca Nokia -- se convierta realmente en una potencia móvil. Estos retos incluyen la competencia de otras fabricantes de hardware, el amplio despliegue de otros sistemas operativos y una tienda escasa de aplicaciones. Los analistas ven enormes los retos que enfrenta Microsoft y dudan que pueda crecer su cuota de mercado significativamente, al menos en el corto plazo. Pero Microsoft tampoco puede quedarse en el banquillo y dejar de participar.

"Todos en el mercado móvil maduro - en Estados Unidos y Europa, por ejemplo - tienen un celular entonces no es un segmento que se puede ignorar al ser tan importante. Estamos en la era de celulares", dice Tuong Huy Nguyen, el analista principal de investigación de móviles para Gartner. "Lo que las PCs fueron hace 10 años, es lo que los celulares son hoy en día. Microsoft puede intentar crecer ese segmento, intentar tener una cuota de mercado más significativo, pero será difícil".

Según las cifras más recientes de la firma de investigación Strategy Analytics, durante el segundo trimestre de 2015 la cuota de mercado mundial de los celulares Microsoft (Nokia) fue de 6.4 por ciento. Esto puso a la compañía en el cuarto lugar detrás de Huawei (7 por ciento) y delante de Xiaomi (4.6 por ciento). Samsung mantuvo su liderazgo en la cuota de mercado con el 20.5 por ciento mientras que Apple, en la segunda posición, se llevó el 10.9 por ciento.

En Estados Unidos, por su parte, durante el mismo trimestre Microsoft se mantuvo en la posición No. 8 con el 1.9 por ciento de la cuota de mercado. Apple (27.9 por ciento), Samsung (23.6 por ciento) y LG (17 por ciento) fueron las fabricantes de teléfonos más populares en EE.UU.

Microsoft compró la división de teléfonos de Nokia en abril de 2014 y a finales de octubre de 2014 comenzó a reemplazar la marca Nokia por Microsoft Lumia.

Windows 10 Mobile: arma de doble filo

Cuando Microsoft desarrolló su sistema operativo Windows 10 para PCs y tabletas, lo hizo con el propósito que se convirtiera en el ecosistema universal entre sus plataformas; mientras que Windows 10 Mobile sería el OS que traería a los celulares al ecosistema. Desde su lanzamiento el 29 de julio, Windows 10 ya se ha instalado en 110 millones de dispositivos a nivel mundial, de los 1,000 millones que tiene como objetivo Microsoft para 2018.

Pero el hecho que los Lumias nuevos utilicen Windows 10 Mobile no significa que tendrán una gran bienvenida, dado que la acogida del sistema operativo previo - Windows Phone 8.1 - no ha impresionado.

Según cifras de Strategy Analytics, a nivel mundial Windows Phone sólo tuvo una penetración de mercado del 2.6 por ciento en el segundo trimestre de 2015, frente a Android (82.6 por ciento) y iOS (14.1 por ciento). En EE.UU., Windows Phone sólo consiguió el 2.3 por ciento de la cuota de mercado durante el mismo periodo.

Entre las razones detrás de las dificultades de Windows Phone está que el público sólo reconoce a Windows como un sistema operativo para PCs y no tanto para móviles. "Windows es un OS estándar para PCs ... y esto también ha sido un obstáculo porque ha sido difícil para los consumidores entender que Windows es también para móviles", dijo el analista Nguyen.

Además, agregó, que a pesar de haber teléfonos Windows Phone buenos - como el Nokia Lumia 1520 que nuestros expertos en CNET le dieron excelente críticas-, hubieron consumidores que no tuvieron la mejor experiencia, particularmente por la escasez de apps importantes. "No es sobre el tener muchos apps, sino tener los apps claves para cada consumidor", dijo Nguyen "Ellos quieren la misma experiencia con sus apps de OS a OS".

Otra razón por su difícil crecimiento es la cuota de mercado de Windows Phone porque en los mercados emergentes los consumidores están más familiarizados con Android, y no probarían Windows tan fácilmente, añadió Nguyen.

Pero suponiendo que Microsoft tiene una estrategia para crecer Windows 10 Mobile, ésta no necesariamente incluye a los Lumia. "Están tratando de llegar a otros vendedores y sí, vemos que crecerá en temas del OS", dijo Tina Lu, analista principal con Counterpoint Research. "Lo están empujando a más dispositivos por vía de más alianzas, aunque Android no dejará de ser absolutamente el ganador".

¿Pero si crece Windows 10 Mobile en otros móviles, no sacrificaría Microsoft las ventas de los Lumia?

"Sí, están dispuestos a dejar que pase eso. Es muy claro que la estrategia es dejar que pase eso", dijo Lu. "Creo que no le agregarán más atención a Lumia, y eso lo ve también Microsoft cuya estrategia en estos momentos es sólo para impulsar a Windows 10. Lumia no es un diferenciador. No le agrega a Microsoft".

El futuro incierto de Lumia

Aunque los teléfonos de Microsoft Lumia tienen muchas rivales -- Samsung, Apple, Huawei, Xiaomi, LG y HTC, principalmente -- la compañía seguirá su curso.

Las cifras de Counterpoint Research pronostican que para 2015 Microsoft distribuirá 40 millones de unidades de sus teléfonos y que esa cifra crecerá un poco en 2016 hasta 50 millones unidades. El crecimiento, dijo Lu, es debido a los robustos canales de distribución que dejó Nokia y que "le permitirán seguir peleando".

Dado que los celulares son dispositivos imprescindibles en las vidas de los usuarios y son claves en el ecosistema de muchas de las fabricantes de electrónica de consumo, los teléfonos Lumia aún sirven como un gran potencial para Microsoft.

"Creo que Microsoft es mucho más grande que el teléfono, pero está tratando de tocar todos los aspectos de la experiencia del consumidor. No estoy seguro de si los teléfonos son las metas más fáciles de alcanzar, pero sí son su oportunidad más importante", dijo Nguyen.

Close
Drag