CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

Además de periodistas, México habría espiado a investigadores de caso Ayotzinapa

The Citizen Group dice que investigadores internacionales fueron víctimas en 2016 del software Pegasus; ya suman 19 víctimas del supuesto acto de espionaje.

Andrew Brookes/Getty Images

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que en 2014 llevó a cabo una indagatoria sobre la desaparición de 43 estudiantes en México, fue víctima de espionaje gubernamental del mismo país con uso del software de vigilancia Pegasus, de acuerdo con The Citizen Lab.

Los investigadores, que fueron nombrados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), habrían sido investigados con el mismo software que el gobierno de México usó supuestamente para vigilar y espiar a activistas, periodistas y otras figuras públicas, de acuerdo con un reporte previo del organismo canadiense encargado de investigar tecnologías de información y los derechos digitales de las personas. 

Según el grupo, los investigadores recibieron mensajes de texto que incluían un hipervínculo infectado que al hacer clic sobre él, el remitente (en este caso el gobierno) que envió el mensaje puede tomar control de la información en el celular, e incluso tener acceso a la cámara sin que el dueño del dispositivo se dé cuenta. 

Con este caso, The Group Lab señala que ya suman 19 víctimas de la investigación por parte del gobierno de México con el uso de este software. Según el diario ReformaMéxico habría comprado Pegasus de la compañía israelí NSO Group, y The New York Times asegura que desde 2011 México habría gastado US$80 millones en el software. NSO Group asegura vender su software únicamente a organismos gubernamentales de todo el mundo. 

Los varios intentos de hackear los celulares de los investigadores fueron en marzo de 2016, dice The Citizen Lab. En ese mismo período, los investigadores lanzaron críticas al gobierno de México por interferir y entorpecer las investigaciones. En 2014, 43 estudiantes del poblado de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, fueron secuestrados y supuestamente incinerados. El grupo de investigadores, compuesto por personas de varios países, fue invitado por el gobierno de México para esclarecer qué había sucedido con los estudiantes. 

De acuerdo con The New York Times, el GIEI operó en México con inmunidad diplomática durante su investigación. Sin embargo, el gobierno de México los habría investigado de cualquier forma. 

"No estás interviniendo el teléfono de cualquiera, sino de alguien que tiene inmunidad", dijo al Times Francisco Cox, abogado chileno y un integrante del GIEI. "No podían ni siquiera revisar mis maletas en el aeropuerto. Si esto le puede suceder a un órgano independiente que tiene inmunidad y que fue invitado por el mismo gobierno, da miedo pensar qué le podría pasar a un ciudadano común en México", dijo.

CNET en Español contactó al gobierno de México para solicitar un comentario. Actualizaremos este artículo en caso de obtener respuesta.