CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Consejos para elegir el mejor 'streamer' de video Declaración de impuestos: Fecha, reembolsos y más Los teléfonos de Huawei que no recibirán EMUI 10 Lo que debes saber antes de comprar un router Verifica la configuración de privacidad de tu iPhone Qué hacer si no puedes pagar tu factura de impuestos

¿Listo para hacer tus impuestos? Estas son las mejores deducciones tributarias

Alivia un poco tu declaración de impuestos (y cuenta bancaria) solicitando estas deducciones tributarias en 2020.

best tax deductions
Getty Images

Benjamin Franklin escribió alguna vez que en esta vida nada es seguro, excepto la muerte y los impuestos. Y aunque no puedes detener la muerte, sí puedes reducir tu deuda por impuestos, siempre y cuando califiques para estos beneficios.

Hay muchas deducciones que puedes solicitar en tu declaración de impuestos, bien para reducir lo que debes o para aumentar tu reembolso de impuestos. Tal vez ya estés familiarizado con algunas de las deducciones más comunes, como las de impuestos a la propiedad, pero hay muchas otras que suelen pasarse por alto con facilidad. Aquí te presentamos algunas de las mejores deducciones tributarias que puedes solicitar. (Estas deducciones no están dirigidas a aquellas personas que trabajan por cuenta propia, quienes tienen un conjunto completamente distinto de opciones para deducir impuestos).

Lee más: Impuestos 2020: consejos clave para preparar tu declaración | El mejor software para declaración de impuestos en 2020

1. American Opportunity Tax Credit (crédito tributario American Opportunity)

El AOTC es para estudiantes universitarios nuevos (que están estudiando por primera vez) durante sus primeros cuatro años de universidad u otro tipo de educación superior. Si estás estudiando para obtener un título (o vas a la universidad) y no has sido condenado por algún delito relacionado con drogas al terminar el año fiscal, puedes calificar para esta deducción.

Para solicitar el crédito completo, tu ingreso bruto ajustado modificado debe ser de US$80,000 al año o menos. Si tus ingresos oscilan entre US$80,000 y US$90,000, también recibirás el crédito, pero en un monto menor.

2. Lifetime Learning Credit (crédito tributario de educación continua)

Mientras que el AOTC es para estudiantes universitarios nuevos (que estudian por primera vez), el Lifetime Learning Credit aplica para cualquier otro estudiante de educación superior. Para solicitar este crédito, tú, tu cónyuge o tu dependiente deben pagar por costos de educación superior que califiquen. No puedes solicitarlo si tu ingreso bruto ajustado modificado es de más de US$67,000, y se está eliminando lentamente para aquellos que ganan entre US$57,000 y US$67,000.

3. Earned Income Tax Credit (Crédito por Ingreso del Trabajo)

Si recibes ingresos de nivel bajo a moderado, el Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC por sus siglas en inglés) reduce el monto de los impuestos que debes. O podría darte un reembolso (o incrementar tu reeembolso).

Por lo general, el IRS envía cartas a los hogares que podrían calificar para esta deducción. Deberás verificar tu solicitud y presentar una declaración de impuestos, y posiblemente recibas el crédito de años anteriores. Usa el Asistente EITC para ver si calificas.

4. Child and Dependent Care Credit (Crédito por Gastos de Cuidado de Hijos Menores y Dependientes)

Puedes solicitar este crédito si cuidas de un hijo u otro dependiente en tu hogar. Los gastos totales no pueden exceder de US$3,000 por una persona o US$6,000 por dos o más dependientes. Estos gastos están directamente relacionados con garantizar el bienestar y la protección de un niño o dependiente, en especial si no pueden cuidar de sí mismos física y mentalmente.

5. Saver's Credit (crédito del ahorrador)

Si haces aportes elegibles a tu cuenta de jubilación individual o al plan de jubilación patrocinado por tu empleador (como un 401(k), por ejemplo), podrías calificar para este crédito. Debes ser mayor de 18 años, no ser estudiante a tiempo completo y no puedes solicitarlo como dependiente en la declaración de impuestos de otra persona. La tasa del crédito varía según tu ingreso bruto ajustado, pero no recibirás nada si ganas más de US$64,000, en caso estés casado y presentes una declaración conjunta, o más de US$32,000 como cualquier otro declarante.

6. Child Tax Credit (Crédito Tributario por Hijos)

El Crédito Tributario por Hijos puede ahorrarte hasta US$1,000 por cada menor que califique. Este debe tener menos de 17 años y ser tu:

  • Hijo
  • Hijastro
  • Hijo adoptivo
  • Hermano
  • Hermanastro
  • Medio hermano
  • Nieto
  • Sobrina/sobrino
  • O hijo adoptivo

El menor debe figurar como dependiente en tu declaración de impuestos.

7. Crédito por adopción

Hay beneficios tributarios en forma de un crédito tributario por adopción que se aplica a gastos relacionados con la adopción. Este crédito cubre la adopción y sus cargos, costos judiciales, honorarios de abogados, gastos de viaje y otros gastos que están directamente relacionados. A 2018, el monto máximo es de US$13,810 por niño.

8. Gastos médicos y dentales

Incluso si cuentas con un seguro, es posible que debas pagar gastos médicos de tu bolsillo. Puedes deducir estos gastos para ti, tu cónyuge o cualquiera de tus dependientes, siempre que el monto total exceda el 7.5 por ciento de tu ingreso bruto ajustado. Los gastos posibles incluyen:

  • Honorarios de médicos, dentistas, especialistas, profesionales de la salud mental e incluso médicos no tradicionales.
  • Atención hospitalaria, atención en residencias de ancianos y tratamientos de acupuntura.
  • Tratamientos por drogadicción y alcoholismo, programas para dejar de fumar y medicamentos con receta para la abstinencia de nicotina y necesidades relacionadas con la adicción.
  • Pagos por insulina, anteojos, lentes de contacto, prótesis auditivas, muletas, sillas de ruedas, perros guía y otros animales de servicio.

No se pueden deducir gastos funerarios, medicamentos de venta libre y la mayoría de las cirugías estéticas.

9. Residential Energy Credit (crédito de energía residencial)

Si eres propietario de una casa con uso eficiente de energía, puedes solicitar un crédito de energía residencial. Este incluye lo siguiente:

  • Ventanas y puertas con eficiencia energética
  • Techos
  • Aislamiento
  • Sistemas de calefacción y aire acondicionado de bajo consumo
  • Calentadores de agua
  • Estufas de biomasa

También se incluyen propiedades con energía solar que califiquen y calentadores de agua solares.

A 2017, el crédito tiene un límite de por vida de US$500, pero diferentes mejoras conllevan diferentes pesos para obtener el crédito.

Lee más: Impuestos 2020: estas apps te ayudan a preparar y presentar tu declaración

10. Student Loan Interest Deduction (Préstamos Estudiantiles)

Pagar tus préstamos estudiantiles puede ser abrumador y, en ocasiones, costoso, pero puedes tomarte un pequeño respiro cuando llegue el momento de pagar los impuestos con la deducción de intereses de préstamos estudiantiles.

Si pagaste intereses sobre un préstamo estudiantil para ti, tu cónyuge u otro dependiente, puede que califiques para el crédito tributario. Puedes solicitar la deducción como un ajuste a tus ingresos en lugar de como una deducción detallada. Podrás deducir US$2,500 o la cantidad real de intereses que pagaste durante el año, lo que sea menor.

11. Health Savings Account contribution (aportes a la cuenta de ahorros para la salud)

Si tienes una cuenta de ahorros para la salud (Health Savings Account, HSA), los aportes realizados no están sujetos al impuesto federal sobre la renta. También puedes solicitar una deducción de impuestos por aportar a tu HSA.

Los límites por los aportes varían según tu plan de salud con deducible alto, tu edad y la fecha en que te vuelvas elegible.

12. Charitable Contribution Deductions (deducciones por donaciones de caridad)

Las donaciones de caridad son una de las formas más comunes de obtener una deducción de impuestos. Puedes deducir aportes en dinero o propiedades que hayas donado a organizaciones que califiquen, pero deberás detallar tus deducciones.

En la mayoría de los casos, puedes deducir hasta el 50 por ciento de su ingreso bruto ajustado, pero hay algunos casos en los que el monto puede estar limitado al 20 o 30 por ciento.

Reproduciendo: Mira esto: Impuestos 2020: Consejos clave para preparar tu declaración
2:48

Más guías sobre impuestos