Estos teléfonos conquistaron mi corazón, pero el amor (celular) no es eterno

[Opinión] CNET en Español estará presente por tercer año consecutivo en MWC, la conferencia más grande de dispositivos móviles del mundo, lo que abre la puerta a la posibilidad de que en 2016 caiga rendido ante un nuevo teléfono celular.

Foto de Juan Garzón/CNET

Los celulares son como personitas. Tienen diferentes tamaños, tipos de cuerpos, "sentimientos" y no son perfectos. Lo siento mucho, pero es cierto; ninguno de nosotros tampoco somos perfectos y tanto personas como celulares cometemos errores.

En CNET en Español ya estamos en nuestro tercer año de vida y hemos probado toda clase de productos y una gran variedad de celulares. He analizado y convivido con la mayoría de ellos, y aunque confieso que albergo sentimientos por cada uno de ellos, son muy pocos los que realmente han conquistado mi corazón.

Es difícil escoger un celular en este mercado tan saturado, pero con el avance tecnológico hasta los celulares baratos ofrecen lo suficiente para muchas personas.

El Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC 2016) se avecina y al ser la conferencia más grande del mundo en dispositivos móviles esperamos conocer una nueva generación de celulares que no solo intentarán conquistarme a mí, sino también a ti. Además, estos celulares estarán disponibles en los próximos meses y muy seguramente algunos de ellos estarán disponibles solo hasta la segunda mitad de 2016.

No cabe duda de que los celulares más esperados son los Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, y el LG G5, pero de seguro que habrá más celulares y de pronto hasta una que otra sorpresa. Teniendo en cuenta de esto, recordaré el celular qué logró conquistar mi corazón cada año en CNET en Español, para esperar con ansias a los nuevos teléfonos y prepararme para ver si uno de ellos puede tomar su lugar, en el tercer año consecutivo que CNET en Español estará en MWC.

Nota del editor: Esta es una nota de opinión y que un celular me haya robado el corazón no significa que sea necesariamente el mejor para ti o el mejor del mercado.

OnePlus One (2014)

El OnePlus One fue el celular que me conquistó durante el primer año de CNET en Español, a pesar de que disfruté mucho de los Nokia Lumia 930 (Lumia Icon), LG G3, Sony Xperia Z3, Samsung Galaxy S5 y HTC One M8 GPE, entre otros.

Es una empresa poco conocida y era apenas el primer celular de la empresa... sí, el primer celular que fabricó la empresa.

Close
Drag

¿Qué tenía de asombroso para conquistarme? Bueno, tenía unas de las especificaciones más potentes del mercado en su tiempo, incluyendo el procesador Snapdragon 810 de cuatro núcleos de 2.5GHz, una GPU Adreno 330, 3GB de RAM, cámara trasera de 13 megapixeles con la capacidad de grabar video 4K y una cámara frontal de 5 megapixeles.

Si tomas en cuenta que algunos celulares hasta ahora, casi dos años después, apenas están incorporando esta clase de componentes, te sorprende aún más. Además, una vez que te enteras de que cuesta sólo US$299 por la versión de 16GB y US$349 por la versión de 64GB, sin contrato y libre, el flechazo es ya total. Esto era la mitad o hasta un tercio de lo que costaban celulares con esa clase de especificaciones. Y, no te equivoques, el desempeño era excelente.

En cuanto a su diseño, la parte trasera que tenía la versión de 64GB crea un sentimiento difícil de explicar. Es un material tipo lija que ofrece seguridad al sostenerlo, pero también se siente muy bien en la mano y es algo que generalmente no encuentras en un celular.

El OnePlus One no ofrecía una experiencia tradicional de Android, ya que ejecutaba CyanogenMod, una ROM personalizada de Android.

El OnePlus One no era perfecto. En un principio tenía errores, pero con el tiempo se volvió muy estable y la personalización avanzada de esta ROM te permite ajustar al celular más a tus gustos.

Aparte de los errores, la cámara no era una de las mejores, pero tenía lo suficiente para satisfacer mis gustos y necesidades. Además, no era ni fue un celular fácil de conseguir por las limitaciones que ofrecía su venta por invitación. Sin embargo, más de una vez la gente en la calle se quedaba sorprendida al verme con él y me hacían preguntas al respecto.

Samsung Galaxy Note 5 (2015)

En 2015, el Galaxy Note 5 fue el celular el que logró realmente robarme el corazón. Esto no quiere decir que haya sido una decisión fácil. Disfruté mucho a los LG V10, Moto X Pure Edition, LG G4, Nexus 6P, iPhone 6S Plus, Galaxy S6 Edge, BlackBerry Priv, OnePlus X, HTC One M9 y otros celulares. Pero, a finales de año, el Galaxy Note 5 fue el que logró adaptarse mejor a mis necesidades.

Es cierto que el Samsung Galaxy Note 5 se parece mucho a los Galaxy S6, Galaxy S6+ y Galaxy S6 Edge, pero tiene algo que los otros no tienen. La parte trasera del celular tiene una curvatura que lo hace ser más ergonómico y así se siente mejor en la mano. Además, a diferencia de los S6 y S6 Edge, el aluminio serie 7000 ofrece más durabilidad y ese borde biselado se raya mucho menos.

Close
Drag

El celular es grande, pero tiene biseles tan pequeños que lo hacen ser hasta más fácil de usar que, por ejemplo, un iPhone 6S Plus, que tiene una pantalla más pequeña (5.5 pulgadas vs. 5.7 pulgadas). Además, me pareció que el peso estuvo muy bien equilibrado, así que no se siente nada pesado.

La cámara del Galaxy Note 5 es la cámara en la que he llegado a confiar más durante el último año. Sin importar las condiciones y sin mucho control manual, sé que la foto saldrá tan bien como podría ser con un celular.

En cuanto a su desempeño, estoy de acuerdo con muchos que la interfaz personalizada de la empresa TouchWiz no es necesariamente la mejor, pero al usar un launcher (gracias, Android por permitir esto) la experiencia general mejora. Además, al reducir las animaciones (en las opciones ocultas de programador) la experiencia mejora aún más y hace que funcione tan rápido como te podrías imaginar en un celular.

Aún no tiene Android 6.0 Marshmallow, pero considero que aunque esta nueva versión del sistema operativo de Google trae importantes novedades, el cambio no es tan drástico como para desesperarse.

Por otra parte, la duración de la batería es una de las mejores que hay. Sé que puedo salir con él y tener, en el peor de los casos, un celular que me va a durar la mayor parte del día. Además, se carga tan rápido que hace que sea fácil tener un celular que funcione todo un día.

Como mencionaba, los celulares no son perfectos. No me gustó mucho que la parte trasera del Galaxy Note 5 fuera de vidrio, porque hay más posibilidades de romperlo. Aparte de TouchWiz, muchas de las funciones adicionales, como la multiventana y el lápiz óptico, no las usaba a diario, pero es mejor tener más que menos y realmente uno aprecia estas funciones cuando las necesita.

¿Y en 2016?

Estamos apenas comenzando el año, pero ya comienzo a tener expectativas y a emocionarme por los nuevos dispositivos que están por venir y que probablemente conoceremos en MWC 2016.

¿Qué celulares te han robado el corazón a ti en los últimos años y cuál crees que te robará el corazón este año? Déjanos saberlo en los comentarios.