Más adultos en EE.UU. temen ser vigilados 'online': Pew

Desde la filtración de documentos por Edward Snowden, 30 por ciento más estadounidenses cambiaron su seguridad en línea para evitar monitoreo por el gobierno, según un estudio del Centro de Investigación Pew.

Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) Declan McCullagh/CNET

Si has cambiado las configuraciones de tu móvil, computadora y aplicaciones que usas cuando navegas el Internet, no estás solo.

El Centro de Investigación Pew el lunes publicó su más reciente informe sobre el comportamiento del público en Internet y encontró que más personas están tomando medidas para tener una vida más privada en línea. Según Pew, un 30 por ciento de todos los adultos en EE.UU. cambió su comportamiento para evitar la vigilancia de sus comunicaciones por teléfono u otras formas electrónicas. En particular, un 22 por ciento lo hizo tras la filtración de los documentos por el contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden quien implicó a la agencia de espiar al público.

"Mientras estudiábamos los problemas de privacidad creados por las filtraciones de Snowden, hemos estado preguntando a los estadounidenses cómo se sienten sobre los programas de monitoreo y si hay algunos beneficios que sean aceptables como puntos de canje para los legisladores en el tema de privacidad y seguridad", dijo Lee Rainie, director de la unidad de investigación sobre el Internet, ciencias y tecnología en Pew.

"Esta es la primera vez que le preguntamos al público si han cambiado de comportamiento para evitar la vigilancia del gobierno. Y hemos encontrado que una porción de la población sí está ajustando sus actividades, por lo menos, de manera simple como cambiar sus ajustes de privacidad o siendo más discretos sobre lo que dicen y buscan [en la web]".

Close
Drag

Las filtraciones de Snowden parecen haber sido el catalizador en el cambio de comportamiento. Según el estudio, un 87 por ciento de los adultos encuestados dijo haber oído hablar "un poco" sobre los programas de vigilancia de la NSA y de éstos, el 31 por ciento está "muy" preocupado acerca de las intenciones de dichos programas, según Pew.

Sin embargo, aunque un 52 por ciento de estadounidenses dicen estar "muy" o "algo" preocupados, un 46 por ciento dice no estar preocupado para nada, según Pew.

Esto es porque un 82 por ciento de los encuestados dijo que era "aceptable monitorizar las comunicaciones de sospechosos de terrorismo"; el 60 por ciento está de acuerdo en asechar a los líderes estadounidenses y extranjeros y un 54 por ciento dice que es "aceptable" vigilar a extranjeros que están en EE.UU.

Por otro lado, sí hay estadounidenses (un 30 por ciento) que cambiaron su comportamiento para evitar ese monitoreo. Un 17 por ciento dijo haber cambiado sus configuraciones en redes sociales y un 15 por ciento ahora evita algunos apps por completo.

Pew también encontró que las filtraciones de Snowden ocasionaron que al menos un 8 por ciento de los encuestados haya decidido borrar por completo sus cuentas en redes sociales; un 8 por ciento se comunica ahora más por teléfono que en línea y un 11 por ciento cambió de navegador para poder hacer búsquedas más seguras.

Entre aquellos que optaron por medidas más drásticas, un 14 por ciento de los encuestados dijo que ahora prefiere reunirse con una persona para no comunicarse en línea o por teléfono.

Finalmente, Pew encontró que 22 por ciento de todos los adultos en EE.UU. sí cambió en algo su comportamiento en línea debido a los programas de vigilancia.

Para leer más sobre está investigación (en inglés) puedes visitar el sitio de Pew.