CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La de SpaceX no es la única misión a Marte

La empresa de Elon Musk trabaja en la creación de poderosos cohetes para llegar al Planeta Rojo, pero Lockheed Martin también tiene un plan para que los humanos puedan vivir en Marte.

Elon Musk y su empresa SpaceX están creando enormes cohetes para llegar a la Luna, Marte y cualquier punto de la Tierra en menos de una hora, pero hasta ahora el innovador empresario ha ofrecido pocos detalles de cómo sería la vida de los humanos una vez que lleguen al Planeta Rojo.

Afortunadamente para los interesados en hacer el viaje, la empresa Lockheed Martin ha estado trabajando en un concepto para llevar a astronautas a la órbita de Marte, llamado Mars Base Camp, y presentó los detalles en la misma conferencia en Australia donde Musk habló de los cambios a sus planes para llegar a la superficie marciana.

El concept Base Camp está diseñado para integrar a la nave Orion de la NASA y el modelo Deep Space Gateway que implica lanzar una pequeña estación espacial a la órbita de la Luna para que funcione como base de una misión a Marte o a cualquier otro destino interestelar.

La Mars Base Camp sería armada como parte de la Deep Space Gateway alrededor de la Luna antes de ser lanzada a la órbita marciana donde la Base Camp orbitaría alrededor Planeta Rojo, aunque también llevaría consigo una nave para llegar a la superficie. La nave reutilizable puede llevar a los astronautas a la superficie marciana para estancia de hasta dos semanas para hasta cuatro astronautas. Luego, puede llevar al equipo de vuelta a la Mars Base Camp para prepararse para la próxima misión.

También, se podrán controlar robots remotamente desde la base para hacer experimentos científicos.

Lockheed Martin dice que la Base Camp podría comenzarse a usar como un lugar para analizar muestras de suelo y piedras marcianas y para elegir el lugar ideal para lanzar misiones futuras en la década de los 2030.

La idea de Lockheed Martin no es tan ambiciosa como la visión de Musk de crear ciudades en Marte, pero sin duda parece mucho más realista y factible. Después de todo, se puede llegar a muchos lugares con un gran cohete, pero de nada sirve si no hay un plan de qué hacer una vez que estemos allá.