CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Mars Curiosity ya puede volver a taladrar — como una persona

El 'rover' de la NASA está probando un nuevo método para taladrar, gracias al ingenio del equipo de la agencia espacial.

El rover Curiosity de la NASA se ha encontrado con ciertos obstáculos en su travesía por Marte, como llantas desgastadas, problemas eléctricos y un taladro un tanto testarudo. Las ruedas se están manteniendo, y el vehículo se ha recuperado de sus problemas eléctricos. Pero el taladro ha sido un problema que ha achacado a Curiosity durante años. 

El taladro se encarga de moler pequeños pedazos de Marte y convertirlos en polvo para que se puedan examinar en el laboratorio que lleva Curiosity dentro. 

Un hueco taladrado por Curiosity el 26 de febrero. 

NASA/JPL-Caltech/MSSS

A finales de 2016, el taladro del rover se encontró con un problema cuando el motor que sirve para extender el taladro entre sus dos estabilizadores dejó de funcionar. El equipo detrás de Curiosity basado en la Tierra ha estado tratando de arreglar el problema. Y ahora parece que finalmente ha llegado a una solución. 

Primero, el equipo consiguió que el taladro se extendiera, pero ya no podía usar los estabilizadores. 

NASA describe el nuevo método para taladrar como "más libre". Ahora Curiosity empuja el taladro hacia abajo, a lo largo de su brazo y monitoriza su avance al utilizar un sensor de fuerza para evitar que el taladro se desvíe o se quede estancado. 

Una foto publicada por la NASA el miércoles muestra un vistazo de la superficie marciana con un pequeño cúmulo de polvo. NASA dice que el hueco de 1 centímetro de profundidad "es suficiente para validar que el nuevo método funciona mecánicamente". 

Steven Lee, un director de proyecto de la NASA, dice que el rover ahora está manipulando el taladro de la forma en que un humano lo haría. 

"Los humanos son bastante buenos en recentrar el taladro, casi sin pensarlo. El programar a Curiosity para que haga esto por sí mismo fue desafiante, especialmente porque no estaba diseñado para hacer esto", dijo.

El equipo de Curiosity ha encontrado un nuevo método para llevar las muestras dentro del vehículo. Comparan el proceso con darle toques a un salero. 

Este primer intento guarda promesa, pero la próxima tarea de Curiosity es excavar un hueco más profundo y probar el método de entrega de muestras. 

Los científicos están ansiosos de conocer más sobre la actual ubicación del rover en un área rica en hematita. "Las muestras podrían dar pistas sobre el origen de la cresta y la historia de su interacción con el agua", dice la NASA.