CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Mark Zuckerberg aborda preguntas clave, pero quedan muchas pendientes

El presidente ejecutivo de Facebook dice que lamenta el escándalo de Cambridge Analytica que afecta a 'decenas de millones' y que estaría dispuesto a comparecer ante el Congreso.

Facebook CEO Mark Zuckerberg

Tras cinco largos días de silencio, Mark Zuckerberg respondió al escándalo de Cambridge Analytica.

James Martin/CNET

Zuck habló y el mundo lo escuchó.

Pero es posible que no haya dicho lo suficiente para apaciguar a los críticos de la red social más grande del mundo.

Después de cinco días de silencio y con los hashtags #WheresZuck y #DeleteFacebook ardiendo en Twitter, el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, abordó el miércoles la gran controversia sobre cómo la consultora londinense Cambridge Analytica utilizó datos de 50 millones de usuarios de Facebook. En un post de 936 palabras en su página de Facebook, Zuckerberg reconoció que Facebook había cometido "errores" que llevaron a un "abuso de confianza entre Facebook y las personas que comparten sus datos con nosotros y esperan que lo protejamos".

En entrevistas con algunos medios de comunicación, incluyendo CNN, The New York Times y Wired más tarde en el día, Zuckerberg habló sobre cosas de las que parecía que Facebook nunca hablaría. Cuando se le preguntó acerca de la regulación gubernamental, Zuckerberg dijo que estaría abierto a ella, en particular la regulación relacionada con la transparencia publicitaria. "No estoy seguro de que no deberíamos estar regulados", dijo. También dijo que consideraría comparecer ante el Congreso, si era la persona de Facebook con más información sobre el tema en cuestión. Algunos senadores, incluidos los demócratas Amy Klobuchar y Mark Warner, lo han llamado a comparecer.

Las entrevistas parecían destinadas a convertir a Zuckerberg en un director ejecutivo castigado, hablando abiertamente porque la reputación de Facebook había sufrido una paliza durante días, ya que el público, los grupos de privacidad, los legisladores y los usuarios de Facebook exigían respuestas. La compañía también recibió un golpe financiero, pues sus acciones cayeron 8.5 por ciento desde el 16 de marzo, que explotó la noticia sobre Cambridge Analytica. 

"Esto es absolutamente un punto de inflexión", dijo Bob O'Donnell, analista de la firma de investigación Technalysis. "Ha enojado a mucha gente".

Facebook fue criticada duramente la semana pasada luego de que su plataforma fue explotada por Cambridge Analytica, una firma de análisis digital contratada por la campaña presidencial de Trump. De acuerdo con Facebook, los datos de aproximadamente 300,000 usuarios fueron recolectados originalmente por un profesor de Cambridge llamado Aleksandr Kogan en 2013 para una aplicación de prueba de personalidad. Pero dado el funcionamiento de Facebook en ese momento, Kogan pudo acceder a los datos de "decenas de millones" de amigos de esos usuarios, dijo Zuckerberg. Si bien Kogan recopiló los datos de manera legítima, luego violó los términos de Facebook al pasar esa información a Cambridge Analytica.

La red social, que ahora cuenta con aproximadamente 2,000 millones de usuarios mensuales, se enteró de la infracción en 2015, pero no informó al público. En cambio, Facebook exigió que todas las partes involucradas destruyeran la información. Pero los reportes de fines de la semana pasada revelaron que no todos los datos habían sido eliminados. Chris Wylie, un ex científico de datos de Cambridge Analytica, llevó esa historia al New York Times y The Guardian. La revelación desató preguntas sobre el tratamiento de los datos de Facebook y si está haciendo lo suficiente para protegerlo.

Parte de la razón por la cual la protesta pública ha sido tan fuerte es que la gente se ha cansado cada vez más de Facebook, dijo O'Donnell. Zuckerberg y su equipo ya estaban siendo criticados por el mal manejo de Facebook de las noticias falsas difundidas en su plataforma y por la intromisión de los trolls rusos durante las elecciones presidenciales de 2016. 

Zuckerberg y la directora general de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, prometieron el miércoles realizar cambios en la plataforma para que un ataque similar nunca vuelva a suceder. Facebook dijo que "investigará" todas las aplicaciones que tienen acceso a grandes cantidades de datos y restringirá aún más el acceso a los datos de los desarrolladores. Zuckerberg dijo al New York Times el miércoles que la cantidad de aplicaciones se estima en "los miles".

También dijo que Facebook notificará a "cualquier persona cuyos datos hayan sido compartidos".

Para los usuarios de Facebook, si no has usado una aplicación en tres meses, la compañía eliminará automáticamente su acceso a tus datos. Cuando inicies sesión en las aplicaciones, también dará a los desarrolladores menos información personal, solo dará tu nombre, correo electrónico y foto de perfil de Facebook. La compañía también comenzará a presentar una herramienta en la parte superior de tus feeds de noticias que muestra qué aplicaciones ha estado usando para que puedas administrar más fácilmente la configuración de datos.

Además, Facebook planea auditar cualquier aplicación sospechosa o de comportamiento sospechoso. Si los desarrolladores no aceptan la auditoría, serán excluidos de la plataforma. Los desarrolladores también deberán firmar un contrato para solicitar a las personas el acceso a sus datos.

"Las propuestas de Facebook son un buen comienzo, pero no van lo suficientemente lejos", dijo Corynne McSherry, directora legal de la Electronic Frontier Foundation, un grupo de derechos digitales, en un comunicado. "Ya nos han demostrado que no podemos confiar en ellos. Necesitamos transparencia real y responsabilidad".

Klobuchar, la senadora de Minnesota, también calificó los cambios como un "comienzo", pero dijo que Zuckerberg aún debe testificar ante el Congreso. "Facebook debería mostrar buena fe y apoyar la Ley de Anuncios Honestos", escribió el miércoles en Twitter. "Para verdaderamente recuperar la confianza del público, Facebook debe hacer cambios significativos para que esto no vuelva a ocurrir".

Con la colaboración de Laura Martínez.