CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Mano biónica con sentido del tacto se puede llevar fuera del laboratorio

Esta nueva mano biónica que permite que la gente sienta sus dedos protésicos puede usarse en distintas situaciones.

Algunos avances en tecnología neuroprotésica permiten que una mano biónica que puede "sentir" se pueda usar también fuera del laboratorio.

Captura de pantalla por Bonnie Burton/CNET

Los miembros biónicos han evolucionado dramáticamente en los últimos años para incluir brazos controlados por la mente y manos artificiales que "sienten" mediante algo llamado M.A.S.S. Impact (Muscle Activity Sensor Strip o tira con sensor de actividad muscular), que usa un brazalete lleno con sensores de presión para monitorizar los movimientos de los músculos que le quedan al usuario.

Por primera vez, esta mano biónica que tiene sentido del tacto se puede llevar y usar fuera del laboratorio. Anteriormente, la computadora que ayuda a operar la mano biónica era demasiado grande como para salir del laboratorio, pero ahora la tecnología es lo suficientemente pequeña como para ser portátil.

Almerina Mascarello, quien habita en Roma, es la persona en obtener esta tecnología punta en neuroprótesis. Su nueva mano protésica usa sensores que pueden detectar si un objeto es duro o blando.

Los datos recogidos por la mano se envían a una computadora portátil que convierte esas señales en un lenguaje que el cerebro podrá entender,  según un reporte de la BBC. Esa información se transmite al cerebro humano mediante pequeños electrodos implantados en nervios de la parte superior del brazo.

Un grupo de ingenieros, neurocientíficos, cirujanos y expertos en robótica de Italia, Suiza y Alemania están detrás de esta mano. La tecnología es impresionante sobre todo porque la mano biónica con sensores ya se puede llevar fuera del laboratorio. Pero los científicos responsables de esta invención esperan poder miniaturizar los sensores todavía más para darle a la mano más sensaciones.

"Una vez puedes controlar una prótesis robótica con tu cerebro, puedes pensar en crear una que permita hacer movimientos más complejos que una mano con cinco dedos", le explicó a la BBC el profesor Paolo Rossini, un neurólogo del hospital universitario Agostino Gemelli de Roma.