CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Seguridad

El 'malware' para Mac sigue al alza, pero aún no es tan peligroso: estudio

McAfee dice que el crecimiento es constante trimestre tras trimestre, pero en su mayoría se trata de software que muestra publicidad molesta, o adware.

Sarah Tew/CNET

La Mac no es inmune a los virus como viejas creencias sugieren, pero sí es un poco más segura. 

Un nuevo estudio de la empresa de seguridad informática McAfee lo demuestra con nuevos hallazgos: el malware dirigido a las computadoras de Apple está creciendo, pero se trata de software que no es tan perjudicial.

Según los descubrimientos, los desarrolladores están haciendo adware para la Mac, un tipo de software malicioso que se encarga de mostrar publicidad molesta. Este tipo de malware es el que ha tenido más crecimiento, dice McAfee, dando un total de poco más de 700,000 infecciones en Mac.

"Durante los últimos tres trimestres, el nuevo malware para macOS se ha visto impulsado por el adware", dice McAfee en su extenso estudio. 

McAfee mide malware no por número de variantes de software malicioso, sino por infecciones. Por ejemplo, si una variante de malware está infectado en diez mil computadoras Mac, eso cuenta como 10,000 infecciones. Siguiendo esta lógica, McAfee habría encontrado unas 70 variantes de malware para Mac. 

El adware es una variante del malware enfocado a la publicidad (el sufijo de la palabra, ad, significa publicidad en español). El adware no es tan peligroso como otros tipos de software malicioso. El adware muestra publicidad incrustada en sitios Web o gráficos en ellos. Otros tipos de adware funcionan a través de sugerencia de uso de software especial (como un navegador) y quien lo envía recibe una cuota. 

La diferencia entre malware en Mac y Windows es abismal. El estudio encontró que 700 millones de variantes existen para el sistema operativo de Microsoft. 

La brecha entre ambas plataformas no es porque una sea más segura que otra. En realidad, es porque Windows es el sistema operativo móvil más utilizado a nivel mundial, y los hackers tienen más interés en la plataforma donde hay más víctimas en potencia. Asimismo, algunas prácticas hacen que macOS sea más seguro, como parches de seguridad más habituales y bloqueo de software vulnerable -- como Flash.