CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Lyft se estrena en bolsa a US$72 por acción –y se dispara su precio

La empresa de choferes a pedido se convierte en la primera firma tecnología denominada 'unicornio' en vender sus activos en el mercado público este 2019.

lyft-mustache

Lyft siempre ha tenido un estilo más divertido.

Lyft

Lyft ha recorrido un largo camino desde sus inicios como la firma de coches del bigote rosado.

El viernes 29 de marzo por la mañana, la compañía de transporte con sede en San Francisco se encontraba en Nueva York para comenzar su cotización en bolsa con un precio de apertura establecido en US$72 por acción. Al momento de su debut, a las 9 a.m. hora del Pacífico, rápidamente se disparó el precio aproximadamente un 20 por ciento para alcanzar los US$87.24.

Los cofundadores de Lyft, Logan Green y John Zimmer, tocaron la campana de apertura en la bolsa NASDAQ, donde las acciones de la compañía se negociarán bajo el símbolo LYFT. Las expectativas de las ventas de las acciones de Lyft ya estaban en alto el jueves, aumentando el valor de la empresa pública a US$24,000 millones, una suma significativamente más alta que su valoración como una empresa privada que se estimaba era de US$15,000 millones. 

El debut de Lyft es el primero de muchas ofertas públicas esperadas este año. Uber, Airbnb, Pinterest, Slack y Palantir se encuentran entre las otras compañías de tecnología que saldrían en la bolsa en 2019. Los analistas creen que Uber, la empresa privada más valorada del mundo, podría valer hasta US$120,000 millones después de salir a bolsa, un hito histórico en EE.UU.

Reproduciendo: Mira esto: Así fue nuestra primera vez... en un Lyft autónomo
3:52

Uber y Lyft ofrecen básicamente el mismo servicio –permiten a usuarios pedir un chofer a través de un app móvil– pero tienen perfiles públicos muy diferentes. Hasta la fecha, Uber se ha presentado como una compañía global con un conjunto diverso de proyectos que incluyen entrega de alimentos y automóviles voladores.

Lyft, por otro lado, es una empresa mucho más pequeña con servicios solo en los EE.UU. y Canadá. Se concentra en ser una empresa estable centrada en el transporte y no ha tenido los mismos dolores de cabeza que Uber, quien generó muchos titulares negativos por temas de acoso sexual internos y externos.

Los cofundadores de Lyft incorporaron la compañía en 2007 con el apodo de Bounder Web, que se cambió a Zimride en 2008. La compañía se transformó oficialmente a como la conocemos ahora en 2012 convirtiéndose en un amistoso servicio con autos que llevaban bigotes rosados en el parachoques delantero.

Desde entonces, Lyft ha lanzado varias iniciativas más allá de solo los viajes, incluyendo el transporte en auto compartido, el alquiler de bicicletas y patinetas, y hasta el uso de carros autónomos.

Con la colaboración de Claudia Cruz.