Los Wachowski nos suben a una montaña rusa espacial en 'Jupiter Ascending'

Los creadores de la trilogía 'Matrix' vuelven a sus orígenes con un vertiginoso viaje que aprovecha detalladamente la tecnología 3D para ofrecer una experiencia inmersiva al espectador.

ja-fp-0003.jpg
Escena de la película 'Jupiter Ascending' que protagonizan Mila Kunis y Channing Tatum. Warner Bros. Entertainment Inc.

El ánimo correcto para disfrutar Jupiter Ascending, la más reciente película de los hermanos Lana y Andy Wachowski, es imaginar que te subirás en un juego nuevo en un parque de diversiones. Pero el atractivo de este juego, a diferencia de una montaña rusa, son las secuencias de acción, las animaciones y efectos y el uso detallado del 3D para intentar provocar una experiencia cinematográfica más inmersiva para el espectador.

¿Recuerdas la secuencia en la trilogía de Matrix donde un agente salta de un auto a otro en una escena vertiginosa y llena de acción? Pues Jupiter Ascending quiere provocar la misma impresión, durante algunos momentos de sus 127 minutos de duración.


Para ello encontraremos varias secuencias de persecuciones espaciales que harán el deleite de quienes disfrutan este tipo de cine. Jupiter Ascending presenta varias interesantes y trepidantes secuencias de acción con naves espaciales tratando de huir de una explosión y escapes de prisiones con secuencias de batalla que si bien no tienen un hilo narrativo claro, pueden dejar al espectador sin aire por su uso de una cámara que flota y acompaña todo ese frenesí de acción. Al igual que ciertos juegos en un parque de diversiones no están recomendados para personas con problemas cardíacos, no recomiendo Jupiter Ascending para gente con preferencia por una historia elaborada, un guión complejo o personajes profundos.

Jupiter Ascending se estrena el 6 de febrero en Estados Unidos.

No se trata de la acción al estilo Michael Bay (con muchos cortes y planos en las persecuciones), sino de algo más como lo que hemos visto con J.J. Abrams, como la secuencia en Star Trek Into Darkness cuando Kirk y Khan son lanzados del Enterprise y navegan a gran velocidad un campo lleno de obstáculos y basura espacial tratando de entrar a la nave enemiga. Así acompañamos aquí naves que tratan de encontrar salidas en batallas masivas, con la cámara girando y moviéndose detrás de estos vehículos, tal cual como si se tratara de una atracción de parque de diversiones, al que poco le falta para movernos el asiento como parte de la experiencia.

ja-trl2-0103.jpg
Mila Kunis interpreta a Jupiter Jones en 'Jupiter Ascending'. Warner Bros. Pictures

Jupiter Jones (Mila Kunis) trabaja limpiando casas ajenas, aunque ella siempre ha soñado con más: no solo con una mejor vida o un mejor trabajo, sino con algo mucho más especial. Súbitamente lo que ella imaginaba resulta ser bastante posible cuando aparece Caine (Channing Tatum), un cazador ex militar genéticamente modificado, quien viene a la Tierra para encontrarla, ya que su identidad genética la señala como heredera de una muy importante familia real espacial. Reclamar o no dicha herencia y su verdadera identidad podrían ser la diferencia entre que el universo sobreviva o no.


Si la trama en general les suena conocida, es porque no es más que la historia tradicional del viaje de aventura del antihéroe (de Star Wars a Matrix), en este caso antiheroína, el personaje central quien imagina y desea ser parte de otro mundo, quien recibe el llamado a la aventura, lo duda, pero finalmente se avienta y eso cambiará no solo su vida, sino al universo entero.

ja-fp-0030.jpg
La cinta aprovecha la tecnología 3D para ofrecer una experiencia inmersiva al espectador. Warner Bros. Pictures

Pero como comentamos antes, lo atractivo en este proyecto de los hermanos Wachowski no está en la trama o en su nueva visita al mito del antihéroe, sino en su aparato de atracción visual en 3D y sus efectos especiales. Jupiter Ascending se encuentra lejos de las intensas y rebuscadas reflexiones existenciales, casi metafísicas, de su anterior película, Cloud Atlas (2012), con sus múltiples historias que se repiten en el tiempo. Bastante cerca del cine de acción que en buenos momentos tiene The Matrix y a un lado de lo que estos mismos directores hicieron en Speed Racer (2008), adaptación entre digital y acción real de la popular serie televisiva, con fondos digitales y otros trucos visuales para recrear el vértigo de las carreras a toda velocidad.

ja-24967.jpg
Los hermanos Lana y Andy Wachowski en el set de la cinta 'Jupiter Ascending'. Cortesía Murray Close

La carrera de los Wachowski se ha distinguido por ese constante intento de aprovechar las más avanzadas herramientas tecnológicas en el cine para incorporarlas como parte de sus películas. En la saga Matrix fueron el 'bullet time', ese tiempo casi detenido que permitía que la cámara se moviera alrededor de personajes, los efectos detrás de las secuencias de peleas, la secuencia en la que saltan de auto en auto en la autopista. En Speed Racer fueron los escenarios virtuales para recrear los rebuscados circuitos de carrera. Ahora son las secuencias de acción, algunas batallas, de nuevo los escenarios virtuales y digitales, y encima de todo eso, una atención a incluir el 3D como parte de la experiencia. Algo que podrán notar a detalle en la segunda mitad de la película, una vez que empiecen los trancazos y persecuciones espaciales y las batallas en otros planetas.


Así es como se explica y disfruta mejor la montaña rusa en la que se convierte Jupiter Ascending y a la que los hermanos Wachowski nos invitan a subirnos. A no fijarnos demasiado en lo simple y predecible de la historia (mucho como esos ratos de espera en un parque de diversiones cuando se repasa la historia de la película o serie o personajes en los que está basada la atracción), sino en la emoción del viaje y en la experiencia misma. Cómprense bastantes palomitas, y a disfrutar.

Close
Drag