guía de compras navideñas

Los retratos hechos con Lego de Ai Weiwei cumplen condena en Alcatraz

El artista disidente ha creado una elaborada serie de instalaciones que se exhiben en la antigua prisión, aunque tiene prohibido salir de China y nunca ha estado en este conocido lugar.

throughwindows.jpg
Los retratos se pueden ver desde las ventanas en el piso superior o en la planta misma donde se lleva a cabo la exhibición "@Large: Ai Weiwei on Alcatraz".Foto de Jonathan Luskin/CNET

Cuando piensas en Lego, puede que lo que te venga a la mente sean las naves gigantes Imperial Star Destroyers de Star Wars y los escenarios de la serie Big Bang Theory. Pero esta exposición del artista chino Ai Weiwei podría hacerte ver los pequeños bloques de juguete de manera mucho más sombría.

El artista disidente y activista ha creado 176 retratos con piezas de Lego para @Large: Ai Weiwei on Alcatraz, una colección de siete nuevas instalaciones que se exponen hasta abril de 2015 en la famosa prisión federal del Área de la Bahía de San Francisco. Una de ellas, "Trace" (que se traduce como "Huella" o "Rastro") muestra retratos de personas de todo el mundo que han sido silenciadas, encarceladas o forzadas a exiliarse por sus creencias o afiliaciones.

Los retratos, compuestos por 1.2 millones de piezas en total, forman una colorida alfombra a lo largo del suelo de un edificio de construcción medio destruído en el que los prisioneros solían trabajar haciendo ropa, zapatos y muebles. Las imágenes se pueden ver desde el suelo o a través de ventanas rotas en un estrecho pasillo en el piso superior desde donde los guardias vigilaban a los presos -- un lugar confinado que provoca una fuerte yuxtaposición con el trabajo de Ai Weiwei y su énfasis en la lucha por la libertad.

"Al crear un todo vasto y complejo a partir de una multitud de pequeñas partes, el trabajo puede traer a la mente la relación entre el individuo y el colectivo, una dinámica central en cualquier sociedad y particularmente cargada de significado en la China contemporánea", dice un comunicado sobre la obra.

Ai Weiwei, un feroz crítico del gobierno chino, fue asimismo encarcelado durante 81 días en 2011, y se encuentra ahora en arresto domiciliario, por la que se le prohibe viajar fuera de China. Weiwei diseñó sus retratos a Lego digitalmente, a menudo creando ocho o 10 diseños previos antes de decidirse por el definitivo. Sus asistentes en su estudio de Beijing montaron los retratos de prisioneros chinos y tibetanos. El artista envió una detallada guía de instrucciones de 2,300 páginas a decenas de voluntarios entrenados para montar el resto a 6,000 millas, en Alcatraz, un lugar que él jamás ha visitado.

Además, se entrevistó a través de Skype con voluntarios para supervisar la exposición en desarrollo y guiar a los trabajadores mientras creaban los paneles de Lego de 16x16 pulgadas con retratos de personalidades como Nelson Mandela, la birmana Aung San Suu Kyi, que es una icónica representante por la democracia, y el cantante tibetano Lolo, que fue sentenciado por China a seis años en prisión por grabar un álbum de canciones reclamando la independencia del Tíbet.

Ai Weiwei también pidió que se instalara Wi-Fi en la isla para que los visitantes que llegan hasta el lugar en barco puedan compartir sus impresiones a través de las redes sociales.

Algunas de las obras de Ai Weiwei en Alcatraz se pueden contemplar desde las ventanas rotas de la antigua prisión.Foto de Adam Chin/CNET

"Su control de los detalles, incluso desde China, es impresionante", dijo Alexandra Newman, una guía de arte en la exposición, que está organizada por la fundación basada en San Francisco For-Site Foundation, que presenta arte específico para un lugar.

Seis paneles de retratos en Lego, agrupados en general por zonas geográficas, muestran a personas de 33 países, a menudo en los colores de sus banderas nacionales. Entre los que aparecen en blanco y negro hay dos que que inspiran un debate polarizado: Chelsea Manning, que pasó cientos de miles de documentos gubernamentales clasificados a WikiLeaks, y Edward Snowden, que fue acusado de espionaje tras filtrar 1.7 millones de documentos estadounidenses clasificados a periodistas.

Una cita de Snowden -- "la privacidad es una función de la libertad" -- aparece en otra sección de @Large, escrita en uno de las docenas de paneles que componen el cuerpo serpenteante de un dragón chino gigante que cuelga del techo.

Y aunque la exposición es tan visualmente audaz como específica para el lugar, el sonido juega un papel igualmente poderoso. Como parte de una instalación llamada "Stay Tuned" (que se podría traducir como "Permanece sintonizado"), unas bocinas situadas tras los conductos de ventilación de una serie de pequeñas celdas reproducen las palabras, música y poesía de personas que han sido detenidas por su expresión creativa, incluidos Martin Luther King Jr. y el grupo de punk rock ruso Pussy Riot.

"La libertad no es para mí una condición fija sino una lucha constante", dice el artista de 57 años. "Creo que es muy importante que los artistas se centren en... la libertad de expresión, un valor esencial para cualquier empresa creativa".

ai-stay-tuned-detail-1.jpg
En un bloque de celdas de Alcatraz, los visitantes pueden escuchar los poemas y canciones de artistas disidentes.Foto de Jan Stürmann, cortesía de For-Site Foundation