Los que se hacen 'selfies' se creen más guapos: estudio

La Universidad de Toronto realiza estudio para saber si el hecho de hacerse fotos de tipo 'selfie' afecta la percepción que uno tiene de su propia imagen.

selfies56.jpg

Soy guapa, pero lo seré más después de este 'selfie'.

The Richest/Captura de pantalla de YouTube por Chris Matyszczyk/CNET

Es innegable que a alguna gente parece encantarle lo de hacerse fotos de tipo selfie. La pregunta es tal vez si aquellos que lo hacen se creen un poco más atractivos de lo que lo son en realidad.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto lo ha querido investigar.

Cuando te haces una selfie puedes controlar el entorno en el que tomarla, pero también el resultado. Si no te gusta, lo borras.

Los investigadores reunieron a un grupo de estudiantes universitarios. Cien de esos estudiantes reconocieron hacerse fotos a sí mismos menudo. Mientras que 98 dijeron que raramente se hacían selfies.

Después de eso se hicieron fotos de tipo selfie, y también fotos tomadas por investigadores objetivos. La gente que se hizo las selfies tuvo que juzgar su propio atractivo en caso de que las fotos fueran a subirse a las redes sociales.

También se reclutó en internet a 178 personas independientes, que tuvieron que juzgar qué fotos sugerían más narcisismo.

Incluso aquellos que raramente se hacen selfies se vieron a sí mismos más atractivos de lo que lo hicieron los observadores independientes. Sin embargo, los estudiantes que se toman selfies habitualmente no sólo sobrestimaron su belleza, también insistieron en que las fotos que se habían hecho ellos mismos los mostraban con la máxima hermosura.

Los observadores independientes no estuvieron de acuerdo. Pensaron que las fotos que ellos hicieron mostraban a los sujetos con más atractivo que cualquiera de las selfies. Además opinaron que las selfies hechas por gente que habitualmente usa este formato mostraban más narcisismo que las selfies de aquellos que lo hacen raramente o nunca.

"Vimos que las personas que se hacen selfies habitualmente se percibieron a sí mismos de forma más atractiva en sus propios selfies que en las fotos hechas por otros personas. Pero los que no se toman selfies habitualmente valoraron las fotos de forma similar", dijeron los investigadores.

También teorizan sobre que los que se hacen selfies habitualmente son buenos al hacerlo. De modo que suelen quedar mejor en las fotos que se toman.

Es un círculo vicioso. Cuantos más selfies te haces, más atractivo piensas que eres. Cuanto más atractivo piensas que eres, más Me gusta acabas recibiendo en Facebook.

Con la colaboración de Patricia Puentes.

Close
Drag