Monitores de 'fitness' siguen en auge, pero los 'smartwatches' no se quedan atrás

Los relojes inteligentes están ganando el favor de los consumidores que quieren funciones más avanzadas de rastreo de actividad física, según la firma de investigación NPD Group.

Los fanáticos del ejercicio están posando su vista tanto en los monitores de actividad física como en los relojes inteligentes.

Sarah Tew/CNET

Los monitores de actividad física siguen siendo el dispositivo de elección para aquellos que quieren seguirle el rastro a su salud y a su actividad física. Pero, los relojes inteligentes no se quieren quedar atrás.

Entre los usuarios de wearables que se ejercitan, los monitores de actividad física son más populares que los relojes inteligentes en casi la mayoría de las categorías relacionadas a la actividad física, dijo el lunes la firma de investigación NPD Group. Los usuarios suelen ser más activos, 79 por ciento de los cuales se ejercitan con regularidad, comparado al 66 por ciento de los usuarios de un smartwatch.

Sin embargo, la brecha entre estos dos tipos de dispositivos está empezando a cerrarse. Los trotadores se han convertido en el primer grupo de usuarios en demostrar una mayor tasa de uso de relojes inteligentes sobre los monitores de actividad física. Según NPD, 22 por ciento de los usuarios de un smartwatch trotan regularmente, comparado al 21 por ciento de los usuarios de un monitor de actividad física.

En general, los dispositivos de tecnología de vestir están aumentando en popularidad a medida que los consumidores están atribuyéndole más valor. Los monitores de actividad física de empresas como Fitbit y Garmin han estado superando las ventas de los relojes inteligentes. Pero los smartwatches han empezado a ganar impulso sin afectar la cuota de ventas de los monitores de actividad física, una señal de que hay espacio en el mercado para ambas clases de dispositivos.

Los monitores de actividad física se han enfocado generalmente en un par de actividades y factores clave, como el ritmo cardíaco, la calorías quemadas y los pasos que se han caminado. Algunos monitores han empezado a portar más funciones. Pero muchos relojes inteligentes ya ofrecen funciones más avanzadas para rastrear la salud y la condición física, como el trotar, yoga y Pilates, y se han ganado el favor de los consumidores asiduos del ejercicio.

Los relojes inteligentes también han empezado a convertirse en un dispositivo para el mercado en general, en vez de un dispositivo nicho, dijo NPD. Y en esta transición, están llevándose consigo las funciones relacionadas a la actividad física. Al preguntársele cuán importante son la salud y la condición física, 17 por ciento de los usuarios de un smartwatch lo calificaron como una pasión, comparado al 13 por ciento de los usuarios de un monitor de actividad física.

En cualquier caso, la demanda por los monitores de actividad física es fuerte. Entre las personas que se ejercitan varias veces a la semana, 47 por ciento dijo que planea comprarse un monitor de actividad física pronto.

"El número de personas que tienen un monitor de actividad física sigue en aumento, duplicando la base de los usuarios de relojes inteligentes", dijo en un comunicado Eddie Hold, presidente del servicio de inteligencia conectada de NPD. "Aunque veamos que algunas clases de ejercicios serán impactadas por el reloj inteligente, todavía hay un número de consumidores que están planeando comprar monitores de actividad física para rastrear su condición física".

Sin embargo, los monitores de actividad física no se pueden quedar pasivos si quieren competir en el mercado.

"Las fabricantes de monitores de actividad física deben seguir ampliando sus portafolios para satisfacer a los consumidores que están enfocados en los ejercicios, al combinar funciones especiales con capacidades generales", dijo Hold.

NPD basó sus datos en encuestas que se realizaron en abril a unos 5,400 consumidores en Estados Unidos.

Close
Drag