CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Los mayores escándalos en la industria de la tecnología en 2015

La industria no trata únicamente de innovación y 'gadgets', pues hay seres humanos que acaban por meter la pata más de la cuenta y desatar escándalos.

Ashley Madison, un sitio Web que ayuda a personas tener relaciones extramatrimoniales fue el centro de un gigantesco escándalo en 2015.

AshleyMadison.com

Es asombroso lo rápido que pasa el tiempo. Un año más está a punto de terminar y, como ya es tradición, CNET en Español hace un recuento de lo bueno, lo malo y lo espectacular del año que concluye.

En esta oportunidad, en cuanto a escándalos de la industria se trata, el 2015 ha sido bastante tranquilo, con apenas unas cuantas controversias automotrices; cambios de líderes y el robo de "apenas" unas cuantas millones de cuentas de Internet... poco, si lo comparamos con el 2014, cuando hubieron muchos millones más.

Así que, en lo que esperamos ese último escándalo del año (porque siempre hay uno, ¿recuerdan la controversia con la película The Interview?), aquí recopilamos una lista de las controversias y escándalos más importantes a la fecha.

Volkswagen: una prestigiosa marca en el ojo del huracán

Volkswagen eludió las leyes de Estados Unidos y de varios países europeos tras manipular el software de vehículos modelos Volkswagen y Audi para que pareciera que sus emisiones de diésel fueran menores a la realidad. El escándalo automotriz salió a luz en septiembre tras un informe de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) que estimaba que habían unos 482,000 vehículos afectados en EE.UU. y unos 11 millones en total a nivel mundial.

Una de las consecuencias del escándalo fue la salida del presidente ejecutivo Volkswagen, Martin Winterkorn, quien se vio obligado a renunciar y fue reemplazado por Matthias Müller, ex directivo de Porsche.

Twitter: sacudida en los altos mandos

Tal vez lo que pasó en Twitter fue inevitable dado la decepción que sentía Wall Street con el crecimiento en el número de usuarios de la red social, pero la junta directiva habló y a Dick Costolo le costó el puesto.

A mediados de junio Twitter anunció que cambiaba de líder y que reemplazaría interinamente a Costolo con su ex presidente ejecutivo y co-fundador Jack Dorsey. Tras el anuncio, la acción de Twitter reaccionó positivamente en la bolsa. A principios de octubre Dorsey asumió el cargo permanente. A pesar de estar ocupado con Twitter, Dorsey el 19 de noviembre sacó públicamente a la bolsa de Nueva York a su otra compañía, Square.

Ashley Madison.com: infieles del sitio son expuestos públicamente

La información de unos 32 millones usuarios del sitio de adulterio Ashley Madison se hizo pública en agosto, causándole mucha angustia a muchos matrimonios y muchos dolores de cabeza a los ejecutivos de Avid Life Media.

La publicación de unos 9.7GB de datos fue el cumplido de una amenaza, que comenzó en julio, por unos hackers hacia la empresa canadiense para que cerrara el sitio. Avid Life Media inicialmente confirmó los sucesos tras el robo de información de 37 millones de cuentas en julio. Pero el escándalo no sólo afecto a los usuarios, sino que se cobró una nueva víctima: el presidente ejecutivo de su compañía matriz. (AshleyMadison.com continua funcionando).

Toshiba: contabilidad dudosa

La empresa japonesa Toshiba se vio involucrada en un escándalo en julio cuando se descubrió que había sobre-reportado ganancias por 151,800 millones de yenes (unos US$1,220 millones) durante seis años, del 2008 al 2014. La controversia le costó su empleo al presidente y director general de Toshiba, Hisao Tanaka, quien renunció en vergüenza tras saberse que tenía conocimiento sobre la exageración de esas ganancias.

Las eternas controversias en torno a Uber

El app de choferes a pedido tuvo muchos dolores de cabeza en Francia, Alemania y Corea del Sur. En marzo, las autoridades francesas visitaron las oficinas de Uber en Paris para investigar si los choferes de su servicio UberPop tenían, o no, en realidad una licencia de conducir. Algo similar ocurrió en Alemania, donde hubo un bloqueo al servicio de UberPop. Uber contestó a su prohibición en los países diciendo que trabajaba para mejor adaptarse a las leyes locales.

Para demandar por discriminación de género se necesitan cojones

La Corte Suprema en San Francisco decidió en marzo que la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers no despidió a Ellen Pao por ser mujer. El juicio, que duró un mes, capturó la atención de la industria de tecnología tras resaltar la desigualdad de género que existe en muchas de las compañías en Silicon Valley. Pao había acusado a Kleiner Perkins por tratarla diferente frente a sus colegas hombres y no promocionarla a socia principal.

Aunque Pao perdió su demanda por US$16 millones, el asunto sí ayudó a atraer más atención a los cambios que se requieren para que más mujeres logren avanzar profesionalmente en la industria tecnológica.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO