iPhones reemplazan ropa como símbolo de estatus

Según un estudio, los jóvenes representan su condición social a través de la clase de dispositivos y comida que consumen.

iphone5s.png
El iPhone: ¿el nuevo símbolo de estatus social? Crédito: captura de pantalla por Chris Matyszczyk/CNET
 ¿Has notado que últimamente los adolescentes andan un poco deslucidos cuando de vestimenta se trata? O sea, que llevan camisetas que no proclaman marcas reconocidas como Abercrombie o American Eagle. Existe una explicación del porqué algunos han dejado la vanidad en el vestir. 

Y es que según un artículo publicado en el International Business Times, los adolescentes consideran que la vestimenta como símbolo de estatus social es una cosa del pasado. La ropa ya no tiene el caché ni el poder que solía conferir a los jóvenes. 

Y es por eso que los adolescentes están vertiendo su dinero en dos nuevos símbolos de condición social: los aparatos electrónicos y la comida.

Citando un estudio del banco de inversión Piper Jaffray y a la profesora de negocios Marcia Flicker, de la Universidad de Fordham, el artículo de IBT indica que las marcas de ropa para adolescentes están sintiendo la ausencia de su joven clientela, quien ahora decide gastar su dinero en comida en vez de unos jeans de última moda. 

Los adolescentes vierten 21 por ciento de su dinero en la comida, según el artículo. Aunque no está claro si este dinero desemboca en un Burger King o en un restaurante gourmet. Lo que sí está claro es que los adolescentes están adquiriendo dispositivos tecnológicos para simbolizar su condición social.

Flicker cita los ejemplos del iPhone: “¿Comprarán los adolescentes el iPhone 6 cuando salga, o se conformarán con el iPhone 5, que tiene menos velocidad? O peor aún, portar un iPhone 4”. Aparentemente, en el mundo adolescente el iPhone 4 no sólo es una cosa del pasado, sino también les daría vergüenza tenerlo.

Por otro lado, los investigadores han tratado de descifrar si Apple sigue siendo el favorito de este sector demográfico. El año pasado, Buzz Marketing declaró que los adolescentes desfavorecían los productos de Apple y que se inclinaban a los aparatos de Samsung Galaxy y Microsoft Surface. Sin embargo, un estudio realizado por Piper Jaffray y publicado el mes pasado afirmó que el 61 por ciento de los adolescentes en Estados Unidos tenían un iPhone, un aumento del 13 por ciento con respecto al año pasado. Es más, el 67 por ciento dijo que su próximo teléfono iba a ser un iPhone, según el estudio.

Entonces, ¿han abandonado los adolescentes el código de vestir para invertir su dinero en y favorecer los aparatos tecnológicos como símbolo de estatus social? No es fácil dar una respuesta concreta si se ven los números de cerca y se determina si son los jóvenes los que están vertiendo ese dinero en dispositivos o son sus padres los que compran los aparatos para simbolizar el estatus social de sus vástagos. 

Close
Drag