Los coleccionistas de prendedores de Android luchan contra el tiempo

Los codiciados coleccionables se agotan, y los coleccionistas asedian el puesto de Lollipop en el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles en un último esfuerzo para completar su colección.

androidpin-collectors-01.jpg
Los coleccionistas tratan de intercambiar los prendedores que necesitan para completar su colección. Aloysius Low/CNET

BARCELONA -- Es el último día del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles, y mientras el reloj marca los minutos que quedan antes de cerrar el show, los coleccionistas de prendedores de Android se amontonan en el puesto de Lollipop en el auditorio del congreso.

¿Su objetivo? Completar su colección de 124 prendedores antes de que caiga el telón.

No es un objetivo fácil, y eso lo sé por experiencia. Esparcidos en los ocho auditorios del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles, los prendedores de Android sólo se podían obtener de ciertos vendedores, socios de Android, y dependiendo del puesto, o se regalaban o se racionaban con cuentagotas.

Tenías que resolver adivinanzas acerca de los productos para ganarte el premio, y otros también requerían un copia de tu pase del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles. Hasta había algunos puestos en los que el personal terminó como comerciantes, intentando completar sus propias colecciones sin abandonar sus puestos.

Algunos diseños estaban restringidos por el vendedor, lo que significaba que si te habías perdido el primer día del congreso, no lo podías encontrar de nuevo, a menos que tuvieras suerte en el puesto de Lollipop, que regaló prendedores al azar a lo largo de los cuatro días.

Es un sistema de búsqueda de tesoros diseñado a atizar la manía de los coleccionistas por completar su colección, y funcionó. Para el cuarto día y último del show, la reserva de prendedores se estaba agotando, y en la mayoría de los puestos ya se habían acabado. La única manera de completar tu colección era por intercambio, y los coleccionistas pronto se juntaron alrededor de las mesas del puesto de Lollipop, prendedores sobre la mesa, esperando tener la suerte de encontrar los que les faltaban.

androidpin-collectors-03.jpg
Agotados. Aloysius Low/CNET

Hay que tenerlos todos

Hablé con uno de estos coleccionistas, quien me dijo que había conseguido 101 prendedores, así que le faltaban 23 para completar su colección. No parecía demasiado quisquilloso en cuanto a lo que se intercambiaba en la mesa: mientras yo le diera uno a cambio, yo podía escoger cualquier otro que no tuviera.

El muchacho de la izquierda había juntado una colección bastante impresionante, pero todavía buscaba los 23 prendedores que le faltaban. Aloysius Low/CNET

Dado el hecho de que he estado escribiendo notas y cubriendo el congreso, es posible que nunca llegue a los 100 o complete mi colección sin intercambiar algunos, y eso será muy difícil una vez que el congreso termine. A menos que esté dispuesto a gastar un montón de dinero para que me los manden por correo desde todo el mundo. Tampoco tengo adicionales para intercambiar, ya que se los he pasado al ambicioso equipo de CNET como regalo.

Esta no es la primera vez que Google ha tenido este tipo de competencia. Hace tres años, hizo lo mismo en el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles, pero sólo con 86 prendedores, con diseños de Marilyn Monroe y Elvis. Los asistentes se volvieron locos tratando de conseguir toda la colección.

Con diseños como Bob the Cop y una figura parecida a Stan Lee, los prendedores fueron más diversos en términos de género, raza e identidades nacionales. Y para ayudar a los asistentes a conseguir todos, Google diseñó un sitio Web en donde los usuarios podían rastrear su colección y los prendedores que buscaban.

Fin del juego

Mientras las puertas del congreso se cierran, veo a los asistentes partir con el cordón de sus gafetes repletos de prendedores. Probablemente ya nunca puedan completar sus colecciones, pero si Google hace lo mismo el año que viene, estoy seguro de que habrán aprendido cómo tomar la delantera. Aunque eso también es cierto para mi, probablemente no tendré el tiempo para evocar mi Pokemon interior. Ahora, si pudiera contratar un asistente...

Close
Drag