Lo que realmente quiero en el Samsung Galaxy S5

Más allá de los lectores de huellas dactilares o movimiento de los ojos, lo importante es que Samsung cuide todos los detalles en su nuevo teléfono insignia.

Samsung_Galaxy_S4_35627724-2_610x435.jpg
La actualización del Galaxy S4 de Samsung está a solo unas semanas. Crédito: Jessica Dolcourt/CNET

 

En tan solo unas pocas semanas sabremos todo lo que necesitamos saber del muy anticipado Galaxy S5 de Samsung, que la empresa está lista para presentar durante el Mobile World Congress (Congreso Mundial de Dispositivos Móviles) en Barcelona.

Mientras tanto, hemos recolectado una robusta lista de rumores de sus posibles funciones y especificaciones, incluyendo una pantalla de ultra alta resolución de 2,560x1,440, un lector de huellas dactilares y un óptimo terminado en metal. No tengo ninguna duda que Samsung incluirá especificaciones de punta para darnos una sólida experiencia en fotografía móvil, una impresionante pantalla y cantidades considerables del software exclusivo de Samsung. Lo he dicho antes: Samsung es buenísimo para incluir las cosas más importantes para que un smartphone sea todo un éxito.


 
Sin embargo, cuando me pongo a pensar lo que espero del teléfono insignia de Samsung, no son estas maravillas las que más me llaman la atención (aunque, por supuesto, también las quiero). Es su compromiso a corregir algunos detalles finos de manufactura que hacen que un teléfono de alta gama realmente sobresalga.

Diseño

No hay nada malo en el diseño de la línea Galaxy S de Samsung  --de hecho, hay muchas cosas que aplaudir.

Como grupo, normalmente son ligeros y delgados, con mucho espacio de pantalla y colores brillantes y saturados. Las esquinas son curvas, para mayor comodidad, y el plástico hace que el dispositivo resista bastante bien las caídas. Además, los diseños son lo suficientemente universales para que le gusten a la mayoría (o, por lo menos, no dividen a las masas) y la hechura de plástico ayuda a que los teléfonos sean de producción económica.

Aunque no hay nada ofensivo en los teléfonos Galaxy S de Samsung, tampoco hay nada particularmente emocionante en su construcción, y no tienen ninguna cualidad que muestre que estos teléfonos están diseñados con verdadera pasión. No siento mariposas cuando veo un Galaxy S4. Mis ojos no se fijan en cada detalle, ni se detienen a apreciar la manufactura como lo hacen con los elegantes HTC One o el iPhone 5S, o con el vanguardista Motorola Droid Maxx o, incluso, un teléfono de colores saturados como el Asha 503, que parece que está dentro de un cubo de hielo.


Me encantaría ver a Samsung enviar un mensaje con su diseño, o ver elementos que demuestren que ha sido fabricado con cuidado. Una opción un poco más costosa con acentos y placas de aluminio serían un camino que podría tomar, u opciones de colores brillantes que salgan a la venta desde un principio, en lugar de tonos limitados distribuidos en diferentes mercados poco a poco o que llegan a las operadoras meses después del lanzamiento original.

Incluso si Samsung no logra un diseño original como el del Oppo N1, que tiene una ingeniosa cámara que gira, o la pantalla única de tinta electrónica del Yota Phone, el Galaxy S5 podría ofrecer contornos o materiales únicos de forma estratégica, digamos, como ofrecer placas con diseños grabados para la parte trasera.

Incluso, algo más práctico viene de las cosas que Samsung podría aprender de sus rivales. Me encantaría verle aplicar un filtro a la pantalla, como hace Nokia, para reducir el brillo de afuera. De hecho, me encantaría ver que el Galaxy S5 se alejara de los súper brillantes S3 y S4 con una recubierta anti reflectiva por todo el S5, e incluir una parte trasera contra las manchas, ya que están en esto. Un terminado mate o suave al tacto podría fácilmente resolver este problema.

Otro cambio pequeño, pero importante que me gustaría ver es la reubicación del botón de encendido. Típicamente se encuentra arriba en el costado derecho del teléfono, pero es tan sensible que incluso en el bolsillo especial para teléfonos dentro de mi bolso el teléfono llega a encenderse sin que lo toque, lo cual agota la batería sin que me dé cuenta. Si Samsung no puede hacer el botón más rígido (como hace Nokia), entonces mejor que lo ponga hasta arriba.

Ya que estamos hablando de botones, estoy totalmente a favor de un botón especial para la cámara que esté listo para disparar incluso cuando el teléfono está bloqueado. Claro, podría poner un botón en la pantalla o implementar un gesto complejo, pero para mí nada es mejor que apretar un botón físico para usar una cámara y hacer fotos. Si quieres que la gente use su teléfono como cámara, dales las herramientas para que realmente puedan usarlo así.

En cuanto a la lectura de huellas digitales y biometría, ésta es mi posición. Me gusta la idea de usar seguridad biométrica opcional, pero debe funcionar. El lector de huellas dactilares debe ser fácil de localizar con un dedo y definitivamente tiene que leerlo acertadamente desde la primera vez. Lo mismo para el escaneo de iris, que la compañía podría implementar. Si no funciona correctamente la mayor parte del tiempo, preferiría que Samsung no lo hiciera.

Componentes

No cabe duda que habrá un procesador poderoso del más alto nivel y bastante RAM, así que lo daré por hecho al grado de que no entrará en mi lista. Lo que espero, sin embargo, es mayor vida de batería para ayudar a sostener la gran y brillante pantalla y la demandante actividad de los usuarios, como el streaming de contenido, navegación y el uso constante de la web.

HTC_One_Sprint_35616143_01_610x436.jpg
El HTC One tiene unas de las mejores bocinas integradas que he escuchado en un teléfono móvil. Crédito: Sarah Tew/CNET


Samsung siempre ha hecho un buen trabajo de incluir una pila grande, que es más fácil de hacer en teléfonos de gran formato. La compañía se diferencia como una de las pocas que consistentemente permite a los usuarios remover la batería, pero eso a veces tiene un costo en cuanto a la capacidad. En otras palabras, la capacidad podría ser un poco más alta si Samsung decide colocar una batería fija. ¿El ideal? Mejoras sutiles en tecnología de la batería y una relación muy precisa entre el software y el procesador. Si mi Galaxy S5 se enciende solo en mi bolso a pesar de mí, me gustaría que el impacto sobre la batería fuera tan leve como sea posible.

La calidad de audio es otra área de oportunidad que realmente puede mejorar la manera en que usas tu teléfono de formas en las que rara vez piensas. Frecuentemente veo video, reproduzco música y hago llamadas de Skype en mi teléfono, sin usar audífonos. A veces uso la bocina del teléfono en mis llamadas. Aunque no hay nada malo en las bocinas del Samsung Galaxy S4, no tienen el mismo impacto de audio alto y rico de las excelentes bocinas del HTC One.

Software

La interfaz TouchWiz de Samsung es un tema muy importante para mí y una de las cosas que me encantaría ver en un Galaxy S5 mejorado. Ya hay incluso rumores de que algo así estaría ocurriendo, pero déjenme ser específica.

Hay excelentes implementaciones en TouchWiz que encuentro muy útiles en mis tareas cotidianas, por ejemplo, el acceso inmediato a botones en el área de notificaciones, el alto nivel de personalización y la capacidad de optar para usar gestos.

Samsung_UI_610x348.jpg
Estos podrían ser maquetas de la próxima interfaz móvil de Samsung. Crédito: Twitter/evleaks


Del otro lado de la moneda, hay temas organizacionales y visuales que veo cada vez que levanto mi teléfono. Primero está el look y la sensación de TouchWiz, que encuentro muy gastados y anticuados, tal vez porque llevo años analizando teléfonos de Samsung. Luego hay impedimentos más prácticos, como el hecho de que Samsung requiere pasos extras para hacer archivos en la página de inicio en lugar de arrastrarlos y soltarlos como se puede hacer con Android.

Samsung puede mejorar en la bandeja de aplicaciones. Si tienes muchísimas apps, es muy difícil enfocarte en las que realmente quieres y vas a utilizar. Claro que puedes ir a la configuación y organizarlas por orden alfabético, crear archivos manualmente y esconder las que no usas. Lo que me gustaría es algo más como lo que hace HTC y otros: darte pestañas y controles en la pantalla que puedes usar rápidamente para ver tus apps más usadas o las favoritas.

Una función que sería un triunfo en el Galaxy S5 es un control de comandos por voz, similar a lo que tiene Motorola con sus últimos teléfonos, incluyendo el Moto X. Supuestamente, puedes hacer algo similar con el app de Samsung S Voice, pero los comandos no me funcionan cuando el teléfono está bloqueado o cuando no he iniciado el app.

Por lo menos, me gustaría ver una pantalla que revele cosas como la hora y el estatus de los mensajes cuando la toco dos veces.  Samsung ya tiene una versión de esto en su Galaxy Round, igual que hacen sus rivales LG y Nokia. Es muy útil y no muy difícil de lograr.

Samsung_Galaxy_S4_35627724-9421_610x435.jpg
A Samsung le encanta poner funciones creativas, como funciones y modalidades preseleccionadas en su cámara. Desafortunadamente, no siempre cumplen con lo que prometen. Crédito: Josh Miller/CNET


La última cosa que realmente espero del software del Galaxy S5 es que todos los extras de software de Samsung funcionen tal y cual lo prometen. Muchas veces he visto cómo Samsung lanza una “función” diferenciadora que simplemente no funciona como lo promete en su publicidad o que es tan específica en sus exigencias, que nadie realmente las puede usar.

En esta lista se incluyen gestos como mover tu mano por encima de la pantalla para avanzar pistas o fotos (hay que hacerlo de la manera correcta) o modalidades de cámara como la que borra personas no deseadas en el fondo de una foto. Como anécdota divertida, recuerdo que durante el lanzamiento del Samsung Galaxy S4, incluso un representante de Samsung intentó hacer que funcionara varias veces sin lograrlo. Sé que para Samsung es muy importante crear buenas experiencias en su software, pero si no funcionan como prometen, entonces no sirven para nada.

Cámara

Más que filtros sofisticados o modalidades distintas de iluminación, el módulo de la cámara del Galaxy S5 necesita mejorar su desempeño cuando hay poca luz.

En este momento, algunos teléfonos de Samsung de alta gama detectan automáticamente la oscuridad y te ponen en modo nocturno.  Eso es inteligente, pero no siempre resulta en imágenes placenteras. El flash es una opción, pero a menudo exagera el sujeto principal y el trasfondo. Las personas que toman fotos de comida o aquellos que buscan capturar parte del ambiente tienen pocas opciones aquí, sobre todo para tomas rápidas.

   
004Nokia_Lumia_1020_35822762_610x436.jpg
Me gustaría que la cámara del Samsung Galaxy S5 adoptara la eficacia de Nokia en luz escasa y que tuviera un botón físico como el que vemos en el Lumia 1020. Crédito: James Martin/CNET
       

El meollo del asunto

Como lo dije antes, muchos de los puntos que menciono antes son poco importantes cuando se comparan con los componentes centrales de un teléfono y algunos de ellos son composturas fáciles que, en mi opinión, Samsung debió haber hecho hace años.

Pero he aquí el porqué son importantes: Samsung siempre cumplirá cabalmente con la lista de especificaciones que los consumidores buscan a la hora de determinar cuando un teléfono es premium y digno de que se les caiga la baba. Podemos contar con que Samsung va a competir -o incluso va a ganar- en resolución de pantalla, fotografía para tomas en el día, velocidad de procesamiento, larga vida de su batería y trucos únicos de su software. Lo que Samsung tiene que encontrar es algo menos tangible: darle una personalidad.

Yo analizo montones de teléfonos y los que realmente sobresalen son los que ofrecen algún elemento único de diseño o bien alguna función diaria que vaya más allá de lo obvio.

No me cabe la menor duda de que el Samsung Galaxy S5 será un tremendo teléfono, incluso si resulta ser una copia del Galaxy S con súper especificaciones de 2014. Sin embargo, lo que realmente quisiera del Galaxy S5 es que sea un smartphone que, además de venderse, también nos cautive y nos inspire.

Close
Drag