CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Lo mejor y peor de Ant-Man and the Wasp

[Cuidado: Muchos 'spoilers'] Igual que pasó con 'Black Panther' y 'Avengers: Infinity War', la tercera película de Marvel de este año también cumple. Esto es lo que más nos gustó -- y lo que en realidad no tanto -- del filme protagonizado por Paul Rudd y Evangeline Lilly.

null

Wasp/Hope van Dyne (Evangeline Lilly) y Ant-Man/Scott Lang (Paul Rudd).

Ben Rothstein/Marvel Studios

Después de que Black Panther se destacara a principios de año como la película feminista de superhéroes por excelencia y de lo mucho que nos llegó a sorprender gratamente Avengers: Infinity War, intuíamos que este Ant-Man and the Wasp -- el tercer estreno de Marvel de 2018 -- iba a gustarnos. 

No nos ha defraudado. Son tres de tres para Marvel este año, que ha depurado el arte de la superproducción cinematográfica con buenos guiones, actuaciones a la altura, sentido del humor, acción espectacular y hasta mucha sensibilidad. Se le da tan bien a Marvel, de hecho, lo de las películas de mucho presupuesto que satisfacen al público y a la crítica, que podrían pasarle la receta a otra de las filiales de Walt Disney Studios, como Lucasfilm y sus problemas para ponerle tanto atino a la franquicia de Star Wars.

En todo caso, si ya has visto Ant-Man and the Wasp o si no te importan los spoilers, sigue leyendo. Queremos rememorar algunos de los mejores momentos de la nueva película de Marvel. Pero quedas avisado. Abundan los detalles sobre la trama y aquello que sucede en Ant-Man 2.

cuidado-spoilers

Lo mejor de 'Ant-Man y la Avispa'

Su historia es muy simple. Nada de tratar de salvar al universo entero de las ansias por controlar a la población de un megalómano. En la última de Marvel, Hope (Evangeline Lilly) y su padre Hank (Michael Douglas) se proponen sacar a Janet (Michelle Pfeiffer) del Mundo Cuántico donde quedó atrapada hace 30 años. Una misión sencilla por tratar de recuperar a la madre de Hope y esposa de Hank que permite que el tono de la película pueda ser lo suficientemente ligero.

Volvemos a la Tierra antes del momento fatídico provocado por Thanos. Eso también contribuye a ese tono más ligero. Es cierto que la misión de Hope y Hank es muy importante y, a la vez, Scott (Paul Rudd) tiene que asegurarse de tratar de cumplir las condiciones de su arresto domiciliario para no acabar en la cárcel. Pero el hecho de que no se haya producido todavía ese chasquido de dedos que hace que se volatilicen la mitad de nuestros personajes preferidos, ayuda a que podamos disfrutar de esta película de una forma más relajada.

Los chistes funcionan mejor que nunca y no cesan. Precisamente por ese tono ligero las bromas pueden fluir sin parar. Y lo hacen. Ant-Man no es el único gracioso de esta película. Hank está especialmente afilado cada vez que se refiere a la forma en la que Scott mira a su hija, Hope. "Perdón, ¿nos vamos ya o seguirán mirándose el uno al otro hasta que empiecen a dispararnos?", dice Hank en un momento en el que Hope y Scott se contemplan con demasiada ternura cuando deberían estar escapándose de los malos. Aunque lo mejor en cuanto a chistes se refiere es esa secuencia en la que Luis (Michael Peña) está bajo los efectos de algo que no es serum de la verdad -- pero sí es -- y explica con todo lujo de detalles cómo conoció a Scott -- y todos los personajes que menciona hablan con su voz. Un recurso del que se abusó un poco en la primera película, pero que aquí está en su justa medida.

null

The Wasp/Hope van Dyne (Evangeline Lilly) y Hank Pym (Michael Douglas).

Ben Rothstein/Marvel

La rutina de Scott en sus días de arresto domiciliario. Cantar karaoke, tocar la batería, aprender trucos de magia para luego impresionar a su hija, leer The Fault in Our Stars de John Green... Hay que decir que si alguna vez nos vemos en una situación similar, le pediríamos consejo a Scott Lang para matar el tiempo.

Los efectos visuales. Desde las versiones digitales y 30 años más jóvenes de Pfeiffer y Douglas -- mucho mejores y más realistas que cualquier versión de maquillaje protésico -- a esas escenas de lucha en las que nuestros protagonistas se hacen más grandes o más pequeños según sus necesidades y haciendo que sus enemigos casi crean que han desaparecido. Los efectos digitales de la película aprovechan toda la tecnología de 2018, sin abusar o tener secuencias donde se note una digitalización excesiva.

San Francisco. Se agradece que el equipo de Ant-Man and the Wasp haya filmado realmente los exteriores de esta película en San Francisco, en lugar de en un estudio de Los Ángeles haciéndose pasar por la ciudad de la bahía. Las calles, las casas victorianas, los muelles y las cuestas de San Francisco tienen un papel protagonista en la película. Nos quedamos sobre todo con una persecución a toda velocidad que continúa esa tradición fílmica de persecuciones en coche por San Francisco iniciada por Bullitt y Vertigo. Una carrera que tiene el acierto de acabar en una calle de curvas imposibles, Lombard, sin que a los malos les haya enseñado a conducir Dirty Harry.

El descanso que le dieron a los otros héroes de Marvel. A pesar de las muchas menciones a Capi y de lo muy acostumbrados que nos tiene Marvel últimamente a los crossovers entre sus personajes, los únicos superhéroes en Ant-Man y la Avispa son Ant-Man y la Avispa. Después de un Infinity War con tres Chrises famosos y un sinfín de otros nombres, fue bueno que aquí las cosas se limitaran a los actores de esta minifranquicia dentro de la megafranquicia. Porque sí, a veces menos es más.

Ant-Man and the Wasp

Ghost (Hannah John-Kamen) en Ant-Man y la Avispa.

Ben Rothstein/Marvel Studios

Lo no tan bueno

Esta historia cuenta con la misión principal de rescatar a Janet del Mundo Cuántico. Además de eso tiene a una tropa de mafiosos persiguiendo a nuestros protagonistas para tratar de robarles su tecnología. Eso sin contar con los policías que quieren asegurarse de que Scott siga con su arresto domiciliario. Con todas estas fuentes de conflicto, no creemos que fuera necesario añadir otra: la que nos aporta Ghost (Hannah John-Kamen) en su necesidad por tratar de robar el laboratorio para curar su problema de desequilibrio molecular.

A pesar de su pasado y necesidades, Ghost no acaba de ser una mala que nos guste tanto como Killmonger. La película no necesitaba otro problema más que anteponerse en el camino de nuestros protagonistas. A no ser que hayamos conocido a Ghost ahora porque vayamos a volver a verla en futuras películas del universo Marvel. Sobre todo teniendo en cuenta que su problema de salud estaría resuelto y los chicos andan bajos de reservas.

Lo peor de Ant-Man and the Wasp

Por mucho que el equipo de Ant-Man y la Avispa quiera hacernos creer que ésta es la primera película de Marvel con una protagonista femenina y a pesar de que el personaje de Lilly tenga mucha más presencia que en la primera película, Ant-Man and the Wasp no es sobre The Wasp. Sí que hay un buen equilibrio entre la pareja protagonista y además nos cuentan cosas sobre la infancia de Hope y su familia. Pero el protagonista de esta historia, por mucho que la Avispa tenga un papel más importante, sigue siendo Ant-Man. Por algo el suyo es el primer nombre del título.

No nos hubiera importado ver una película donde el peso hubiera caído de forma igualitaria entre ambos personajes. Tampoco nos importaría ver un título de Marvel donde el peso femenino sea realmente el completamente predominante. Pero para eso, ya sabemos que vamos a tener que esperar a ver Captain Marvel.

No dejes de leer nuestro artículo sobre el final de Ant-Man and the Wasp o échale un repaso a cómo quedaron las cosas tras el final de Avengers: Infinity Wars.

Ant-Man and the Wasp o Ant-Man y la Avispa se estrena el 6 de julio en Estados Unidos y México. En España la película se podrá ver a partir del 4 de julio.

Reproduciendo: Mira esto: Los Avengers más 'techies'
3:33

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.