CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Auriculares Bluetooth

Libertad vs. seguridad: los AirPods contra los BeatsX

La ausencia total de cables en los AirPods los hace fácil de perder, algo que previene la banda de los BeatsX. Es una de muchas diferencias entre ambos audífonos, que se conectan vía Bluetooth.

Sarah Tew/CNET
Reproduciendo: Mira esto: Los BeatsX de Apple son unos audífonos inalámbricos con...
2:12

Nada es perfecto en el mundo de los auriculares inalámbricos.

Si vienen completamente sin ataduras, es difícil realizar controles manuales, como ajustar el volumen. Si cuentan con una banda, por más mínima y flexible que ésta sea, se sacrifica parte de su ambición de total libertad.

En ambos extremos se encuentran los AirPods de Apple, que se colocan en los oídos sin que sobresalga cable alguno (excepto la parte inferior del audífono que cae de la oreja como si fuera una colilla de cigarrillo) y los BeatsX, de la subsidiaria BeatsX by Dre de Apple, que también son unos audífonos inalámbricos que se sincronizan via Bluetooth, pero que agregan una banda que queda colgando alrededor del cuello.

Entre ambos productos, hay un abismo de coincidencias y de diferencias, y examinaremos una por una, para ver qué alternativa se adapta como anillo al dedo (o como audífono a oído) a tus costumbres.

Diseño: tradición vs. modernidad

No hay duda que los BeatsX son más tradicionales que los AirPods, al menos a la vista. Son más coquetos que otras versiones anteriores de Beats, y son discretos a la hora de vestirlos: sus colores blanco, negro (y los que vendrán en azul y plateado) son elegantes y para nada disruptivos, y encajan en la oreja como lo hacen los viejos audífonos alámbricos a los que nos acostumbramos durante toda la vida.

Los AirPods, por su parte, salen mucho de lo común. Pregunté a varios colegas de CNET en Español cómo se sienten vistiendo los AirPods, y todos coincidieron en que los invade el pudor a la hora de usarlos. No verse ridículo es imposible: es que aunque son pequeños se nota demasiado su presencia en la oreja y ese detalle "colilla de cigarrillo" es poco acertado.

Reproduciendo: Mira esto: 4 formas de extraviar los AirPods de Apple... sin querer...
1:18

Practicidad: seguridad vs. libertad

Como bien saben los especialistas en diseño (y Apple es uno de ellos, aunque haya diseñado AirPods futuristas envueltos en un estuche que parece ser una caja de hilo dental), la estética en sí sola dice poco, salvo que cumpla una función. Y, en el caso de estos audífonos, su forma está íntimamente relacionada con su cometido.

Los Beats X, por su cable Flex-Form de Nitinol que queda colgando al cuello y porque ambos audífonos imantados se pegan entre sí cuando quedan sueltos sobre el cuerpo, son más seguros, por lo que es más complicado perderlos. Salí a caminar, los llevé a andar en bicicleta, y se quedaron firmes conmigo, pese al movimiento, el viento y aún a pesar de mi maniática costumbre de ponérmelos y sacármelos.

Claro que los BeatsX no son pioneros en este estilo, porque otros audífonos inalámbricos, como los LG Tone o los Bose SoundSport Wireless, también llevan una banda al cuello (pero que, en muchos casos, duplican el precio).

En cambio, los AirPods son muy fáciles de perder, y no sabemos qué hacer con ellos cuando nos los quitamos (salvo sostenerlos en la mano o ponerlos en su estuche, cualquier otra opción es demasiado riesgosa).

Reproduciendo: Mira esto: BeatsX: Abrimos la caja de los nuevos audífonos inalámbricos...
3:24

Duración: carga rápida vs. carga portátil

Lo que sí aplaudimos de los AirPods y lamentamos que no esté presente en los BeatsX es la posibilidad de carga en su propio estuche: nos brinda unas 2 horas extra salvadoras a las 5 usuales de su batería. Ahora, lo que no brinda en carga portátil lo ofrece en velocidad con la opción Fast-Fuel: si conectamos los BeatsX con el cable Lighting adquirimos varias horas de uso con sólo 5 minutos de carga. Según las pruebas de nuestros editores, dura 8 horas.

Resistencia: salpicaduras vs. nada específico

Una capacidad muy apaciguadora de los BeatsX es su resistencia a las salpicaduras, que los vuelve ideales para deportistas, para que no tengan que preocuparse de que sus audífonos se inunden en caso de transpiración.

Con los AirPods, Apple no aclaró detalles sobre su resistencia al agua, por lo que asumimos que el silencio habla y que si no lo auspicia... pues es que carece de esta función.

Usabilidad: pequeñas, grandes diferencias

En términos de uso, los AirPods están más limitados que los BeatsX: con los AirPods podemos convocar a Siri con dos golpecitos, pero hay ajustes usuales que no se pueden realizar desde los audífonos mismos.

Nuestra compañera Patricia Puentes salió a correr con los AirPods y comentó que no se puede ajustar el volumen o cambiar de canción desde ellos, algo que sí se puede desde los BeatsX.

En cuanto a calidad de sonido, nuestros editores, quienes han probado ambos en períodos más extensos de tiempo, dicen que los BeatsX son ligeramente mejores y que suavizan el ruido ambiente.

Ambos audífonos están potenciados por el procesador W1, que permite que la sincronización con cualquier dispositivo iOS sea casi instantánea. También logra una coordinación entre el hardware y los sensores para que, por ejemplo, los AirPods detengan la música si nos quitamos un audífono del oído. En aparatos Android, el emparejamiento es muy sencillo también: es apenas un paso más y configurar la conexión Bluetooth desde ajustes.

Tanto los BeatsX como los AirPods son fantásticos a su manera, y la elección es más una cuestión de estilo, que depende del uso. Por su precio y disponibilidad no hay diferencias decisivas: los BeatsX cuestan US$150 y los AirPods apenas US$10 más y ya los puedes conseguir en el App Store.

Si quieres ver más alternativas de audífonos inalámbricos, te recomendamos ver este TOP 5.

Reproduciendo: Mira esto: Sin ataduras: audífonos inalámbricos que son una alternativa...
3:15