CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
OPINIÓN Gadgets

​LG G6: Así han sido mis primeros 15 días con el flamante celular de LG

[Opinión] ¿Cómo se siente el nuevo teléfono 'todo pantalla' de LG en la mano? ¿Es tan grande como parece? Lo he probado y voy a contártelo.

Sarah Tew/CNET

El LG G6 es un teléfono bonito -- y enorme (5.7 pulgadas) -- que me sorprendió desde el primer momento. Después de probar el LG G5, que no logró impactar con sus piezas intercambiables, ya era hora de que la firma sudcoreana despertara para sorprendernos de nuevo.

El LG G6 fue, para mi, el teléfono más llamativo que se presentó este año en el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC) en Barcelona y ahora, con los teléfonos más potentes llegando a las tiendas, me he decidido dejar mi iPhone 7 a un lado, y usarlo 15 días, para contarte mi opinión.

El LG G6 es bonito por fuera y además tiene una interfaz muy sencilla de utilizar.

Sarah Tew/CNET

LG G6: por fuera

Si hay algo en lo que LG ha evolucionado con este dispositivo es en su hardware. El teléfono ha logrado un diseño muy avanzado. Tiene un aspecto metálico encantador y en los tres tonos: blanco, titanio y negro, luce de alta gama. Si algo siempre le hemos criticado a LG es que sus dispositivos a pesar del precio siempre terminaban teniendo un acabo de plástico, pero en esta oportunidad la empresa se ha superado con creces.

Entre tú y yo, si tienes que elegir uno, el titanio es el más bonito y sexy, además yo escogí este porque me hace verme más moderno. El negro está bien y el blanco no me gustó nada, aunque repito, todos son bonitos y para gustos... pues colores.

Ya con mi LG G6 titanio en la mano, he de decir que se siente bastante robusto, tiene bordes metálicos sólidos que parece soportarán cualquier caída -- no se me ha caído ni por accidente, y mira que soy torpe -- y resistencia al agua (IP68), algo en lo que por fin la compañía se ha puesto al día, aunque siendo sinceros, sigo siendo muy precavido en eso de mojar mi teléfono y en estos 15 días nunca tuve necesidad de probar esta novedad.

A pesar de su gran pantalla, el LG G6 no es un teléfono que se sienta enorme en la mano. Dicho esto, te cuento que en no pocas ocasiones escribiendo acostado en la cama el teléfono se me ha caído en la cara, debido a sus 5.7 pulgadas y a que lo he sujetado de la manera incorrecta. Sí, te puedes reír de mí todo lo que quieras, pero si estás en la cama sosteniendo el teléfono con la vista en dirección al techo y no lo sostienes adecuadamente, la gravedad hará efecto. Y sí, es tan duro que te va a doler.

Aunque algunos amigos amantes de Android me dicen que es demasiado grueso, no creo que eso sea un factor importante a la hora de decidirte por este dispositivo. Con una sola mano he podido escribir en el teclado, aunque es cierto que es más cómodo si lo haces con las dos. Con una sola mano no podrás llegar a las notificaciones, ni a nada que hayas dejado en la parte superior de la pantalla.

Pero justamente es el panel lo más bonito e importante de este dispositivo. Gracias a su tecnología y al cambio en el ratio de aspecto, los contenidos se ven en la pantalla entera y te dan una experiencia como pocas. Este panel es LCD, por lo que en algunos ambientes con mucha luz natural podríamos encontrarnos reflejos que nos impidan ver a la perfección la pantalla. Sin embargo, LG ha incorporado en la función de brillo automático la intensificación del mismo, para que cuando ocurran estos casos tu visión del equipo se afecte lo menos posible.

LG G6: prueba de uso

Al iniciar el uso del LG G6 lo primero que puedo ver es una de las interfaces más limpias del mercado y que además ya ejecuta Android Nougat. No encontraremos el Google Now Launcher -- que puedes instalar si lo deseas --, pero sí una experiencia cercana a Android Puro, algo que los amantes del sistema operativo seguramente agradecerán, aunque como no, es totalmente configurable y adaptable a tu estilo. (Nota al margen: yo prefiero la interfaz del Huawei P10, pero de eso hablaremos otro día).

Si algo no me ha gustado son opciones como la pantalla siempre encendida, porque me genera ansiedad ver los iconos de las apps que tienen notificaciones, y que no me muestre de un solo vistazo quién me ha escrito un WhatsApp o un correo.

A esto debo sumar que el botón trasero del teléfono con el sensor de desbloqueo me gustó, aunque es raro no poder darle al botón frontal para ver las notificaciones de la pantalla como hago en el iPhone 7 o en el Huawei P10, uno de mis androides favoritos de la temporada. Sin embargo esto se resuelve dando dos golpecitos con el nudillo en la pantalla, algo a lo que tendría que acostumbrarme.

Si me preguntas por el funcionamiento en general, debo decirte que a pesar de que el procesador Snapdragon 821 es del año pasado, el teléfono no presenta retrasos importantes. La compañía me explicó que prefería tener tiempo de configurar un procesador conocido antes que incorporar el último sin tiempo, y según mis pruebas, la verdad el resultado ha sido bueno.

Jugando Super Mario Run o ejecutando dos apps en la pantalla dividida el LG G6 ha tenido un buen comportamiento. ¿Tendrá problemas este procesador de aquí a un año? No lo creo, el LG G6 tiene otras características que parecen asegurar una larga vida para este dispositivo.

Otra pregunta frecuente que me hacen mis amigos que quieren comprarse un teléfono nuevo es: ¿dura la batería todo el día? Mi respuesta es sí, aunque depende de muchos factores. Por ejemplo, siempre se me olvida cargar el teléfono por la noche, por lo cual me tocó salir un día con 44 por ciento de carga. Pasé unas seis horas con el teléfono, enviando y recibiendo mensajes de WhatsApp, haciendo fotos para probar su cámara e incluso recibiendo llamadas y enviado tuits, y no tuve mayores problemas. Son 3,300mAh que parecen muy bien gestionados.

Un dato que debes saber: si no enchufas el cable original y su cargador a la corriente eléctrica, el teléfono pasa de cargarse en menos de una hora a una eternidad. Lo conecté a mi MacBook Pro y solo puedo decir que se me hizo eterno.
Reproduciendo: Mira esto: LG G6: Lo bueno y malo del nuevo teléfono de LG
1:56

LG G6: una cámara doble para el día a día

Si no eres un artista y el efecto bokeh poco te interesa, la cámara doble del LG G6 ofrece algunas novedades interesantes más allá de esta herramienta popular incorporada en el iPhone 7 Plus o el Huawei P10.

La doble cámara del LG G6 incluye la lente regular y una gran angular, ambas comparten los 13 megapixeles, aunque por un lado tenemos una apertura de F/1.8 y por otro f/2.4, respectivamente. Hacer fotos con esta cámara nos da siempre imágenes satisfactorias. No importa si es un momento soleado o una imagen nocturna de tus amigos. Echa un vistazo a esta galería de comparativa de imágenes hechas con este equipo y el Huawei P10.

La cámara frontal de 5 megapixeles también ofrece un gran angular de 100 grados con apertura f/2.2 que te hará buenos selfies y mejores autofotos grupales.

Mi experiencia con el LG G6

Si estás pensando en comprarte uno de los últimos teléfonos de la temporada, el LG G6 es una buena opción. No solo te da una pantalla más grande para ver tus contenidos multimedia, o una muy buena cámara, sino que la experiencia en general es buena en un diseño bonito.

Si no te gustan las pantallas grandes o quieres que el teléfono sea 100 por ciento cómodo en tu mano, este teléfono no es para ti, por más que lo desees, aunque desde luego todo es cuestión de costumbre.

Reproduciendo: Mira esto: ¿Es mejor el LG G6 que el LG V20?
2:08