CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La lechuga espacial hace su debut oficial en el menú de la ISS

El astronauta Shane Kimbrough ha comido la primera de cuatro cosechas de lechuga espacial después de que se comprobó que el vegetal cultivado en el espacio es seguro de ingerir en 2015.

El ingeniero Charles Spern envía mensajes del Kennedy Space Center al astronauta Shane Kimbrough para asistirle en la cosecha de lechuga.

NASA

La humilde lechuga sigue siendo sujeto de continua experimentación en condiciones de microgravedad. En los pasados años, los astronautas que se encuentran abordo de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) han estado intentando determinar si el vegetal es una fuente viable de alimento fresco que se puede cultivar y consumir en el espacio.

Primero, la serie de experimentos determinó que, en efecto, puedes cultivar lechuga en uel ambiente de microgravedad de la ISS. El próximo paso fue determinar si era seguro consumir la lechuga; después de comer la lechuga, los miembros de la tripulación Expedition 45 Scott Kelly, Kjell Lindgren y Kimiya Yui ingirieron la lechuga Outredgeous en agosto de 2015.

Esta fase más reciente, llamada Veg-03, se inició el 25 de octubre inmediatamente después de la prueba de hardware Veg-01. Veg-03 está probando el sistema de distribución de agua y un cultivo distinto con requisitos diferentes. La primera cosecha del pequeño invernadero conocido como Veggie es de las lechugas rojas.

Por primera vez, se cultivaron seis clase de lechugas de manera simultánea, bajo el cuidado del miembro de la tripulación Expedition 19, Shane Kimbrough. Aunque el cultivo resultó exitoso, no estuvo desprovisto de obstáculos.

"Durante su primera semana de vida, los pequeños vástagos estaban obteniendo demasiada agua", dijo la directora del proyecto, Nicole Dufour, quien administra el proyecto desde la Tierra. "Esto hace que el crecimiento de las plantas esté un poco retrasada, pero estas se recuperaron bien después de que le instruimos a Kimbrough utilizar un ventilador para que secase un poco la humedad".

Kimbrough cosechó las lechugas utilizando un método que deja el tallo de las plantas y algunas de su hojas intactos; esto permite que puede volver a crecer y se pueda volver a cosechar. Algunas de las hojas fueron consumidas por Kimbrough, y otras fueron enviadas a la Tierra para que se le realicen pruebas. Las cosechas futuras serán consumidas por los miembros de ISS.

El cultivar vegetales en la ISS rendirá varios beneficios: suplirá la dieta de los astronautas con un alimento fresco y nutritivo, y disminuir la cantidad de alimento que se tiene que enviar desde la Tierra a la estación.

"Existen pruebas que indican que los alimentos frescos, como los tomates, los arándanos azules y la lechuga roja son una buena fuente de antioxidantes", dijo Ray Wheeler, del Kennedy Space Center. "El contar con comida fresca como esta disponible en el espacio puede tener un impacto positivo en el ánimo de la gente y puede proteger contra la radiación en el espacio".