CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Presunto 'hacker' británico no será extraditado a EE.UU.

Lauri Love, que presuntamente robó grandes cantidades de datos de agencias estadounidenses, gana caso de extradición pero aún puede enfrentar un juicio en el Reino Unido.

Alleged Hacker Lauri Love Appeals His Extradition To US

Partidarios de Love llenaron la sala del tribunal y se reunieron afuera para el veredicto del juez el lunes.

Dan Kitwood / Getty Images

Un hombre británico sospechoso de hackear la FBI, la Reserva Federal de EE.UU. y la NASA obtuvo el lunes su apelación ante el Tribunal Superior contra su extradición a Estados Unidos.

Lauri Love, de 32 años, fue arrestado en octubre de 2013 bajo sospecha de haber robado datos de varias agencias estadounidenses en una serie de ataques en 2012 y 2013. Las autoridades estadounidenses querían que Love fuera juzgado en ese país, lo que implicaría extraditarlo del Reino Unido.

Pero jueces del Reino Unido dictaminaron que si se extraditaba, existía un alto riesgo de que Love, quien padece el síndrome de Asperger, intentara suicidarse. En cambio, dijeron, Love debería ser enjuiciado en el Reino Unido con la ayuda de las autoridades estadounidenses.

"Estamos revisando el juicio del Tribunal Superior y no tenemos más comentarios", dijo una portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

Hablando fuera de la corte después del veredicto, Love dijo que espera que la decisión siente un precedente. "Esperamos que otras personas puedan confiar en este veredicto para garantizar que los sistemas de justicia los traten más humanamente", dijo.

"Lo que es particularmente importante sobre este caso es que el sistema de justicia británico ha adoptado la postura de que deberíamos tratar el asunto nosotros mismos, en lugar de aceptar las demandas del gobierno de EE.UU.", dijo el abogado de Love, Kaim Todner en un comunicado a la BBC.

"También se ha reconocido que las disposiciones de salud mental en las cárceles de Estados Unidos no son adecuadas para garantizarnos que Lauri no habría sufrido daños graves si hubiera sido extraditado".

2017: un año plagado de hackeos y ciberataques.