Las HoloLens de Microsoft me dejaron con la boca abierta

Las gafas brindan una experiencia robusta de realidad aumentada que asombrará hasta al más escéptico de la realidad virtual.


Soy un escéptico de la realidad virtual. Pero, desde el momento en que las vi, supe que las HoloLens de Microsoft no se parecen a ninguna otra gafa inteligente, incluyendo a las gafas Oculus Rift. Las HoloLens son más pequeñas y la experiencia aumentada o, como lo denomina Microsoft, la experiencia de "realidad mezclada" que ofrecen me emociona.

Distintas por fuera

Más estructuradas y eficientes que otras gafas de realidad virtual, el prototipo de las HoloLens es aún un aparato abultado y abigarrado. Tiene el aspecto de un par de pesadas gafas de esquiar. Por ello, aunque no se gana puntos por su estilo, no se parece en nada a las gafas Samsung Gear VR.

La unidad de procesamiento holográfico (Holographic Processing Unit) se encuentra en una caja que cuelga del cuello del usuario y tiene un cable de electricidad que evitó que me aventurara demasiado lejos (afortunadamente, un ayudante se aseguró de que no me tropezara con el cable). No son demasiado pesadas, aunque no pude dejar de sentir que llevaba a cuestas bastante equipo. Pero ninguna de estas consideraciones importa una vez que enciendas las gafas.

Distintas por dentro

Lo que diferencia a las HoloLens de la realidad virtual es que no acaparan todos tus sentidos. En cambio, tienes la potestad de decidir qué se mapea y qué es visible. Al observar la habitación a través de las gafas, escanearás el cuarto para construir una especie de perfil del espacio.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Durante la demostración, eso se tradujo en que pude usar la computadora de escritorio frente a mí para ver las imágenes que estaban proyectando las HoloLens. Luego, después de arrastrar el cursor hacia fuera de la pantalla, éste apareció suspendido en el aire, frente a mí (acompañado de un sonido de "pop"). Puedes utilizar el cursor flotante para hacer clic en el espacio que se despliega frente a ti, aún cuando el navegar en un espacio en 3D con un mouse convencional sea un poco raro. Tendrás que utilizar tus ojos (o la "mirada", en el lenguaje HoloLens) para guiar la mayoría de las acciones a través de cursores espaciales.

La colaboración fue nítida, especialmente cuando un científico de la NASA se unió a la experiencia y me orientó sobre cómo el Laboratorio de Propulsión a Chorro planea utilizar las HoloLens para coordinar experimentos más adelante en el año.

Microsoft

Una experiencia en Skype más inmersiva

Si estás en busca de más experiencias de colaboración, las encontrarás en Skype. He utilizado Skype muchas veces, pero nunca de esta forma. Microsoft me dio la tarea de instalar un interruptor de luz con la ayuda de un amigo que me llamaba desde Skype. Su feed de video seguía mi mirada, pero también lo podía fijar en un sitio determinado frente a mí mientras observaba la habitación. Mientras tanto, mi amigo podía ver todo lo que yo veía y procedió a bosquejar las instrucciones en el aire, frente a mí.

Soy bastante adepto en las reparaciones del hogar, pero esta clase de instrucción virtual es fenomenal. Ya me imagino ayudando a un amigo que vive lejos a instalar su nueva CPU en su computadora, o ayudarlo a resolver algún problema técnico que es difícil de explicar.

Microsoft

'Minecraft' con esteroides

Mientras que la demostración de Skype se limitó mayormente a señalar y gesticular frente a imágenes estáticas, Holobuilder brindó una lección más interactiva en cuanto a lo que las HoloLens son capaces o no de hacer. Piensa en Holobuilder como el Minecraft de la realidad aumentada. Cuando me puse las gafas, las mismas empezaron a escanear la habitación en la que me encontraba, mapeando experiencias construidas y diseñadas para la demostración. Había ovejas que corrían debajo de mis pies, y las podía espantar con sólo un toque. Había dinamitas colgando de las paredes, que destruí con una explosión y se revelaron las cavernas que se encontraban detrás.

Debido a que Holobuilder construye su mundo de bloques a partir de la realidad que le rodea, la atención al detalle es sumamente profunda. Por ejemplo, cuando destruí una banca con un explosivo en mi lucha contra unos zombies, los fragmentos de madera que zumbaron frente a mis ojos tenían el mismo color y textura de la banca. Eso fue impresionante.

En otra demostración, las HoloLens utilizaron imágenes en alta resolución que fueron tomadas por el rover marciano Curiosity para construir un ambiente en 3D en el cual puedes navegar. Todas las imágenes son imágenes reales que captó Curiosity: piedras de verdad, arena de verdad, un cielo marciano de verdad y montañas marcianas de verdad que se expanden por el horizonte. Entiendo que fue un listo truco hecho con lindas fotos, pero no pude ocultar mi asombro.

Mucho potencial, pero mucho camino por recorrer

Las HoloLens ofrecen una experiencia surreal y satisfactoria. No obstante, quería más. Por el momento, las puedo controlar sólo con la mirada, y al posar mi dedo en el aire para darle un toque al cursor. Funcionan bien, pero se necesitan gestos más sofisticados que imiten los movimientos que realizamos en la vida real.

Por ejemplo, digamos que quieres cavar un hueco. Puedes pedir una pala (los comandos de voz funcionan de manera fantástica) y aparece automáticamente. Pero cavas el hueco al darle toques a la pala en vez de tomar la pala con las manos y mover los brazos para remover la tierra. El explotar dinamita funciona de la misma manera, como también el asustar a los animales. Esto es, obtienes el resultado que deseas, pero no la sensación de hacerlo -- yo quería tomar en mis manos a los animales, agarrar puñados de tierra, golpear a los zombies y sentir la superficie que se despliega frente a mí.

Dicho esto, es quizás demasiado pronto para empezar a exigir cosas de un hardware prototipo. Mas este es precisamente el problema con el que se enfrenta Microsoft. Aún en su etapa temprana, las HoloLens me brindaron una experiencia de realidad aumentada que nunca creí que quería. Pero ahora, la quiero -- una y otra vez.

Ahora, quiero que mis reuniones de trabajo se realicen a través de HoloLens. Quiero lidiar con todos los problemas computacionales en este mundo de realidad aumentada. Quiero construir un pequeño laberinto en mi pequeño apartamento. Pero, más que nada, quiero ver hacia dónde llevará Microsoft esta tecnología. En su estado actual, el futuro se vislumbra prometedor.