Las Google Glass resucitarán en versión empresarial: reporte

La gigante de tecnología ha realizado ajustes a sus gafas inteligentes y se ha enfocado en dirigirlas para el uso empresarial, según el diario 'The Wall Street Journal'.

Las gafas inteligentes Google Glass. Sarah Tew/CNET

Google Glass se había tomado unas vacaciones indefinidas desde enero, mientras la empresa trataba de encontrar nuevas formas de atraer a los consumidores a las gafas inteligentes de la gigante de tecnología. Mientras tanto, la empresa está cortejando al sector que es más propenso a dar una respuesta positiva a este dispositivo: las empresas.

Google has estado distribuyendo una nueva versión de las Glass a las empresa; las gafas están especialmente diseñadas para el lugar de trabajo en áreas como la salud, la manufactura y la energía, de acuerdo con el diario The Wall Street Journal.

El dispositivo tiene un aspecto distinto a las Glass originales, que costaban US$1,500, de acuerdo con el reporte. En vez de tener un marco integrado, la nueva versión tendrá una bisagra que le permite ajustarse a otro par de gafas. La versión para empresas tendrá también un paquete de baterías y un prisma más largo -- que es como el usuario utiliza las imágenes digitales y cómo las gráficas se superponen sobre la imagen que el usuario ve.

Google se ha rehusado a dar un comentario al respecto.

Las Google Glass se presentaron por primera vez en 2012 con bombos y platillos por el cofundador de la empresa Sergey Brin. Pero la emoción se fue amainando a medida que el dispositivo se vio en el centro de la controversia. Glass, con su cámara integrada, se convirtió en el blanco de los críticos que señalaban que el dispositivo quebrantaba la privacidad. Otros detractores se quejaban de que el dispositivo tenía un aspecto muy nerdy.

Con la versión para empresas, Google espera evitarse las preguntas sobre privacidad y moda, ya que esas cosas tienden a ser un problema de menor importancia en un ambiente laboral. (Por ejemplo, a un trabajador de la construcción le preocupará menos cómo luce Glass en su cabeza o sobre su casco).

Aunque Google le puso "pausa" al programa en enero, nunca dejó de ver al mundo empresarial como una opción. Desde enero de 2014, la empresa trabajó para persuadir a los trabajadores a usar Glass en sus trabajos con un programa llamado Glass at Work (que tiene el doble significado de "en el trabajo" y "trabajando"), que incluía una iniciativa para convencer a los desarrolladores de apps de seguir haciendo software para el dispositivo. Por ejemplo, la empresa puso a prueba un app para la cadena de restaurantes Taco Bell para ayudar a sus empleados a la hora de hacer los platillos.

Sin embargo, ha habido contratiempos. Chris O'Neill, el ex jefe de negocios de Glass y encargado del programa Glass at Work, abandonó Glass para asumir el puesto de presidente ejecutivo del software de productividad Evernote. Google ha hecho varios cambios más al equipo de Glass.

En enero pasado, la empresa le dio las riendas del proyecto a Tony Fadell, el cofundador de Nest, la empresa de gadgets inteligentes para el hogar que Google compró el año pasado. Fadell es un ex ejecutivo de Apple y un experto en hardware que tuvo un papel clave en el desarrollo del iPod y el iPhone.

Close
Drag