CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

La tecnología autónoma de Waymo depende de chips de Intel

Ambas compañías dieron a conocer que trabajan juntas en el desarrollo de la tecnología para vehículos autónomos desde mucho antes de lo que hasta ahora se sabía.

Waymo

Aunque Intel está dentro de los autos, no encontrarás una etiqueta "Intel Inside" en su exterior.

Intel Corporation

Intel está decidida a liderar a los fabricantes de chips en el desarrollo de vehículos autónomos, y está trabajando estrechamente con Waymo para que eso suceda.

El fabricante de procesadores anunció que es el proveedor oficial de chips para la flota de minivans autónomas Chrysler Pacifica de Waymo y que apoya el hardware que potencia las capacidades de toma de decisiones en tiempo real del vehículo. No hay una etiqueta "Intel Inside" en el lateral de la minivan, pero los chips de la empresa están ahí.

"A medida que la tecnología de auto conducción de Waymo se vuelve más inteligente y más capaz, su hardware y software de alto rendimiento requerirán una computación aún más poderosa y eficiente", dijo Brian Krzanich, presidente ejecutivo de Intel, en un comunicado. "Al trabajar estrechamente con Waymo, Intel puede ofrecer a su flota de vehículos la potencia de procesamiento avanzada requerida para la autonomía de Nivel 4 y 5".

Aunque Waymo durante mucho tiempo fue fanática de la creación de procesos internos debido a que esto le permitía una mayor capacidad de supervisar cada paso del proceso, desde la concepción hasta la producción, lo cierto es que la compañía está trabajando con chips Intel de alto performance desde 2009, según explicó en un post.

Si nada cambia en el futuro, el objetivo de Waymo es lograr construir una plataforma robusta que pueda vender a fabricantes de automóviles que carecen de tiempo o dinero para crear soluciones internas.

Intel quiere adentrarse en el negocio de los vehículos autónomos a como de lugar. En marzo la compañía anunció la adquisición de Mobileye por US$15.000 millones, un proveedor de piezas enfocado en vehículos autónomos. Los dos (ahora uno) se unieron con BMW y Fiat Chrysler, anunciando la intención de poner 100 automóviles autónomos de pruebas en las carreteras este año.