La Surface de Microsoft, viento en popa

Microsoft reportó que los ingresos y las ventas de su primera PC de marca propia se duplicaron en su segundo trimestre fiscal.

La Surface Pro 2 de Microsoft
La Surface Pro 2 de Microsoft Crédito: CNET
¿Por qué existe la Surface y por qué Microsoft quiere seguir adelante impulsando su híbrido laptop-tableta? El gigante del software (¿o la llamamos ahora también fabricante de dispositivos?) tiene varias respuestas a estas preguntas.

Microsoft anunció la semana pasada, durante su llamada de conferencia para dar a conocer los resultados de su segundo trimestre, que los envíos de la Surface se duplicaron en los últimos trimestres, aunque parece que la Surface todavía no es rentable.

Es claro que la compañía está animada por las cifras de la Surface y parece no tener intención alguna de echarse para atrás en su estrategia por convertirse en un fabricante de dispositivos.

¿Qué por qué creó Microsoft la Surface? Algunas de las observaciones que Microsoft puso en su forma 10Q, un documento que presenta ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU., nos dan muy buenos indicios del porqué:

"El modelo integrado verticalmente, uno en el que una sola compañía controla elementos de software y hardware de un producto y sus servicios relacionados, ha probado ser exitoso con algunos productos como computadoras personales, tabletas, teléfonos móviles, consolas de juegos y reproductores de música digital. Los competidores que operan bajo este modelo, pueden también ganar ingresos por servicios que están integrados en sus plataformas de software y hardware". Y continúa: "Ofrecemos también productos y servicios de hardware y software integrados verticalmente; sin embargo, nuestros competidores en las áreas de smartphones y tabletas tienen una base de usuarios significativamente más grande".

Microsoft reconoce también que enfrenta tremendos retos de plataformas de la competencia desarrolladas para nuevos dispositivos. Además, dice, las personas cada vez más usan estos dispositivos para llevar a cabo funciones que en el pasado hubieran realizado desde una computadora. 

Todo eso, si bien es una ventaja, también presenta una desventaja. Y Microsoft lo sabe bien:

"Los esfuerzos para competir con un modelo integrado verticalmente incrementarán nuestro costo y reducirán nuestros márgenes de ganancia".

Aun así, Microsoft parece estar dispuesta a continuar adelante con la Surface, como dijo la propia Amy Hood, directora general de finanzas de Microsoft, durante la misma conferencia. "Ahora que los clientes han reconocido el valor de la Surface [...] nos sentimos muy bien acerca del progreso que hemos logrado en los últimos trimestres y estamos muy entusiasmados con la oportunidad que nos presenta la Surface en el futuro".

Todo esto nos obliga a preguntarnos lo siguiente: ¿Cómo evolucionarán la Surface y la PC? ¿Habrá híbridos en el futuro? ¿Un dispositivo que haga todo en uno es una meta realista? Y, además, ¿qué pasará con la Surface 2, es decir, con Surface RT? ¿Será eso integrado en la plataforma de Windows Phone?

Close
Drag