CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
OPINIÓN Videojuegos

La realidad aumentada le debe su popularidad a 'Pokémon Go'

[Opinión] Este 6 de julio se cumple el primer aniversario de la llegada de 'Pokémon Go', el juego que puso las palabras 'realidad aumentada' en boca de todos.

Reproduciendo: Mira esto: Facebook quiere que disfrutes de la Realidad Aumentada...
2:13

El verano de 2016 se recuerda como una época más inocente. Donald Trump aún no era presidente de Estados Unidos y tampoco sabíamos que el gobierno de México usa un software muy poderoso para espiar a periodistas y activistas.

Pero la memoria más fuerte de ese tiempo lejano nada tiene que ver con la política. Para muchos, el rey absoluto del verano de 2016 fue Pokémon Go.

El 6 de julio de ese año llegó sin mucho bombo y platillo – mas sí con cierta expectativa – Pokémon Go, el juego que introdujo a muchos a la realidad aumentada y que, de cierta forma, provocó que esta categoría de la industria de la tecnología superara el interés que en esos momentos comandaba su familiar más cercano, la realidad virtual.

A pesar de que no llegó a todos los países de inmediato – primero fue sólo Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda --, en pocos días el videojuego móvil se convirtió en un fenómeno mundial que ha generado más de US$1,000 millones en ingresos para su desarrollador, Niantic. Para celebrar la fecha, la empresa tiene planeados eventos en distintas ciudades para celebrar el primer año.

Pokémon Go, en términos de tecnología, no es una aplicación particularmente innovadora. Niantic aprovechó toda la infraestructura de mapas y geolocalización que implementó en sus juego Field Trip (2012) y, sobre todo, Ingress (que llegó a todo mundo en 2013).

Ingress es una versión más intensa y violenta de Pokémon Go. En ese juego, Niantic combinó sus conocimientos del espacio físico (geolocalización) con la capacidad de interactuar con éste a través de imágenes digitales. Esas cualidades caracterizan a Pokémon Go, que llamó más la atención por su mediocre realidad aumentada (los monstruos del juego realmente no interactúan con el espacio físico, sino que actúan como imágenes 2D sobrerimpuestas en lo que la cámara tiene enfrente, sin conciencia de volumen o espacio) que por su más elaborada y precisa geolocalización – que, de cierta forma, es la culpable de que la gente que jugó Pokémon Go haya caminado más de lo que acostumbra.

Aunque es difícil establecer un paralelo, lo cierto es que el rotundo éxito mundial de Pokémon Go dio a conocer la tecnología de la realidad aumentada a mucha gente, a pesar de que los filtros de Snapchat y otras aplicaciones se comportaban de forma similar.

Hace unos meses, Alex Kipman, líder del proyecto de HoloLens de Microsoft, me dijo, en referencia específicamente a Pokémon Go: "Me encanta toda la innovación, y mientras más cosas de éstas sucedan, mejor. Se está volviendo cada vez más difícil argumentar que éste no es el futuro de la computación".

De las cuatro grandes – Google, Facebook, Apple y Microsoft – esta última lleva la delantera en el espacio de la realidad aumentada con HoloLens. Sin embargo, la tecnología más avanzada de este programa está actualmente enfocada a empresas, un negocio sustanciosos a US$3,000 por aparato, aunque Microsoft ya tiene un programa para llevar la tecnología de sus gafas autónomas de realidad aumentada (la plataforma Windows Holographic) a dispositivos de terceros como HP y Lenovo por menos de US$300.

Otras empresas han intentado ponerse al día con este tema. En septiembre de 2016 durante el lanzamiento del iPhone 7, unas semanas después de la llegada de Pokémon Go al mundo, Apple invitó al presidente ejecutivo de Niantic, John Hanke, a introducir la versión del juego para el Apple Watch. "Creo que la realidad aumentada es muy grande, es enorme. Estoy muy emocionado por las cosas que podrían hacerse y que podrían mejorar nuestras vidas", dijo Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, hace unos meses.

Este mismo año, Facebook ocupó gran parte de la presentación inaugural de F8, su conferencia para desarrolladores, para hablar de sus esfuerzos para integrar la realidad aumentada aún más a tu móvil.

Posteriormente, durante su conferencia para desarrolladores I/O, Google presentó Google Lens, una herramienta que permite obtener información de un letrero u objeto con sólo verlo con la cámara del teléfono, una de las interpretaciones más avanzadas que hemos visto de la realidad aumentada en un producto para el consumidor al momento. Con Lens, por ejemplo, tu teléfono te mostrará dónde comprar boletos con sólo apuntar tu cámara al boletín de un concierto.

Y más recientemente, durante su conferencia para desarrolladores WWDC 2017, Apple presentó su ARKit, un kit para desarrolladores para que incluyan funciones de realidad aumentada en sus aplicaciones. Incluso, dicen, Pokémon Go luce mejor cuando se aprovechan estas herramientas.

Hace unas pocas semanas, tras WWDC 2017, escribí, con referencia a la realidad aumentada, que las gigantes de la tecnología están más listas que nunca para ofrecernos una visión digital del mundo en tres dimensiones.

Y, de cierta forma, cuando recordemos los inicios de este movimiento en unos años, Pokémon Go ocupará un lugar muy especial, al haber logrado sacar a la gente de sus casas para que exploraran el mundo a través de una pantalla y ser la punta de lanza para que la realidad aumentada se convirtiera en una herramienta no solamente divertida sino útil en nuestra vida diaria. Feliz cumpleaños, Pokémon Go.