CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

La nueva 'Star Wars' rescata el espíritu de la trilogía original

[Reseña con algunos 'spoilers'] J.J. Abrams ha logrado crear una película que permanece fiel al legado de George Lucas pero al mismo tiempo proyecta la saga en una dirección más emocionante.

Los tres ejes de la nueva 'Star Wars': Kylo Ren, Finn y Rey.

Lucasfilm

J.J. Abrams no es George Lucas. Esto le permitió al director de 49 años de edad acudir a la saga de Star Wars con los ojos del fanático, del niño que creció fascinado por estas historias. Pero también le allanó el camino para construir un guión que apela a la nostalgia pero que, decididamente, echa las bases para una refundación de la saga. En pocas palabras, Star Wars: The Force Awakens es 100 por ciento Star Wars pero pensada para atraer a las nuevas generaciones.

Desde el momento en que aparece en pantalla la frase "A long time ago, in a galaxy far, far away" y suenan los acordes de la marcha de Star Wars compuesta por John Williams, resulta inevitable experimentar la sensación de que se está contemplando algo histórico, un momento relevante de la cultura pop de 2015.

El filme explota esta sensación, apelando a claves visuales que recuerdan en el espectador -- sobre todo -- la cinta original de 1977: el planeta desértico Jakku, tan parecido a Tatooine; la vestimenta de Rey (Daisy Ridley), que evoca la pureza y esperanza de Luke Skywalker en el primer filme; guiños a escenas de A New Hope dentro de la nave Millennium Falcon; las naves de Ala X atacando nuevamente una estación espacial enemiga; hasta hay una escena que rinde tributo a la cantina en Mos Eisley.

Al igual que Jurassic World y Terminator Genisys, dos películas de 2015 que también apelaron a la nostalgia de muchos espectadores, que sintieron gusto en revisitar lugares y escenas de las cintas originales de estas franquicias, The Force Awakens está concebida para complacer a quienes vieron la trilogía original en los cines hace 30 años.

J.J. Abrams entierra --"sin querer queriendo", como diría el Chavo -- las precuelas de una buena vez y pone el foco en la nueva generación de protagonistas. No cabe duda, Rey es la protagonista del filme. La trama se desenvuelve a su alrededor. El espectador se identifica con ella. Abrams, quien co-escribió el guión con el veterano Lawrence Kasdan (The Empire Strikes Back), sabe que Lucas acertó al basarse en las teorías de los mitos creada por Joseph Campbell. El recorrido del héroe, de joven inexperto a guerrero maestro, sustenta la evolución de Luke Skywalker (Mark Hamill) en la trilogía original; y en The Force Awakens se produce el mismo recorrido en Rey.

Pero frente a estos nuevos héroes -- Rey; Finn (John Boyega), un stormtrooper al que le nace una consciencia; y Poe Dameron (Oscar Isaac), el mejor piloto de la Resistencia -- se opone un villano formidable: Kylo Ren (Adam Driver). Su historia y acciones son tan interesantes como las de Rey. Descubrir sus motivaciones y contemplar sus actos violentos es uno de los mejores aspectos del filme. De hecho, para quien esto escribe, Kylo Ren es el personaje más interesante de The Force Awakens.

Ahora se entiende por qué Abrams guardó con tanto celo la trama del filme. Lo mejor es ver la película sin haber leído spoilers; pues, en efecto, hay twists y giros en la historia (aunque casi todos se adivinaban en los tráilers). En cierta manera, el filme es un espejo de A New Hope: hay una Resistencia -- en la que Leia es ahora general -- que combate a la Primera Orden, remanente del antiguo Imperio, con stormtroopers inclusive. Y la gran pregunta que todos se hacían acerca de dónde estaba Luke Skywalker también cobra importancia en la trama de The Force Awakens. Y recibe una respuesta más que satisfactoria.

Chewbacca y Han Solo al regresar al Millennium Falcon.

Lucasfilm

Debe decirse que nada de esto funcionaría probablemente si no estuviese anclado en la actuación de Harrison Ford, quien retoma el papel de Han Solo y le otorga una dosis de humanidad y sabiduría a la típica personalidad de piloto pendenciero y algo cínico de la trilogía original.

El paso de los años en Han Solo, Leia (Carrie Fisher) y Chewbacca (Peter Mayhew) le otorga densidad a una historia que tiene un ritmo trepidante, con grandes escenas de acción y que se mueve a una velocidad que no tenían las anteriores entregas de la saga.

The Force Awakens es una película que deja un buen sabor de boca, tanto por la excelencia de su producción --efectos especiales, dirección de fotografía, diseño, edición y vestuario-- como por la sensación de que la saga se relanza con buen pie, introduciendo a una nueva camada de héroes y villanos interesantes, de los que queremos saber --y ver, sobre todo-- mucho más. Star Wars goza de buena salud y la Fuerza demostró ser poderosa en quienes llevan las riendas de sus próximas entregas.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO