La NASA trabaja en un telescopio aún más potente que el Hubble

La misión espacial telescópica WFIRST ya está en marcha con el objetivo de encontrar más planetas en nuestra propia galaxia y de paso resolver los misterios del universo.

Representación hecha por un diseñador del Telescopio Infrarrojo de Reconocimiento de Amplio Alcance (WFIRST, por sus siglas en inglés).

NASA

NASA dijo el jueves que se ha puesto a trabajar en la construcción de un nuevo telescopio que podría acercarnos un poco más a la posibilidad de encontrar a E.T. y de paso tal vez revelar otros misterios del universo.

El Telescopio Infrarrojo de Reconocimiento de Amplio Alcance (WFIRST, por sus siglas en inglés) tendrá habilidades que serían tan potentes como tomar el telescopio Hubble y ponerle un lente panorámico. Llevará un instrumento de amplio alcance que le permitirá capturar imágenes con la misma profundidad y calidad que el Hubble, pero que cubrirá 100 veces más campo de visión.

Además de tener una vista tan amplia de ciertas partes del espacio, el WFIRST también tendrá un coronógrafo que puede bloquear el reflejo individual de las estrellas para representar mejor no sólo los planetas que giren alrededor de ellas, sino también las atmósferas de dichos planetas.

"También desarrollará una tecnología que allanará el camino para encontrar y representar planetas parecidos a la Tierra en el futuro", dijo Nikole Lewis del Instituto de Ciencias Telescópicas Espaciales en un comunicado.

Mucho del trabajo pesado que supone identificar exoplanetas ha caído en los hombros del Telescopio Espacial Kepler, cuyos días de gloria han quedado atrás y que sigue operando en condiciones técnicamente muy desmejoradas. Pero eso cambiará pronto con los inminentes lanzamientos del Satélite de Exploración de Exoplanetas en Tránsito (TESS, por sus siglas en inglés) y el Telescopio Espacial James Webb (JWST, por sus siglas en inglés), agendados para el 2017 y el 2018 respectivamente.

El WFIRST seguirá los pasos de ambos y será lanzado al espacio en los 2020s, sucediendo a caballos de batalla como el Hubble, el Kepler y el Telescopio Espacial Spitzer. Combinados, crearán la próxima generación de esfuerzos en tres frentes para encontrar nuevos planetas, incluyendo a algunos "primos" de la Tierra que podrían ser habitables.

La cuenta total de exoplanetas confirmados se encuentra actualmente en poco más de 2,000, pero la NASA espera que tan sólo el WFIRST logre encontrar miles de exoplanetas más simplemente con observar la atiborrada región central de nuestra propia Vía Láctea.

"El JWST realizará observaciones profundas en un área pequeña, mientras que el WFIRST cubrirá regiones más grandes con la misma profundidad que el Hubble," explicó el profesor de astrofísica de la Universidad de California-Santa Cruz Brant Robertson, quien dirige el Equipo de Investigación Científica de Potenciales Observaciones Extragalácticas del WFIRST. "Si coinciden y el JWST aún funciona cuando sea lanzado el WFIRST, se tratará de una combinación muy poderosa".

Más allá de avistar planetas y husmear en sus habilidades, el WFIRST también será utilizado para seguir el rastro de los misteriosos efectos de la materia y la energía negras en la historia del universo. En otras palabras, el telescopio podría ayudarnos a ver finalmente partes desconocidas e invisibles del cosmos.

"El WFIRST ofrecerá un motín de maravillosos datos para todos los astrónomos", dijo Neil Gehrels, científico de proyectos del WFIRST que trabaja en el Cetro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA. "Esta misión investigará en el espacio para encontrar los objetos más interesantes".

Si logra encontrar objetos más interesantes que el impresionante alijo de belleza y rareza que hemos visto gracias al Hubble y el Kepler, nos espera algo verdaderamente maravilloso.

Close
Drag