CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La NASA muestra llantas flexibles para el rover marciano

El próximo rover marciano pudiera recorrer ese planeta sobre un juego de llantas que recuperan la forma después de pasar por encima de las piedras.

Este neumático de alta tecnología pudiera tener aplicaciones tanto en Marte como en la Tierra.

Fotograma de video de  Amanda Kooser/CNET

El vehículo todoterreno Curiosity de la NASA tiene pies sensibles y sufre daños por lo escabroso del terreno, de manera que la NASA está buscando formas de mejorar las llantas del próximo rover. La agencia espacial ha creado una llanta de alta tecnología que recupera la forma original tras pasar sobre las piedras y parece estar hecha de malla metálica.

El Centro Glenn de Investigaciones de la NASA y el fabricante de neumáticos Goodyear inventaron la llanta original Spring Tire a mediados de la década del 2000. Esa llanta tenía alambres de acero entretejidos, pero el acero se deformaba cuando pasaba por terrenos agrestes de prueba como el de Marte. Entonces los ingenieros de la NASA encontraron una solución brillante: usar una aleación de níquel y titanio que recupera la forma tras deformarse. 

"Podemos deformar esta llanta prácticamente hasta el eje y recupera su forma", dijo Santo Padula, ingeniero de la NASA, en un video sobre la llanta.

La NASA probó la nueva versión de la llanta en una pista brutal llena de piedras grandes y tuvo un desempeño admirable:

Las llantas del Curiosity están hechas de aluminio macizo, que es robusto, pero no lo suficiente para resistir roturas y grietas. Un sitio de la NASA dedicado al desarrollo de llantas superelásticas dice que el invento puede llevar cargas más pesadas y permite al rover cubrir más terreno en Marte y la Luna. Quizás un día también se puedan usar para transportar personas a alta velocidad sobre terrenos alienígenas.

La próxima misión del rover de la NASA está programada para el 2020, aunque el diseño actual para ese vehículo muestra ruedas de aluminio parecidas a las del Curiosity. La NASA no ha anunciado ningún cambio en el diseño. 

Aunque la NASA desarrolló la llanta para las misiones a Marte, también la considera una alternativa viable en la Tierra, particularmente para aplicaciones en terrenos agrestes.