La misión Kepler confirma la existencia de más de 100 nuevos exoplanetas

Es el hallazgo más grande desde el inicio de la misión K2.

Una ilustración hecha por un artista de la misión Kepler.

Foto de NASA

Un gigantesco botín de planetas afuera del Sistema Solar ha sido agregado a la lista de lo encontrado por las actuales misiones Kepler. Dirigido por la Universidad de Arizona, un equipo internacional de astrónomos ha confirmado la existencia de 104 exoplanetas. El hallazgo marca la más grande colección de planetas descubierto por la misión K2, la segunda ronda de búsqueda de planetas del telescopio espacial Kepler.

Los 1,284 planetas confirmados que fueron anunciados en mayo provinieron de la primera etapa del Kepler, que concluyó en 2013 cuando el telescopio dejó de funcionar. Fue puesto en operación de nuevo en 2014.

Los nuevos planetas elevan el número de planetas confirmados por Kepler a 3,473.

"Esto permite a la comunidad astronómica facilitar el dar seguimiento y caracterización, y elegir algunas joyas para el primer estudio hecho por el telescopio espacial James Webb, que tal vez podría ofrecer información sobre sus atmósferas", dijo Steve Howell, científico de proyecto de Kepler y K2 en el centro de investigación Ames de la NASA, ubicado en Mountain View, California.


El Kepler encuentra a candidatos a exoplanetas al estudiar las estrellas, buscando bajadas regulares en sus niveles de brillo. Estos son causados por planetas que orbitan entre el Kepler y la estrella. Los planetas son confirmados mediante una observación de seguimiento de estas estrellas por telescopios ubicados en la Tierra. En el caso de este estudio, el equipo usó el telescopio Gemini North y el Observatorio W.M. Keck en Hawaii, el Localizador Automatizado de Planetas en California, y el Gran Telescopio Binocular en Arizona. De los 197 candidatos a planetas identificados por el Kepler, el equipo confirmó 104.

Al menos cuatro de la nueva tanda de planetas podrían ser planetas rocosos, como la Tierra o Marte. Estos cuatro planetas están ubicados a 181 años luz de la Tierra en dirección de la constelación de Acuario, orbitando una estrella que tiene un tamaño de menos de la mitad del Sol. Todos tienen un diámetro que es entre 20 por ciento y 50 por ciento más grande que el de la Tierra y sus órbitas varían entre 5.5 y 24 días. Si bien su órbita es tan estrecha, aún se encuentran potencialmente dentro de la "zona Ricitos de Oro" del K2-72; eso es, que no son demasiado fríos ni demasiado calientes como para albergar vida.

Se necesita realizar más investigación sobre los planetas para determinar cuántos de ellos podrían ofrecer condiciones para la existencia de vida.

Close
Drag