CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

La contaminación de luz esconde la Vía Láctea para un tercio de los humanos

La iluminación artificial es algo maravilloso por muchos motivos, pero le está haciendo imposible ver el cielo nocturno a una buena parte de la humanidad.

Ciencia
Instituto Cooperativo para la Investigación en Ciencias Ambientales (CIRES)

La Vía Láctea ha dominado el cielo nocturno desde siempre. Pero, a pesar de ello, una tercera parte de la humanidad no puede verla a causa de la capa causada por la luz artificial que usamos para iluminar pueblos y ciudades. Para los estadounidenses es aún peor: casi el 80 por ciento del país no puede ver la Vía Láctea de noche.

"Hay una generación entera de gente en Estados Unidos que nunca ha visto la Vía Láctea", explica Chris Elvidge, un científico del Centro Nacional del Medio Ambiente de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). Elvidge es uno de los autores de un atlas global de la luz publicado en Science Advances. "Es una parte muy importante de nuestra conexión con el cosmos... y se ha perdido".

La polución luminosa también puede ser perjudicial para los animales salvajes, que se pueden desorientar a causa de la luz artificial.

El equipo usó información de los satélites y mediciones sobre el brillo del cielo para crear el atlas. Descubrieron que el fenómeno es algo especialmente preponderante en Singapur, Italia y Corea del Sur. Por su parte, Canadá y Australia son los lugares más oscuros del planeta (aunque hay que decir que la mayor parte de la población australiana está concentrada en los márgenes). Puedes consultar este mapa interactivo para saber hasta qué punto tu hogar está contaminado por la luz artificial.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO