CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

La calma antes de la tormenta: los huracanes se toman un descanso

Según la NASA, estamos pasando por un período de escasez de huracanes, un fenómeno que ocurre cada 177 años.

nasa-hurricane-model.jpg
Captura de pantalla por Michael Franco/CNET

Aun cuando Estados Unidos ha sido víctima de varias tormentas destructivas en los pasados nueve años, el país no ha sido azotado por un huracán de categoría tres o superior en casi una década. Se trata del período más largo de tiempo en que nos hemos hemos librado de estas monstruosas tormentas desde 1850. El último gran huracán que azotó el país -- y por gran huracán nos referimos a una tormenta con vientos de velocidad de 111 millas por horas -- fue el Huracán Wilma, que azotó el país el 16 de octubre de 2005.

Sólo unas semanas antes, el Huracán Katrina -- una tormenta de categoría 5 -- azotó la Costa del Golfo en EE.UU. y se convirtió en uno de los huracanes más devastadores en la historia del país. Los huracanes Ike (2008), Irene (2011) y Sandy (2012) le siguieron, pero ninguna calificó como una tormenta de categoría 3.

Un nuevo estudio de la NASA muestra que esta escasez de huracanes, o como le llaman "una sequía de huracanes", ocurre cada 177 años.

Para llegar a esta conclusión, Timothy Hall, un científico que estudia huracanes en el Instituto Goddard de la NASA en Nueva York, y Kelly Hereid, quien trabajaba para la firma de seguros (reinsurance) ACE Tempest Re en Connecticut, hicieron miles de simulaciones en computadoras entre los años 1950 y 2012.

Las simulaciones recrearon 63,000 temporadas de huracanes en el Atlántico utilizando registros de los ciclones tropicales en el Atlántico (algunos de los cuales resultan en huracanes) y datos sobre la temperatura de la superficie del océano. La razón por la que los investigadores optaron por esta aproximación es que los registros de los huracanes sólo datan hasta 1850, lo que no les daría suficiente información para poder llegar a conclusiones que de peso. Los modelos computacionales les proveyeron de un grupo de datos más amplio.

Los científicos concluyeron que la actual escasez de huracanes -- que vence el pasado récord de ocho años que se extendió de 1861 a 1868 -- representa un raro período que sólo ocurre cada 177 años. Su estudio fue publicado en Geophysical Research Letters.

Y, ¿cuál es la razón de esta escasez de huracanes de alto poder? Suerte, dicen los expertos.

"Las últimas nueve temporadas de huracanes no fueron débiles -- sólo que las tormentas no llegaron a EE.UU.", dijo Hall en un comunicado. "Parece ser un accidente geográfico o simplemente suerte".

Desafortunadamente, mientras que las 63,000 temporadas de huracanes simuladas ayudaron a los científicos a determinar la frecuencia de los períodos de escasez de huracanes, no ayudaron a determinar cuál es la duración de la actual "sequía de huracanes". De hecho, según Hall, la posibilidad de que un huracán azote al país es del 39 por ciento. Eso significa que aunque hayamos tenido suerte hasta ahora, quizás no nos dure tanto. El primero de junio es el inicio oficial de la temporada de huracanes.

Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte dijeron que la temporada de huracanes de 2015 será más calmada de lo normal, por lo que la probabilidad del 39 por ciento puede ser en efecto menor.