Kepler descubre un planeta estilo Tatooine que orbita dos soles

El descubrimiento de un planeta que orbita estrellas binarias se encuentra en una zona habitable. Este es el décimo planeta de esta clase que se ha descubierto.

Una escena de 'Star Wars' cuando Luke Skywalker admira la doble puesta de sol desde Tatooine. LucasFilm

Hace cuatro años, cuando la misión Kepler ayudó a ubicar Kepler-16b, la noticia fue increíble. Por primera vez se confirmó de la existencia de un planeta que orbita dos estrellas, una idea que parecía sólo posible en el planeta ficticio de Star Wars, Tatooine.

Ahora, unos científicos han anunciado el descubrimiento del décimo planeta con esta característica. Kepler-453b, del sistema Kepler-453, es lo que se conoce como un planeta circumbinario que orbita dos estrellas que a su vez orbitan mutuamente alrededor de un centro de masa común.

El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

El descubrimiento de Kepler-453b se debe a un extraordinario golpe de suerte. Debido a que orbita dos estrellaa, la inclinación del planeta es tambaleante y errática. Los exoplanetas son de por sí difíciles de observar y son usualmente localizados a través del "método de tránsito", que le permite a los astrónomos detectar cuándo un planeta está pasando entre la Tierra y una estrella cuando la luz de ésta se opaca. Debido a la naturaleza tambaleante de Kepler 453b, sólo se puede detectar su tránsito el 9 por ciento de las veces.

La próxima vez que Kepler-453b será visible para los astrónomos será en el año 2066.

"Si hubiésemos observado este planeta más temprano o más tarde de cuando lo vimos, no hubiésemos visto nada y hubiésemos asumido que no había un planeta allí", dijo Stephen Kane, profesor de astronomía y física en San Francisco State University y un miembro del equipo que descubrió Kepler-453b. "Esto sugiere que existen muchos más planetas de esta clase de lo que pensábamos, y que solamente estamos observando en el momento incorrecto".

"La baja probabilidad de observer el tránsito de un planeta significa que por cada sistema similar a Kepler-453 que observamos, existen probablemente 11 veces más de estos sistemas que no vemos", dijo Jerome Orosz, profesor de astronomía en San Diego State University.

Kepler-453b está ubicado en una zona habitable del sistema solar binario Kepler-453, lo que significa que está localizado a una distancia suficiente de las estrellas como para que la temperatura permita la existencia de agua líquida. Es el tercer planeta circumbinario Kepler que está ubicado en una zona habitable. Pero esto no quiere decir que sea similar a la Tierra. Kepler-453b es un gigante gaseoso, con una masa que es 16 veces menor que la de la Tierra.

Aun así, la vida podría existir en el sistema Kepler-453, según Kane.

"[Kepler-453b] podría tener lunas que son rocosas, lo que significa que podría haber vida en las lunas de este sistema", explicó.

Las dos estrellas en el sistema son muy distintas entre sí. La estrella más grande es casi el 94 por ciento del tamaño de nuestro sol, mientras que la más pequeña es 20 por ciento del tamaño del Sol y es más fría, ya que emite menos del 1 por ciento de la energía que emite la estrella mayor. Las estrellas se orbitan mutuamente cada 27 días terrenales, y Kepler-453b orbita las estrellas cada 240 días terrenales.

"Los sistemas tienden a ser muy compactos y vienen en una amplia gama de configuraciones. La diversidad y complejidad de estos sistemas circumbinarios son maravillosas", dijo el autor principal del estudio, William Welsh, quien es profesor de astronomía en San Diego State University. "Cada planeta circumbinario es una joya, que revela lo inesperado y lo desafiante".

Close
Drag