CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Jefe de Uber toma licencia temporal en medio de pesquisa sobre la empresa

Travis Kalanick dijo que dejará temporalmente la presidencia ejecutiva de Uber para hacer duelo por la reciente muerte de su madre.

travis-kalanick-uber-dreamforce-2015-3634.jpg

Travis Kalanick, presidente ejecutivo de Uber, anunció que se tomará una licencia.

James Martin/CNET

Travis Kalanick, presidente ejecutivo y fundador de Uber, dijo que se tomará una licencia después de una investigación independiente sobre irregularidades en la empresa.

El anuncio pone una nube sobre el futuro de la empresa de reserva de taxis. Uber, fundada en 2009, logró sacudir la industria tradicional de los taxis y convertirse en la empresa nueva de tecnología más valiosa del mundo, con una valoración de mercado de US$68,000 millones. Con su tendencia a no disculparse por nada y con un fundador notoriamente intenso, Uber es ahora uno de los mayores servicios de viajes compartidos del mundo. Si bien este enfoque ayudó a la empresa a crecer, no está claro si puede ser sostenible a largo plazo.

"Es peligrosamente alto el riesgo para la compañía de continuar con un presidente ejecutivo que aún no ha alcanzado ni siquiera una madurez adolescente", dijo Eric Schiffer, experto en gestión de marcas y presidente ejecutivo de Reputation Management Consultants. "Los cuchillos están en muchos rincones debido a lo que ha hecho con su enfoque hacia las mujeres, su enfoque hacia la gente en general y ciertamente su conveniencia como presidente ejecutivo".

Las preocupaciones actuales de Kalanick y Uber comenzaron por una entrada en el blog.

En febrero de este año, la ingeniera Susan Fowler escribió sobre su "muy, muy extraño año en Uber", detallando una cultura caótica dentro de la compañía, llena de prejuicios de género, acoso sexual y prácticas empresariales poco profesionales.

Después de que Fowler publicara su entrada en el blog, Uber contrató al exfiscal general de Estados Unidos Eric H. Holder Jr., para dirigir una investigación sobre las acusaciones de acoso sexual en la compañía con sede en San Francisco. Según algunos reportes, Holder terminó su investigación hace un par de semanas y presentó los resultados a la junta directiva de Uber para que los revisara, junto con un conjunto de recomendaciones. La junta de Uber votó por unanimidad para adoptar todas las recomendaciones del investigador.

De arriba hacia abajo

Cuando Fowler publicó su entrada en el blog, Kalanick se disculpó y se comprometió a hacer de Uber un mejor lugar para trabajar. En un correo electrónico a los empleados escribió que pensaba crear un lugar de trabajo donde un profundo sentido de la justicia subyacía a todo lo que hacían.

Pero menos de dos semanas después, Kalanick fue captado en un video discutiendo con un conductor de Uber sobre las tarifas. "A algunas personas no les gusta asumir la responsabilidad por su propia mierda, culpan todo en su vida a otra persona", le dijo Kalanick al conductor cuando salió del autor y cerró la puerta.

Una vez más, Kalanick se disculpó y prometió cambiar.

"Es claro que este video es un reflejo de mí y las críticas que hemos recibido son un fuerte recordatorio de que debo cambiar fundamentalmente como un líder y crecer", escribió Kalanick en un correo electrónico a los empleados de Uber. "Esta es la primera vez que he estado dispuesto a admitir que necesito ayuda de liderazgo y tengo la intención de conseguirlo".

Desde entonces, los escándalos de Uber no han parado.

En resumen: Google presentó una demanda contra la compañía acusándola de robo de tecnología de automóviles autónomos; se supo de una herramienta secreta llamada Greyball que Uber usó para eludir a la policía; la compañía fue descubierta utilizando un programa llamado "Hell" (Infierno) para espiar a su rival Lyft; se reveló que Apple amenazó con sacar a Uber de la App Store por violar las normas de privacidad; y una larga lista de altos ejecutivos han sido despedidos o han renunciado en fechas recientes.

El más reciente en dejar la empresa es la mano derecha de Kalanick y vicepresidente principal de negocios, Emil Michael. También conocido por generar escándalos, Michael dijo que en 2014 quería "desenterrar basura" sobre los críticos de Uber en los medios de comunicación y a principios de este año fue acusado de intentar encubrir una visita de empleados de Uber a un bar de karaoke con servicios de "acompañante" en Seúl, Corea del Sur.

Al adoptar todas las recomendaciones de Holder, parece que la junta directiva de Uber se toma en serio el cambio.

La semana pasada, la compañía despidió a más de 20 empleados después de otra investigación sobre acusaciones de acoso sexual por parte de la firma de abogados Perkins Coie. Uber puso otras 31 personas en capacitación o asesoría y emitió una advertencia por escrito a otras siete personas.

En cuanto a Fowler, la ingeniera ha mantenido un perfil discreto desde que publicó su blog. Pero Schiffer, experto en gestión de marcas, le da crédito por el cambio que generó en Uber.

"Ella fue una de las llamadas a las armas que ayudaron a alertar al mundo de la terrible disfunción y el ambiente desenfrenado que estaba ocurriendo en esa compañía", dijo Schiffer. "Debería ser aplaudida por tener las agallas y la fuerza para dar un paso adelante y decir su verdad".