CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Los Oscar 2020: Predicciones y deseos El iPad cumple diez años Cómo revisar el estatus de tu reembolso de impuestos Tus dispositivos sexuales podrían espiarte Lo que trae Huawei para MWC 2020 Huawei EMUI 10 vs. Android 10

Star Wars: Los juguetes de la saga protagonizan 40 años de aventuras

A más de 40 años del estreno de 'A New Hope', los juguetes de Star Wars han vendido millones de unidades, permitiendo a millones de fanáticos habitar esa galaxia muy, muy lejana.

La espada roja de mi Darth Vader, con su hermosa capa de plástico negro, ha sobrevivido, pero un tanto torcida, por lo que es un poco difícil sacarla del hueco donde se guarda dentro de uno de los brazos del muñeco. Mi Obi-Wan Kenobi se quedó sin su capa de plástico café oscuro, y su rostro tenía manchas de plumón morado. Y creo que el hueco que tiene mi Chewbacca en la cabeza es de una mordida de perro, que aparentemente también le mordió un pie. Mi C-3PO, comprado en los años 70, ha quedado más color plateado que dorado. Mi Luke clásico --con su camisa blanca tipo bata y sus pantalones beige-- quedó decapitado, y perdió su espada amarilla (que debió haber sido azul).

img-0668

Unos de los muñecos de acción de la colección del autor. El Luke no es de él, sino es parte de los juguetes que sus hijos heredaron de uno de sus tíos. El Luke del autor perdió la cabeza.

Gabriel Sama/CNET

Mucho antes del Baby Yoda, los juguetes de Star Wars fueron mi principal conexión con la saga de películas que se ha extendido hasta 2019 con Episode IX The Rise of Skywalker. Antes de ser fanático de los filmes de Star Wars que comenzaron con Episode IV: A New Hope en 1977, fui devoto de los juguetes de la marca Kenner inspirados en las tres cintas originales que iluminaron mi imaginación por varios años.

"El lanzamiento de los juguetes originales de Star Wars cambió el curso de la historia de la industria de los juguetes al confirmar el impacto que el contenido de entretenimiento podía tener sobre la venta de juguetes. Hoy, la mayoría de las principales propiedades en la industria de los juguetes tienen algún tipo de contenido de apoyo ya sea de películas, videojuegos, libros o contenidos de streaming", dice Juli Lennett, analista de la industria de los juguetes de la firma de investigación NPD.

Además de las figuras de acción, también tuve una nave Ala X, un gigantesco AT-T que me llegaba a la cintura, el Land Speeder que Luke hace flotar sobre las arenas del planeta Tatooine, y la joya de la corona: Una Millenium Falcon con una tapa de plástico que me permitía jugar en su interior, con mesa de Dejarik (un ajedrez galáctico) y la bola flotante (agarrada de un hilo) con la que Luke pone en práctica la Fuerza.  Pero lo que confirma el poder y efecto de estos juguetes es que no fui el único que jugué con ellos: fui capaz de heredárselos a mis dos hijos, quienes añadieron sus propias figuras de acción a la colección de la familia.

La marca Kenner desapareció en 2000, absorbida por su matriz Hasbro, que actualmente se encarga de fabricar los juguetes de los personajes y las naves de las nuevas películas de Star Wars, incluyendo la serie The Mandalorianel Episode IX: The Rise of Skywalker, la última de la saga de esta familia que se estrena el 20 de diciembre en todo el mundo.

"Star Wars cambió fundamentalmente cómo se crearon y vendieron los juguetes y recuerdos de los juguetes bajo licencia", explica un artículo de una entrada de blog del Smithsonian Air and Space Museum, museo donde se presentó una exposición de las primeras tres películas en 1999. Según el artículo, en un principio George Lucas -- creador de la franquicia -- tuvo problemas para hallar un fabricante para los juguetes asociados con su creación, pero Kenner aceptó hacerlos, pero se las vio negras para cumplir la enorme demanda de los juguetes en la Navidad de 1977 y tuvo que entregar certificados de venta en su lugar con la promesa de entregarlos en la primavera de 1978.

Según el documental de Netflix The Toys that Made Us: Star Wars, tras haber sido rechazado por Hasbro, Mattel, Parker Brothers y otros fabricantes de juguetes, Kenner aceptó fabricar los juguetes de Star Wars pero no sin antes garantizar un acuerdo que le beneficiaba enormemente y que fue un desastre para Lucas y su distribuidora, 20th Century Fox: por cada dólar vendido, Kenner se quedaba con 95 centavos de dólar y Lucas y Fox tenían que repartirse los otros cinco.

screen-shot-2019-11-07-at-9-24-32-am.png

Cuando le preguntamos a Mark Hamill cuál es su muñeco favorito de Luke Skywalker, nos respondió con las cuatro figuras que menos le gustan

Captura de pantalla por Gabriel Sama/CNET

Además existía una provisión que le daba los derechos a Kenner por la eternidad con tal de que depositaran por lo menos US$10,000 a Fox y Lucas anualmente. Increíblemente, cuenta el documental, Kenner dejó de pagar esa comisión unos años después del estreno de Return of the Jedi en 1983 y, con ello, perdió los derechos de la mercancía. Acto seguido, Lucas volvió a la mesa de negociación, pero esta vez se quedaría con 18 por ciento de las ventas de los juguetes de Kenner, un acuerdo conocido en la industria como "La venganza de George". El documental especula que esta fue la razón por la que Lucas se animó a hacer la segunda trilogía.

Hasbro obtuvo Kenner en 1991 como parte de su adquisición de Tonka, empresa que compró Kenner en 1987. Además de Hasbro, otras fabricantes como Mattel y Lego también hacen juguetes de Star Wars en la actualidad. Pero para mí, como para muchos otros fans, todo comenzó con las figuras de acción y las naves que fabricó Kenner a fines de los años 70 del siglo pasado.

Mike Ballog, director principal de estrategia y marketing global de marca de Hasbro, estima que la empresa ha lanzado miles de figuras de la saga. Algunos personajes, como Luke Skywalker y Darth Vader, han tenido múltiples versiones de muñecos, dice. "Siempre estamos buscando nuevas e innovadoras formas de actualizar estas figuras para ofrecer nuevas y emocionantes figuras para los coleccionistas y los aficionados", dice Ballog, vía correo electrónico.

Actualmente, la categoría de las figuras de acción aún sigue siendo muy redituable, con un crecimiento de 17 por ciento en 2019 al mes de septiembre (mucho antes del estreno de la nueva cinta), según la firma de investigación NPD Group. Las figuras de acción representan un 4 por ciento del total del mercado de los juguetes, según NPD.

Según eBay, la gigante de comercio electrónico, en 2019 se vendió una figura de acción cada minuto en su plataforma. En los últimos cinco años se han vendido 4 millones de muñequitos de La guerra de las galaxias en ese sitio Web. Entre las figuras más populares están los androides, Darth Vader, los Stormtroopers, Luke Skywalker, Han Solo, Boba Fett, la princesa Leia, Yoda, Chewbacca y Kylo Ren, en ese orden. Una de las figuras de acción más costosa vendida en eBay fue un prototipo de Red Cape Bib Fortuna de Kenner, que se vendió por US$46,000. Cuando se estrenó Episode VIII: The Last Jedi en diciembre de 2017, las ventas de las figuritas crecieron un 40 por ciento frente al mes anterior, según eBay.

Ballog, de Hasbro, explica que algunas de las figuras más codiciadas fueron lanzadas con el nombre incorrecto o errores en el empaque, como las de los personajes 4-LOM y Zuckuss. "Debido a que los personajes no eran identificados por su nombre en la película, este error pasó desapercibido y permitió que el empaque llegara así a los anaqueles". Ballog confirma que la figura más rara es el Rocket Firing Boba Fett de 1979 porque su producción fue suspendida casi de inmediato por el riesgo que los niños pequeños se tragaran una de sus pequeñas piezas.

El ejecutivo dice que solo hubo unas pocas instancias de personajes de las películas que no pudieron fabricar, pero que en esta nueva trilogía --y en series como The Mandalorian-- no ha encontrado limitaciones, por lo que Hasbro ha podido ofrecer toda la colección de personajes.

Sin embargo, aquí sigo esperando el lanzamiento de la figura del Baby Yoda para seguir armando mi colección. Gracias a este artículo pude desempolvar mis muñequitos (mis hijos adolescentes ya no los usan) y redescubrí muchos que me trajeron innumerables horas de diversión en mi infancia en México. Lo que no encontré fue la cabeza de mi Luke Skywalker. Debe estar flotando en una galaxia muy, muy lejana.

Reproduciendo: Mira esto: Visita con nosotros Galaxy's Edge, la expansión de Star...
4:01