Tras problemas financieros, Jolla solo entregará 540 tabletas a usuarios

La fabricante finlandesa culpa a su situación económica y a problemas en la cadena de producción para entregar tan pocas unidades.

Si tienes una tableta Jolla, la puedes considerar edición limitada

Foto de Andrew Hoyle/CNET

Jolla, la fabricante de la tableta homónima y del sistema operativo Sailfish OS, sólo entregará 540 tabletas a las personas que los apoyaron en sus proyectos de crowdfunding. Así lo anunció la propia compañía esta semana.

La fabricante finlandesa dijo que la situación económica y los problemas en la línea de producción son las razones detrás de la decisión de entregar tan pocas unidades. Esta será la segunda entrega, tras entregar otras 121 tabletas en octubre a partidarios del proyecto.

Pese a su éxito en el sitio de financiamiento en masa Indiegogo a fines de 2014, Jolla anunció en noviembre la incapacidad de conseguir una nueva inversión y dijo que se estaba quedando sin dinero, por lo que decidió poner en pausa la manufactura de la tableta Jolla.

En 2014, Jolla se ganó los encabezados de los medios debido a su interesante propuesta. Impulsada por una exitosa campaña en Indiegogo que recaudó US$1.82 millones, la fabricante ofrecía una tableta peculiar con un sistema operativo dedicado -- Sailfish OS -- y con un poder similar al iPad mini 3.

Sailfish, basado en Linux y Mer, es compatible con aplicaciones Android sin ser Android, ya que corre encima del base port del sistema operativo de Google. El software es un 80 por ciento abierto (open source) - aunque su interfaz no lo es.

Jolla levantó un sitio de respuestas a los usuarios que los apoyaron en Indiegogo. La fabricante dice que regresará cada centavo a las personas que quieran su dinero de vuelta. Asimismo, Jolla dice que algunos usuarios no quieren su dinero y, en lugar de ello, quieren donarlo a Jolla -- la compañía, no la tableta -- para ayudarla a superar el problema financiero actual.

En ese mismo artículo, los usuarios ya se postulan, a favor y en contra, de la situación en Jolla. Algunos usuarios se muestran en contra y dicen que Jolla utilizó su dinero para crear un sistema operativo, y no para concentrarse en crear la tableta y el sistema operativo.

En julio de 2015, Jolla dijo que se reestructuraron para dividir su negocio en dos: un área se encarga de crear el software para venderlo a través de licencias; la segunda área tiene la tarea de seguir diseñando productos.