CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

John Freddy Vega: El reto de la enseñanza 'online'

[Latinos en tech 2016] Con apenas 30 años de edad, este bogotano es el cofundador y presidente ejecutivo de Platzi, una exitosa institución de clases en 'streaming' que ha cautivado a Silicon Valley.

La enseñanza y la computación siempre han ido de la mano en la carrera de John Freddy Vega, cofundador y presidente ejecutivo de Platzi, una startup que ofrece clases en vivo de programación, diseño, marketing y negocios vía streaming.

A sus escasos 30 años, este emprendedor nacido en Bogotá, Colombia, tiene mucho de qué presumir: Platzi, fundada en 2013 con su socio guatemalteco Christian Van Der Henst, fue la primera empresa de origen latino en ser admitida en Y Combinator, la "incubadora de moda en Silicon Valley" como la bautizó el diario español El País.

Pero ¿qué fue lo que atrajo a Y Combinator -- la incubadora detrás de Airbnb, Dropbox y Reddit -- a una empresa como Platzi? El cambio en el paradigma de la enseñanza tradicional, que se orienta ahora hacia carreras más cortas y a cuyas clases se puede asistir online.

John Freddy Vega

Cortesía Platzi

En apenas tres años desde su lanzamiento, Platzi ha crecido hasta tener unos 280,000 usuarios registrados, con una tasa de culminación de sus cursos de un 70 por ciento (el estándar de la industria es de entre 10 y 20 por ciento, según un reporte de TechCrunch).

Según un reporte del Wall Street Journal, Platzi recaudó en enero de 2016 US$2.1 millones en capital semilla de inversionistas de Silicon Valley, incluyendo la propia Y Combinator, Omidyar, 500 Startups, Nazca Ventures y Amasia Ventures. Pero además del financiamiento, Platzi se anotó otro gol: muchos de los presidentes ejecutivos de las empresas inversionistas son ahora profesores en Platzi, incluyendo Sam Altman (presidente de Y Combinator), Kevin Hale (fundador de Wufoo) y Dave McClure (creador de 500 Startups), entre otros.

De Colombia a Silicon Valley

Vega cuenta que Platzi nació de una idea simple, pero poderosa: ofrecer cursos online en carreras que requieren de actualizaciones constantes, como programación, diseño de páginas Web, marketing digital y negocios. "Las universidades requieren de un programa estable, con estudios que se imparten a lo largo de cinco años", dijo Vega en entrevista telefónica con CNET en Español. "En el campo tecnológico eso es inconcebible, pues los conocimientos se actualizan cada cinco meses". Es por ello, afirma, que su compañía puso el foco en aquellos profesionales que disponen de poco tiempo y se dedican a carreras que exigen estar al día constantemente.

top-latinos.png

Ya en 2011 Vega y Van Der Henst habían lanzado en Bogotá una plataforma de enseñanza online llamada Mejorando.la, aunque pronto comprendieron que si querían llegar a una audiencia global, debían hacerlo desde Silicon Valley. Solo allí encontrarían la inversión y la tecnología requerida, recuerda Vega, quien cursó la carrera de ingeniería de sistemas en la Universidad Nacional de Colombia, entre 2002 y 2006.

Los socios se establecieron en San Francisco en enero de 2013 y en marzo de ese año transformaron Mejorando.la en Platzi.

La apuesta por Silicon Valley funcionó. En diciembre de 2014 Platzi fue una de las 114 startups seleccionadas -- de entre 5,600 solicitudes -- por Y Combinator para un programa de tres meses de asesoría e inversión. Los socios no podían haber recibido mejor apoyo. Y Combinator es una de las incubadoras más respetadas de Silicon Valley, pues por ella han pasado startups del calibre de Reddit, Airbnb, Dropbox y Pebble, entre muchas otras.

Vega está convencido de que estamos frente a un cambio de paradigma en la educación. "Muchos profesionales actualizan sus conocimientos en el día a día y nunca regresan a la academia", dice. "Pero lograr que la gente haga cursos online no es suficiente, éstos deben ser efectivos", dice Vega, quien cuenta con casi 60,000 seguidores en Twitter y protagoniza algunos de los videos promocionales de la empresa (como el de abajo).

Para estar en un mundo tan competido como el de los cursos online -- con firmas como Coursera, Udacity y Pluralsight abriéndose camino -- Platzi se anotó ingresos por US$1.5 millones al cierre de 2015, según un reporte de la revista Fast Company.

A Vega le gusta citar a Marc Andreessen, el creador de Netscape, como uno de los emprendedores que más lo inspiran. "A él le tocó pelear contra competidores que deseaban acabar con su empresa, en lo que se llamó la guerra de los navegadores" dice Vega sobre Andreessen, quien usó esa experiencia para erigirse en uno de los grandes inversores de Silicon Valley y en alguien que se dedica ahora a compartir sus conocimientos.

El joven ejecutivo reconoce hoy, sin embargo, que no podría haber fundado Platzi sin la experiencia previa de Cristalab, una comunidad online que fundó en 2004 con apenas 17 años de edad, en Bogotá, para usuarios de Flash. "Cristalab me permitió cometer errores, aprender a contratar gente y entender por qué muchos emprendimientos mueren".

Sin pretender asociar su pasión por las computadoras con un designio del destino, Vega reconoce que la enseñanza de la informática siempre le atrajo desde adolescente. Y ahora, en Platzi, tiene la oportunidad de transformar esa vocación en una empresa con alcance global.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO