CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple Arcade vs. Google Stadia Mach E Así se desarrolló el Motorola Razr plegable The Crown temporada 3 Disney Plus Frozen 2

Jack Ryan 2: Nuevos líos internacionales para el analista convertido en espía

[Reseña sin 'spoilers'] John Krasinski retoma su papel de Jack Ryan en la serie de Amazon Prime Video que esta vez te llevará a Caracas y Londres. Wendell Pierce y Noomi Rapace complementan el reparto de una temporada 2 que apenas te deja reposar.

Jack Ryan season 2

Wendell Pierce y John Krasinski en la segunda de Jack Ryan.

Jennifer Clasen/Amazon Prime Video

Cuando durante el verano de 2018 Amazon estrenó la primera temporada de su nueva serie de acción Tom Clancy's Jack Ryan no acabábamos de estar seguros de necesitar otra adaptación más sobre las andanzas de este personaje literario. Al fin y al cabo habíamos visto películas sobre este analista de la CIA con tendencia a meterse en problemas con Alec Baldwin (The Hunt for Red October, 1990), Harrison Ford (Patriot Games, 1992 y Clear and Present Danger, 1994), Ben Affleck (The Sum of All Fears, 2002) y más recientemente Chris Pine (Jack Ryan: Shadow Recruit, 2014) en el papel protagonista. ¿Quién necesitaba un nuevo Jack Ryan? ¿Qué le podía aportar Jim de The Office (John Krasinski) al personaje?

Pero al parecer Jack Ryan era precisamente lo que estábamos esperando como espectadores de televisión sin siquiera saberlo. La prensa especializada cita a Jack Ryan como la serie original de Amazon más vista (los servicios de streaming no suelen revelar datos de audiencia). Incluso antes del estreno de la temporada 2, Jack Ryan ha sido renovada ya y tendrá una tercera temporada. Y a pesar de que la crítica no quedara del todo convencida con la primera temporada de esta serie, su combinación entre espionaje, acción, thriller internacional en localizaciones reales y la química entre los personajes de Ryan y Greer (Wendell Pierce) se tornó ganadora.

La buena noticia es que todos esos ingredientes siguen presentes en este temporada 2 de Jack Ryan, que cuenta con 8 episodios. Ryan sigue siendo un analista que supuestamente prefiere el trabajo de oficina. Pero para él eso de estar sentado en un escritorio acaba siendo sinónimo de descubrir conexiones escondidas y amenazas donde nadie más las ve y que tienen implicaciones a nivel mundial. El analista acabará en un viaje hacia Caracas, en Venezuela, para tratar de investigar qué puede haber en el interior de un cargamento que ha llegado recientemente al país latinoamericano y convencido de que los rusos están vendiendo armas nucleares al régimen venezolano.

Jack Ryan season 2

Noomi Rapace.

Sarah Shatz/Amazon Prime Video

Greer, a su vez, tiene problemas para tratar de librarse de unos espías rusos que lo siguen cuando trata de reunirse con un confidente en Moscú, su nuevo destino laboral. Y no hay nada que odie más que una habitación de hotel en el piso de arriba de un edificio y sin ascensor. Por suerte la fortuna hará que esta extraña pareja de excompañeros de trabajo que no se acaban de llevar del todo bien vuelva a encontrarse. Aunque viendo a Pierce en esta serie no pueda evitar acordarme de su icónico Bunk en The Wire y pensar que él y Krasinski no tienen ni la mitad de química (y gracia) de la que tenía su personaje en la serie de HBO con McNulty (Dominic West).

Más allá de la pareja protagonista, la temporada está llena de personajes nuevos. Noomi Rapace interpreta a una misteriosa mujer que se ve inmiscuida en la vida de Jack por varios motivos. Michael Kelly de House of Cards es el jefe del equipo de la CIA en Caracas. Tom Wlaschiha de Game of Thrones está un poco desaprovechado interpretando a un asesino letal y cuya historia no acaba de desarrollarse. La colombiana Cristina Umaña (Narcos) interpreta a una candidata a la presidencia venezolana con muchas posibilidades de llevarse el voto popular. El venezolano Francisco Denis (Narcos: México) es la mano derecha del presidente venezolano. Y el catalán Jordi Mollà y su gélida mirada gris interpretan a Nicolás Reyes, dicho presidente venezolano. Hay que decir que escuchar a Reyes tratando de hablar inglés es casi tan interesante como escuchar al verdadero presidente venezolano, Nicolás Maduro, tratando de urdir unas pocas palabras en ese idioma. El trabajo de Mollà tanto en su acento venezolano como en su acento en inglés es uno de los logros de esta temporada.

Igual que en la temporada 1, las tramas de Jack y Greer se entremezclan con las de otros personajes secundarios que a medida que los episodios avanzan entendemos por qué han sido incluidos y cuál es su papel en esta intriga. Como el amigo de Ryan que quiere que financie su idea de negocio para vender zapatillas deportivas vintage y que tiene un trabajo en la CIA que le vendrá bien a Ryan en determinado momento.

Jack Ryan season 2

Jordi Mollà es Nicolás Reyes en la segunda temporada de Jack Ryan.

Jennifer Clasen/Amazon Prime Video

Si en su primera temporada esta serie nos trasladó hasta las calles de París, la escala internacional sigue cobrando un papel protagonista en estos nuevos episodios. La temporada 2 se filmó entre Estados Unidos, Londres y Bogotá, en Colombia, haciendo las veces de Caracas. Abundan además los planos desde el aire, a los que tan habituados nos tiene el cine y la televisión últimamente porque los drones los hacen mucho más baratos de producir, que le dan mayor riqueza a estas secuencias en localizaciones internacionales.

Otra de las bazas ganadoras de esta serie es su autenticidad. Más allá de transportar al espectador a localizaciones reales, sus personajes hablan el idioma del país en el que se encuentran o que responde a su nacionalidad. En Rusia se habla ruso, hay todo un diálogo en alemán entre Rapace y Wlaschiha. Y en Venezuela los personajes se comunican principalmente en español. Mi única crítica es que nos quieran hacer creer que Wlaschiha o Kelly hablen un español conversacional y que en realidad sería imposible de entender si no fuera por los subtítulos incluidos en la serie. 

Los paralelismos que hace Jack Ryan 2 con la situación sociopolítica actual y el hecho de que opte por países reales en lugar de países ficticios, ambientando la acción en Venezuela en lugar de haberse inventado un país en América Latina, es hasta cierto punto cuestionable. Sobre todo porque ya ha habido reacciones negativas del gobierno venezolano por el hecho de que esta temporada estuviera ambientada en ese país. Esto no deja de ser Hollywood haciendo una lectura digerible para el público general sobre la situación en la que el planeta se encuentra en estos momentos.

Jack Ryan season 2

Wendell Pierce, John Krasinski y Michael Kelly.

Cara Howe/Amazon Prime Video

Más allá de la reflexión que pretenda inspirar esta serie, también sobre la tendencia que tiene Estados Unidos a influir en la política internacional, Jack Ryan no deja de ser básicamente una serie de acción que quiere mantenerte entretenido, al borde de la butaca y dándole al botón para ver el siguiente episodio. Apenas hay un momento para la pausa o el sosiego durante la temporada. Ya sea con una persecución a pie por los tejados de Londres (que no tiene tanto que envidiarle a la de Mission: Impossible - Fallout), unos cuantos intentos de asesinato que acaban en combate cuerpo a cuerpo, tiroteos en la jungla venezolana o coches saltando por los aires en pleno centro de Caracas. 

Por suerte tampoco faltan momentos para el humor, que en realidad se da en su mayoría en las secuencias en las que Greer y Ryan comparten la pantalla y en las que se meten el uno con el otro. "¿Te he dicho ya lo mucho que te he echado de menos?", le dice Greer a Ryan poco después de su reencuentro. Hay otro momento en la temporada en el que Greer defiende al analista con estas palabras: "He trabajado con Ryan. ¿Es un poco imbécil? Sí. Pero eso no significa que se equivoque".

La temporada 2 de Tom Clancy's Jack Ryan se estrena el 1 de noviembre en Amazon Prime Video.

Reproduciendo: Mira esto: Will Smith nos habla de su doble digital en Gemini Man
4:18