CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

¿Tu iPhone viejito va más lento? Podría ser sólo tu imaginación

Futuremark, la fabricante de software para pruebas Benchmark, dio a conocer su último reporte que muestra la velocidad del iPhone con el paso del tiempo.

Getty Images

Siempre se siente igual. Justo cuando Apple lanza una nueva versión de iOS y prepara nuevos modelos de iPhone para su venta, tu iPhone más viejito comienza a desacelerarse. Las aplicaciones tardan más en abrirse, el sistema se bloquea mientras juegas algo, todo se siente muuuuy lento. Todo es parte de algún nefasto programa de obsolescencia planificada, ¿verdad? 

En realidad, es muy probable que todo esté en tu cabeza. La compañía de pruebas de referencia (benchmarking) Futuremark (usamos parte de su software aquí en los laboratorios CNET), ha publicado un nuevo informe que muestra los resultados de rendimiento con el tiempo para el hardware del iPhone 5S al iPhone 7, que se remonta a principios de 2016 y a iOS 9.

screen-shot-2017-10-09-at-10-12-07-am

El desempeño del iPhone 5S con el tiempo. Datos de Futuremark. 

Futuremark

La empresa dice que los datos provienen de más de 100,000 resultados de referencia cargados automáticamente por los usuarios de su software 3DMark, y que tanto el rendimiento de la GPU como el de la CPU han permanecido razonablemente constantes con el tiempo, incluso con las nuevas versiones de iOS.

Dicho esto, hay algunas variaciones. Por ejemplo, el rendimiento de la GPU en el iPhone 6 ha saltado un poco en iOS 11, mientras que el rendimiento de la CPU en el mismo teléfono ha tenido un pequeño impacto.

La conclusión de Futuremark es que Apple no está retrasando deliberadamente tu viejo iPhone para presionarte a que compres el nuevo – y muy costoso – iPhone X, aunque es posible que algunas nuevas características y software de terceros no estén optimizadas para teléfonos antiguos.

Así es como Futuremark resumió sus hallazgos:

Nuestros datos de benchmarking muestran que, en lugar de degradar intencionalmente el rendimiento de los modelos más antiguos, Apple realmente hace un buen trabajo de soporte a sus dispositivos más antiguos con actualizaciones regulares que mantienen un nivel consistente de rendimiento en las distintas versiones iOS ... Dicho esto, hay factores que podrían afectar la percepción de rendimiento de las personas después de actualizar un dispositivo antiguo con una versión más reciente de iOS. Una actualización podría agregar nuevas funciones que usan más recursos o requieren más potencia de procesamiento. Es posible que las nuevas aplicaciones desarrolladas para los últimos modelos no se ejecuten sin problemas en dispositivos antiguos. Por el contrario, las aplicaciones diseñadas para una versión anterior de iOS podrían no aprovechar al máximo las optimizaciones de la última versión.