iPhone hecho en EE.UU., para complacer a Trump, no daría más empleo: MIT

El Massachusetts Institute of Technology analizó las opciones que tendría Apple para hacer el iPhone u otros dispositivos dentro de EE.UU. como lo han solicitado algunos candidatos en la precampaña electoral.

Una fábrica de Apple en EE.UU. para producir el iPhone u otros dispositivos traería muchos gastos y poco empleo, según reporte del MIT.

Apple

Si Apple hiciera el iPhone en EE.UU ¿cuánto costaría? Esa es la pregunta que se hizo el MIT (Massachusetts Institute of Technology) ante los comentarios de Donald Trump y Bernie Sanders durante la precampaña electoral, donde ambos aseguraban que, de llegar a dirigir el país, instarían a la empresa californiana a producir más dispositivos en casa.

La cuestión no es tan simple y existen dos escenarios. El primero, en el que Apple solo ensambla los equipos en EE.UU. y el segundo, en el que los componentes y todo el equipo se manufactura localmente.

El informe del MIT estima que ensamblar un iPhone puede costar entre US$4 y US$10 en la actualidad, aunque si se esa tarea se hiciera en EE.UU., el precio se elevaría hasta los US$30 o US$40. ¿El motivo? Los costos laborales son mayores y adicionalmente deben sumarse los costos de transporte y logística que surgirían a partir del envío de las piezas por separado y no del producto final.

En caso de que Apple lo hiciera de esta manera, no se conseguirían tampoco muchos nuevos empleos en EE.UU. debido a que al realizar el montaje de una línea de producción la compañía utilizaría las últimas tecnologías, se automatizarían la mayoría de los procesos con robots y se requeriría poco personal.

De ensamblar el iPhone 6S Plus en EE.UU. el precio del celular se dispararía - según los cálculos de los analistas del MIT - un 5 por ciento.

El MIT también estudió el segundo escenario, teniendo en consideración que en la fabricación de dispositivos como el iPhone, iPad y la Mac tienen 766 proveedores, incluyendo a 69 de EE.UU., aunque la mayoría de ellos están en China, Japón y Taiwán.

Dejando esto a un lado, por un momento podría pensarse que Apple podría instalar una fábrica de chips en EE.UU. Sin embargo, Alex King, director del Critical Materials Institute en el Laboratorio Ames, dijo en el estudio que estas fábricas se vuelven obsoletas al poco tiempo de construidas, debido a que cada nueva generación de procesadores requiere una tecnología diferente, por lo cual no sería algo muy beneficioso para la compañía.

Por su parte, Duane Boning, un ingeniero eléctrico del MIT, añadió como parte de la investigación que los puestos de trabajo generados en una planta de semiconductores tampoco son demasiados, sobre todo si se tiene en cuenta que habrá un gasto millonario en fábricas automatizadas que, además, no podrían contar con todos los elementos para generar las piezas que requiere un iPhone o cualquier otro dispositivo de Apple.

Lee aquí nuestra cobertura completa del WWDC 2016 con todos los anuncios de Apple

De acuerdo con el Laboratorio Ames, un iPhone posee 75 elementos de la tabla periódica, es decir, un tercio de ella. La mayoría de esos materiales no se encuentran en EE.UU. como el aluminio, que proviene de la bauxita, un mineral que no se encuentra en el país.

Con este escenario, el MIT concluye que en el mejor de los casos una línea de montaje con un sobreprecio en el coste final del equipo sería la opción más viable. Aunque terminarías pagando US$100 más por cualquier iPhone, y no habría un impacto significativo en el mercado laboral.

Close
Drag