CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

iPhone: el nacimiento, el hito y el futuro del teléfono que lo cambió todo

Fue el 9 de enero de 2007 cuando el iPhone vio la luz. Desde entonces, la industria cambió radicalmente. Aquí, una retrospectiva al pequeñín de 3.5 pulgadas.

Reproduciendo: Mira esto: Retro vistazo al primer iPhone de Apple
2:37

Pocas cosas en la vida cambian radicalmente la forma en la que millones de personas actúan, hablan, se comunican y hasta revolucionan la forma en que viven sus vidas. Si somos afortunados, una vida nos alcanza para ver un suceso de este tipo -- o tal vez dos, teniendo muchísima suerte.

En el caso de la industria móvil, esa revolución llegó en 2007, cuando un Steve Jobs jovial tras su regreso a Apple, dio a conocer el iPhone.

steve1.jpg
Photo courtesy of Apple

"Un iPod con controles táctiles, un teléfono revolucionario y un dispositivo de comunicación a Internet", anunció Jobs orgulloso, casi como el papá que presenta a su primogénito ante la sociedad por primera vez. "Vamos a reinventar el teléfono".

El teléfono que lo cambió todo se presentó el 9 de enero de 2007 en MacWorld, un evento que se celebraba anualmente y que a diferencia del producto que acogió, ya no existe.

Para el 2007, los teléfonos no eran como los conocemos actualmente y los fabricantes favoritos, tampoco. Los teléfonos parecían pequeños tabiques, con diminutas pantallas y una interfaz que nadie parecía interesado en mejorar. Las marcas más vendidas eran Nokia, Motorola y Sony Ericsson.

"El iPhone es un producto tan mágico como revolucionario que está, literalmente, cinco años adelantado a cualquier otro teléfono móvil", dijo Jobs en ese mismo evento que hoy cualquier nostálgico fanático de la marca puede revivir en YouTube.

Y vaya que tenía razón.

original-iphone-anniversary-09.jpg
Sarah Tew/CNET

El teléfono causó polémica y críticas de todo el mundo, desde los periodistas expertos en la industria, como los ejecutivos al frente de las fabricantes de los titanes de esa industria, como Microsoft o BlackBerry.

El teléfono costaba US$499 por 4GB de almacenamiento o US$599 por 8GB y sólo se vendía de la mano de una operadora, AT&T. Su pantalla era de 3.5 pulgadas, pesaba 135 gramos, tenía 320x480 de resolución, y su cámara era de 2 megapixeles.

"No hay ninguna oportunidad de que el iPhone obtenga una gran participación de mercado. De ninguna manera. Es un producto de US$500 subsidiado", dijo de forma burlona Steve Ballmer, el en ese entonces presidente ejecutivo de Microsoft.

Ballmer, ahora fuera de la silla de Microsoft, tenía razón -- y a la vez no. El teléfono era carísimo para esa época, pero hoy el iPhone tiene mucho más del porcentaje que Ballmer pronosticó para el celular y se han vendido más de 1,000 millones unidades, según cifras oficiales de Apple.

iphone-ventas-2007-2017.png

Las ventas del iPhone, desde 2007 hasta 2016

Statista

En retrospectiva, el iPhone no sólo cambió los teléfonos, sino nuestra vida misma -- desde cómo leemos, cómo jugamos, cómo hacemos pagos, cómo descubrimos, cómo hablamos y cómo nos informamos.

Pero el teléfono no lo hizo todo solo.

Unas semanas antes de comenzar las ventas del iPhone, Jobs dijo durante el WWDC de junio de 2007 que los desarrolladores podrían crear aplicaciones Web para el iPhone -- nadie lo sabía en ese entonces, pero estaba naciendo una de las tiendas de aplicaciones más exitosas y rentables.

Las aplicaciones Web no eran la solución para un dispositivo adelantado a su época y Apple corrigió el camino para en 2008 lanzar el iPhone SDK y abrir las puertas de la tienda de aplicaciones con 500 apps nativas; y no aplicaciones Web.

Sin el App Store, hoy con más de 2.2 millones de ofertas y haber pagado a desarrolladores US$20,000 millones, quizá el iPhone no se hubiera convertido en lo que hoy actualmente es, o quizá no hubiera llegado a los diez años de vida.

Después de tantos cambios en tamaño y materiales, con tantas mejoras debajo del bien diseñado chasis, el iPhone se sigue consagrando como uno de los mejores teléfonos año tras año, y Apple sigue concentrándose de la misma forma en crear un cuerpo uniforme de diseño envidiable y un sistema operativo que aprovecha todos los recursos de cada uno de sus componentes, siguiendo los lineamientos de su líder, a pesar de que él ya no está.

apple-original-iphone-6787.jpg
James Martin/CNET

El iPhone más reciente, el iPhone 7 Plus, es una bestia de poder que ni siquiera las computadoras de 2007 podían soñar. La pantalla es de 1080x1920 y 5.5 pulgadas, su almacenamiento llega a 256GB y su memoria RAM es de 3GB; la cámara es de 12 megapixeles y más allá de cargar el teléfono, el iPhone ya puede hacer casi cualquier tarea de forma inalámbrica.

Estos diez años han pasado como un pestañeo (aún recuerdo tener de regalo de cumpleaños el iPhone de primera generación por mis 17 años, y actualmente tengo el iPhone 7 Plus), y es agradable tener esta retrospectiva acerca de uno de los productos que más cambios ha dado a tantas industrias -- musical, de telefonía celular, aplicaciones, videojuegos, Internet, noticias, entre otras.

Con el iPhone, Apple sí se adelantó cinco años a sus competidores, pero actualmente la compañía enfrenta grandes amenazas como el hecho de haber registrado su primer año de caída de ventas. Sin embargo, la compañía sabe de retornos históricos. Parece ser que el iPhone de este año, el que celebre las diez primaveras de su lanzamiento, traerá de vuelta la era dorada de la marca de la manzana, algo tan necesitado por la compañía como por los consumidores que ya piden un cambio.

Felicidades, iPhone. Y que vengan más festejos.