El iPhone del futuro no será de aluminio, sino de fibra de vidrio

El analista Ming Chi-Kuo asegura que el iPhone 7 seguirá pareciéndose al iPhone 6S, pero que el gran cambio llegará en 2017.

El iPhone 7 podría ser idéntico al iPhone 6S, según un analista de KGI.

CNET

El iPhone que Apple lanzará en 2017 será totalmente distinto al dispositivo actual. Los cambios comenzarán en su carcasa, que dejará de ser aluminio para pasar a la fibra de vidrio, aunque habrá más modificaciones en su interior.

Al menos así lo asegura Ming Chi-Kuo, analista principal de KGI, quien ha acertado ya varios reportes relacionados con los lanzamientos de Apple, como el iPad Pro, y más recientemente el lanzamiento del iPhone SE y sus características.

En esta oportunidad Kuo dijo a 9to5mac que el iPhone 7 que Apple lance este otoño apenas tendrá cambios significativos con respecto al iPhone 6S, y que toda la innovación vendrá para el iPhone del 2017, que tendrá un chasis totalmente rediseñado. La decisión de cambiar el material exterior vendría porque una gran cantidad de fabricantes están apostando por el aluminio en sus dispositivos, incluyendo a Huawei o HTC, rivales importantes en el sector Android.

CNET en Español solicitó un comentario a Apple sobre este reporte; actualizaremos esta información en cuanto tengamos respuesta.

Kuo no dio mayores detalles sobre cómo será el diseño del teléfono de 2017. Ya en el pasado Apple ha utilizado la fibra de vidrio para sus dispositivos. Vale la pena recordar que el iPhone 4 y 4S, tenían una frontal y trasera elaborada en este material, aunque los bordes eran de aluminio.

Reportes recientes aseguran que Apple y Samsung cerraron un acuerdo de US$2,600 millones para que la empresa sudcoreana provea pantallas OLED para esta generación de iPhones a la que se refiere Kuo en su informe.

Todo parece indicar que en el lanzamiento otoñal de Apple no veremos teléfonos con diseños diferentes a los que tenemos ahora. ¿Comprarías otro iPhone con el mismo diseño del iPhone 6 y 6S?

Close
Drag