CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

El iPhone 8 tendrá sensor de huella en la propia pantalla: reporte

El informe también confirma que la pantalla cambiará su relación de aspecto pasando de 16:9 a 18.5:9 y tendrá sensores infrarrojos invisibles.

Este concepto del iPhone 8 podría acercarse mucho a los rumores conocidos hoy.

Gabor Balogh

Los rumores del iPhone 8 no paran, y en esta oportunidad llegan para corroborar un dato que se ha especulado hasta la saciedad: la pantalla del presunto nuevo dispositivo de Apple tendrá una nueva tecnología óptica que permitirá que el sensor de huella dactilar esté incorporado dentro del propio panel OLED.

Según Digitimes, que reporta datos de Economic Daily News, podremos despedirnos del botón de Inicio y del sensor de huella dactilar como lo conocemos hasta ahora.

El sitio chino toma como fuente a un portavoz anónimo de TSMC, una de las empresas más importantes en el desarrollo de semiconductores de ese país.

Adicionalmente, el reporte asegura que el nuevo iPhone vendrá con sensores de imagen infrarrojos invisibles para habilitar una nueva función de la cámara y aplicaciones de realidad virtual.

Se espera que el iPhone 8, el del décimo aniversario, tenga un panel de 5.8 pulgadas y que sea todo pantalla, incluso más que el Samsung Galaxy S8 o el LG G6, y aunque crecerá en pulgadas, se espera que el dispositivo no sea mucho mayor al iPhone 7, de 4.7 pulgadas, debido a que se quitarán todos los bordes.

Un detalle importante de este reporte es que la información habría sido dada a conocer por TSMC en una reunión interna, aunque los datos habrían saltado al sitio chino del cual reporta Digitimes. Esta empresa es la encargada de fabricar el chip A11 del próximo iPhone, por lo cual no es una idea alocada que tenga estos datos.

Y mientras tanto, los rumores del Galaxy S9 han comenzado a desatarse más rápido de lo que se esperaba, cuando el S8 apenas tiene unos meses en las tiendas y el Galaxy Note 8 está en teoría por entrar a la línea de producción, porque a todas luces llegaría igual que el nuevo iPhone en otoño.