CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

iPhone 6S: ¿será que su diseño vaticina el fin del botón de inicio?

Algunas mejoras en el nuevo teléfono de Apple sugieren cambios en el diseño que podrían llegar en las próximas generaciones. Y eso es algo bueno.

Móvil
Botón de inicio del iPhone: ¿tiene sus días contados? CNET

Cuando el cofundador de Apple, Steve Jobs, presentó el iPhone en 2007 hizo alarde de la elegancia de su diseño, sobre todo lo fácil que era navegar por el teléfono inteligente desde un único punto.

"Al frente, sólo hay un botón", dijo Jobs en ese entonces. "Lo llamamos el botón de inicio. Te lleva a casa desde donde te encuentres. Y eso es todo".

Eso fue un diseño radical, dado que en esa época los teléfonos más vendidos de Nokia y BlackBerry requerían pulsar un montón de botones y teclas. Ocho años y nueve generaciones del iPhone después, el redondito botón de inicio de Apple sigue siendo un punto focal para navegar por el smartphone de Apple y una característica de diseño que ha ayudado a la gigante de Cupertino, California, a destacarse de la competencia.

Pero el iPhone 6S de 4.7 pulgadas -- que saldrá a la venta el viernes junto a su hermano mayor, el iPhone 6S Plus -- puede marcar el principio del fin del botón de inicio. Algunas de las nuevas funciones del iPhone 6S, incluyendo la pantalla táctil sensible a la presión y la expansión del uso de la asistente virtual Siri, pueden haber sentando las bases para un cambio radical en el diseño, disminuyendo la necesidad de un botón de inicio físico.

Pero ¿por qué matar un rasgo tan distintivo? Por un lado, eliminar el botón de inicio daría más espacio en la pantalla para jugar, lo que a su vez permitiría poner una pantalla más grande en un cuerpo más pequeño. Eso se traduciría en un dispositivo que todavía se puede sostener y navegar con una sola mano, incluso si la pantalla se hace más grande.

Un iPhone sin botones también sería consistente con el diseño preferencial de Apple de un look súper limpio.

lg-g4-iphone-6-plus-1856-001.jpg
El iPhone 6 Plus (der.) y el LG G4 tienen una pantalla de 5.5 pulgadas, pero el G4 tiene un chasis más pequeño. Josh Miller/CNET

Eso no quiere decir que Apple eliminará por siempre el botón de inicio físico con el año próximo con el iPhone 7 -- o incluso modelos posteriores. La segunda fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo (después de Samsung Electronics) recibe un montón de reconocimiento por ese botón de inicio. Además, varias piezas tendrían que caer en su lugar antes de que Apple se aleje de un botón de inicio físico, incluyendo la integración del sensor de huellas dactilares en la pantalla y la decisión de crear una pantalla aún más grande.

A pesar de que el iPhone domina las ventas de teléfonos inteligentes de gama alta, Apple tiene que mantener a flote el interés de los consumidores. La compañía presentó este mes una nueva versión de su cajita de streaming Apple TV y una tableta iPad Pro más grande, pero el iPhone es la mina de oro, pues genera más de dos tercios de los ingresos de Apple. A partir de marzo, Apple había vendido unos 700 millones de iPhones y la eliminación del botón de inicio marcaría una gran transformación para un producto tan importante.

"Sin duda, sería un cambio radical a la forma en que lucen los iPhones", dijo Jan Dawson, analista de Jackdaw Research.

Una portavoz de Apple declinó hacer comentarios para este artículo.

Un botón sin botón

Apple ha hecho sólo algunos cambios de diseño en su nuevo iPhone. Los tamaños de pantalla para sus modelos regulares y Plus siguen siendo de 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas, respectivamente, y la forma y el peso son básicamente los mismos. Una adición notable en los modelos de este año es la función 3D Touch, una tecnología sensible a la presión que responde de manera diferente dependiendo de la cantidad de fuerza que se aplica a la pantalla.

"3D Touch es impresionante", dijo Avi Greengart, un analista que cubre tecnología para el consumidor en la firma de investigación Current Analysis. "Es un gran cambio en la interacción táctil, y acelera en gran medida las interacciones que de otra manera podrían requerir múltiples pasos".

3D Touch podría replicar algunas funciones del botón de inicio. James Martin/CNET

Al principio, parece un truco de magia: una pantalla que detecta la presión que estás ejerciendo y suavemente te toca de vuelta usando la llamada retroalimentación háptica, el término que describe la pequeña vibración que el dispositivo hace en respuesta. Es la misma tecnología que se encuentra en el Apple Watch (donde se llama Force Touch), y hasta cierto punto en los paneles táctiles de las nuevas portátiles MacBook de Apple, que utilizan la tecnología de retroalimentación háptica para simular la sensación de hacer clic sobre el trackpad.

Esta tecnología ha acabado por sentirse ordinaria, no extraordinaria. Y eso es por diseño. Tanto en el smartwatch como en las computadoras portátiles, es una manera de crear un punto de entrada al dispositivo. En los iPhone 6S, parece destinado a crear atajos útiles.

El Apple Watch utiliza esa tecnología para evitar la necesidad de botones adicionales. Las MacBooks de Apple utilizan Force Touch para eliminar el mecanismo de un clic físico. Lo mismo podría ser cierto para el iPhone y su botón de inicio.

¿Quién necesita un botón cuando tienes a Siri?

Siri, la asistente virtual de Apple, fue añadida al iPhone en 2011 en su modelo 4S, dando inicio a una tendencia que culminó con la creación de competidores como Cortana de Microsoft, Google Now de Google y Alexa, de Amazon. Pues ahora Apple está tratando de superar a sus rivales incluyendo una funcionalidad para que Siri esté siempre alerta. En lugar de tener que presionar el botón de inicio para activar a Siri, los usuarios de un iPhone solo tienen que decir "Hey, Siri" ("Oye, Siri", en español) para que la asistente haga una búsqueda, toque una canción o busque información del clima. (Esto ya funcionaba con iPhones anteriores, pero solo mientras se estaban cargando).

Además de poder operar sin que el usuario oprima un botón, Siri es ahora más eficiente para hacer cosas que de otra manera requerirían de varios clics, incluyendo fijar una alarma o un recordatorio. Esa es una función muy conveniente, sobre todo cuando estás manejando o cocinando.

"Con el tiempo, la interacción de los usuarios va a cambiar", dice Greengart. "Los consumidores podrían acostumbrarse a pedirle ayuda a Siri".

Jugando con el tamaño de la pantalla

Una de las razones más poderosas para eliminar el botón de inicio tiene que ver con el tamaño de la pantalla. Los iPhones actuales tienen pantallas más grandes que los modelos anteriores de 3.5 pulgadas y 4 pulgadas, pero también son más largos y más anchos que sus rivales. El Galaxy Note 5 de Samsung tiene pantallas de 5.7 pulgadas, en comparación con las 5.5 pulgadas de la pantalla de los modelos Plus de Apple. El G4 de LG tiene la misma pantalla de 5.5 pulgadas, pero en un cuerpo más pequeño gracias a su marco delgado.

El iPhone 6S, por su parte, tiene una pantalla de 4.7 pulgadas. Pero teléfonos rivales con un cuerpo similar, como el Nexus 5 de Google, se las han arreglado para meter una pantalla de 5 pulgadas.

Un iPhone 7 más pequeño, que quepa mejor en el bolsillo y con una pantalla del mismo tamaño podría ser una muy buena manera de venderse y atraer la atención de los clientes, sobre todo ahora que Apple continúa luchando para evitar que los clientes se vayan hacia los teléfonos de Samsung y LG, así como de compañías más pequeñas como Motorola y la china Xiaomi.

El futuro de Touch ID

La razón más contundente para mantener el botón de inicio del iPhone es Touch ID, el sensor de huellas dactilares que Apple presentó primero con el iPhone 5S en 2013 para evitar el tener que escribir una contraseña. El Touch ID se ubica justamente en el botón de inicio.

El sensor Touch ID se halla en el botón de inicio -- por ahora. Josh Miller/CNET

Pero eso sería una limitante solo temporal. En febrero Apple presentó una patente para mover el sensor de huellas dactilares en la parte baja de la pantalla, eliminando así la necesidad de un botón físico de inicio. La firma Synaptics, que fabrica sensores dactilares para compañías como Samsung (pero no para Apple), también está trabajando en poner el sensor por debajo de la pantalla misma.

En una entrevista el año pasado, el presidente ejecutivo de Synaptics, Rick Bergman, dijo que colocar el sensor de huellas por debajo de la pantalla es el "Santo Grial" de los sensores dactilares pero que eso es complicado pues el vidrio tiende a oscurecer el escaneo. Incluso sugirió que esa tecnología podía estar todavía a años de distancia.

Pero esa podría no ser la razón principal por la que el botón de inicio siga ahí. La razón puede ser simplemente que todavía no es posible pasar por alto la funcionalidad de que éste pueda ser embalado en ese pequeño círculo redondo: es versátil y te permite salir de una aplicación, iniciar Siri, abrir otras aplicaciones y desbloquear el teléfono con el toque de tu dedo.

También es algo familiar y cómodo para los usuarios. Nadie se queja del botón de inicio.

"Uno realmente no se puede perder, pues el botón de inicio siempre está ahí para que puedas salir de donde estás y reorientar tu camino", dijo Greengart.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO