Confirmado: el iPhone 6S y 6S Plus tienen 2GB en RAM

iFixit destazó las dos nuevas joyas de Apple y descubrieron qué tan sencillo es repararlos; pero aún más importante, descubrieron la cantidad de memoria RAM de los teléfonos.

El iPhone 6S es relativamente fácil de reparar, dice iFixit iFixit

Los chicos de iFixit ya tuvieron en sus manos el nuevo iPhone 6S de Apple, y en lugar de ponerle una funda y cuidarlo como la flamante pieza de tecnología que es, decidieron sacar las herramientas y abrirlo para conocer sus componentes y determinar lo fácil --o difícil-- que es reparar el teléfono.

iFixit descubrió también uno de los secretos mejor escondidos de Apple: la cantidad de memoria RAM en los dos nuevos iPhones. Según los descubrimientos, ambos teléfonos tienen 2GB en RAM, un aumento del raquítico gigabyte que tenían los modelos anteriores. Era importante que Apple aumentara la cantidad de memoria RAM en sus dispositivos, pues sus competidores ya colocan 3 e incluso 4GB en la RAM de sus teléfonos.

El sitio "destripador" también ya tuvo el iPhone 6S Plus que, junto con su versión de 4.7 pulgadas, recibió la misma calificación de 7 sobre 10, lo que significa que son relativamente sencillos de reparar (10 es la calificación más alta que da iFixit para los dispositivos extremadamente fáciles de reparar).

iFixit dice que el iPhone 6S se asemeja bastante en el exterior a su predecesor de 2014, sin embargo también hay varios cambios debajo del capo: el procesador A9 con el coprocesador M9 dentro del mismo cuerpo, cámara de 12 megapixeles con soporte de 4K, aluminio Serie 7000 y vidrio Ion-X, además del Taptic Engine que da vida a 3D Touch.

3D Touch es exactamente lo mismo que Force Touch en el Apple Watch. Esta tecnología da a la pantalla la capacidad de detectar la fuerza o presión ejercida sobre la misma y realizar o desplegar tareas y menús dependiendo la fuerza.

En cuanto a la facilidad de reparar el iPhone, iFixit dice que la pantalla sigue siendo lo primero que se remueve del cuerpo del teléfono -- algo que facilita la tarea de reparar una de las partes que más rápido se daña del iPhone. La batería, si bien está ajustada al cuerpo y tiene tornillos especiales, removerla no es tan difícil. Por último, el sensor Touch ID sigue siendo una de las partes más complicadas para remover y reparar, pues está sujeto a la tarjeta madre.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO