CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

El iPhone 11 se salva: EE.UU. retrasa aranceles a electrónicos importados

Las acciones de Apple se dispararon la mañana del 13 de agosto tras darse a conocer la noticia.

El iPhone se salva de aranceles… al menos por ahora.

Angela Lang/CNET

Apple —y sus usuarios— pueden estar tranquilos: el iPhone 11 no se verá afectado por los aranceles de EE.UU. a importaciones chinas. 

El martes 13 de agosto un representante de la Cámara de Comercio de EE.UU. dijo que una amplia variedad de productos importados desde China no serán sancionados con impuestos por "razones de seguridad nacional, seguridad y salud, entre otros factores", de acuerdo con CNBC. Algunos productos, como electrónicos, sí lo harán, pero hasta el 15 de diciembre. 

Los teléfonos celulares, consolas de videojuegos, monitores, ropa, calzado y algunos juguetes sí pagarán aranceles, pero eso ocurrirá hasta fines de año, evitando dar un duro golpe a Apple que supuestamente venderá al menos un trío de nuevos celulares en septiembre, además de nuevas computadoras y tabletas en octubre. 

La administración del presidente Donald Trump amenazó hace unos meses con imponer nuevos aranceles de hasta un 10 por ciento sobre productos que no tenían este tipo de tarifas provenientes de China. 

Apple, al ensamblar casi todos sus productos en Asia, sería de las principales firmas estadounidenses afectadas. La firma tecnológica incluso envió una carta al gobierno de Trump para pedir reconsiderar los aranceles, sugiriendo que Apple se vería afectada y sus rivales chinos, beneficiados. En las semanas siguientes, Trump dijo que no habría exenciones para Apple.

Si el iPhone se viera golpeado por estos aranceles, Apple tendría que subir los precios a sus productos, de acuerdo con analistas. A pesar de que Apple se embolsa más de la mitad por cada iPhone vendido, los usuarios serían los que acaben por sufrir las consecuencias (debido al aumento de precios consiguiente). 

Ante el peligro de estos aranceles, Apple ya ha estudiado junto a sus aliadas fabricantes como Foxconn y Pegatron la posibilidad de fabricar los teléfonos a venderse en EE.UU. fuera de China y así evitar las nuevas tarifas. India, en donde ya se producen unidades del iPhone SE, sería una posibilidad. México, Vietnam e Indonesia suenan como opciones

Apple no ha dado comentarios al respecto. 

Reproduciendo: Mira esto: iPad plegable llegará en 2021, según rumores
6:51