CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Computadoras portátiles

El Intel Core i9-9980HK encabeza la novena generación

Ahora es un buen momento para empezar a buscar ofertas en equipos con procesadores de octava generación.

asus-rog-mothership

La Asus ROG Mothership GZ700GX convertible y su alter, el ROG G703, están entre las primeras en traer el procesador Core i9-9980HK.

Mark Licea/CNET

Intel lanzó sus CPU de escritorio de novena generación (conocidos como el nuevo Coffee Lake) en octubre de 2018 con su oferta más poderosa y, fiel a su costumbre, ahora nos golpea con sus análogos móviles, los procesadores Core i9, i7 e i5 de la serie H, así como los rezagados —los 18 de ellos— de las versiones de escritorio.

El lanzamiento de la octava generación de Coffee Lake fue más notable, con procesadores de seis y ocho núcleos después de años de arduo trabajo junto con dos o cuatro núcleos. El nuevo procesador móvil de primer orden, el Core i9-9980HK, probablemente sea el mejor recibidio. Quizá pronto veamos los monstruos portátiles, como el Alienware Area-51m, que utiliza el procesador de escritorio i9-9900K —el cual chupa mucha energía para una laptop—, cambiarlo para que deje de necesitar dos conexiones de alimentación eléctrica. Si bien el Asus ROG Mothership GZ700GX y su hermano, el ROG G703, usan el i9-9980K y aún necesitan duplicar la energía, así que quizá no.

Nuevos procesadores móviles de novena generación


Clock Base Boost clock Núcleos/hilos Caché
i9-9980HK 2.4 5.0 8/16 16MB
i9-9980H 2.3 4.8 8/16 16MB
i7-9850H 2.6 4.6 6/12 12MB
i7-9750H 2.6 4.5 6/12 12MB
i5-9400H 2.5 4.3 4/8 8MB
i5-9300H 2.4 4.1 4/8 8MB

Para la novena generación, muchos de estos son mejorías menores sobre sus predecesores, aunque no todos en el mismo sentido. Por ejemplo, el i7-9750H móvil tiene un boost clock ligeramente más rápido de 4.5GHz a 4.3GHz en comparación con el i7-8750H, más 3MB extra de caché, en tanto que el i5-9400H solo recibe una pequeña mejora de 0.1MHz en el boost clock.

Sin embargo, el conjunto de chips de soporte para los procesadores móviles de novena generación ofrece soporte para Wi-Fi 6 AX200, Intel Optane H10 (que puede integrar el caché de almacenamiento con el SSD) y 128 GB de RAM.

Ten en cuenta que estos son los procesadores de gama alta, diseñados para computadoras portátiles más grandes, no los procesadores de las series Y y U que funcionan con computadoras portátiles delgadas o livianas, como las ultraportátiles. Por lo general, esos se presentan a finales de agosto, a tiempo para que pongas pequeñas y elegantes notebooks en la lista de compras navideñas.

Empero, estos nuevos procesadores estarán en todos lados para finales de mayo, si no es que antes. Intel y Nvidia anunciaron simultáneamente sus más nuevas partes móviles , garantizando una avalancha de actualizaciones en los sistemas de videojuegos. Asus, Razer y Lenovo fueron solo una fracción de los fabricantes de notebook para videojuegos que anunciaron sus planes por adelantado.

A pesar de los pequeños avances de la novena generación, así como su cierta ubicuidad, quizá puedas conseguir una computadora portátil de octava generación más antigua a la venta, de cualquier fabricante importante, en los próximos meses. No tendrán, sin embargo, la última generación de gráficos de Nvidia —nadie va a poner un nuevo GPU con un CPU antiguo, aunque sea un problema de marketing y no tecnológico— y eso es algo que podrías extrañar.

Al igual que con los procesadores móviles, lo más interesante de los CPU de escritorio es la llegada de las variantes i9-9900 de ocho núcleos /16 hilos en versiones bloqueadas de menor potencia —es decir, diseñadas para equipos de escritorio compactos y todo-en-uno (i9-9900T) o computadoras de escritorios para creación de contenido que no requieren la flexibilidad térmica para usar un i9-9900K de máximo desempeño (el i9-9900) y que puedan ser, por tanto, más pequeños sin sacrificar el impulso máximo de 5GHz.